miércoles, 3 de septiembre de 2008

La autoridad como verdad

Brain Droppings (1997)«Cuanto más empieces a investigar en lo que creemos que entendemos, de dónde venimos, en lo que pensamos que hacemos, más empezarás a ver que nos han mentido. Nos han mentido en todas las instituciones.

¿Qué te hace pensar que la institución religiosa es la única que nunca lo hizo?

Las instituciones religiosas de este mundo están también en el fondo de esta mugre. Las instituciones religiosas son obra de los hombres. Las instituciones religiosas de este mundo fueron puestas allí por la misma gente que te dio tu gobierno, tu educación corrupta, que preparó las tarjetas bancarias internacionales.

Porque a nuestros dueños les importas un bledo tú o tu familia. Lo único que les interesa es lo que siempre les ha interesado, que es controlar todo este maldito mundo.

Fuimos desviados de la presencia real y divina en el universo que los hombres llaman Dios.

No sé lo que es Dios, pero sí sé lo que no es. Y a menos que estés preparado para mirar la verdad completa, donde sea que ésta te lleve y sea quien sea el que te guíe, si quieres mirar para otro lado o si quieres ser parcial, entonces, en algún momento vas a tener que darte cuenta de que estás lidiando con la justicia divina.

Cuanto más te educas y cuanto más estudias sobre el origen de las cosas, éstas se vuelven más obvias y empiezas a ver mentiras por todos lados.

Tienes que saber la verdad, buscar la verdad y la verdad te liberará.

Debe parecerles difícil a quienes han aceptado la autoridad como la verdad, en lugar de la verdad como autoridad (G. Massey. Egiptólogo).

Porque les tengo que decir la verdad, amigos, tengo que decirles la verdad.

Cuando se trata de tonterías, enormes tonterías, con letras mayúsculas y reclamos exagerado, tienes que sorprenderte del campeón de todos los tiempos, lleno de falsas promesas y reclamos exagerados: ¡la religión!

Piénsalo. La religión ha convencido a la gente de que hay un hombre invisible, que vive en el cielo y que ve todo lo que haces, cada minuto de cada día. Y el hombre invisible tiene una lista especial de diez cosas que no quiere que hagas. Y si haces una de esas diez cosas tiene un lugar especial lleno de fuego y humo, incendios, torturas, angustia... donde te mandará a vivir y sufrir y abrasarte y ahogarte y gritar y llorar para siempre ¡hasta el fin sin fin de los tiempos!

¡Pero Él te ama! (risas)

Te ama. Te ama y ¡necesita tu dinero!. El siempre necesita dinero. El, tan poderoso, tan perfecto que todo lo sabe, de alguna manera no sabe cómo gestionar el dinero. La religión se lleva billones de dólares, no paga impuestos y siempre necesita un poco más.

Ahora vamos a ver una buena historia de farsas... ¡caray!».

Brain Droppings (1997)
[Extracto del libro escrito por George Carlin]

Enlace permanente

PensadorGeorgeCarlin

······Entradas relacionadas:


0 comentarios: