viernes, 19 de septiembre de 2008

La estupidez humana: la más mortal arma terrestre

Hombre mirando al sudeste«Es información [...] sobre la más mortal arma terrestre. Nosotros sabemos que hacer frente a las otras armas que tienen ustedes, pero esta todavía nos preocupa, nos desconcierta [...] la estupidez, la estupidez humana.
[...]
Usted también es un buen tipo, pero uno infeliz, y lo que más me preocupa es que creo que lo sabe y no le importa. ¿Por qué los seres humanos parecen resignarse a tantas cosas que los están destruyendo? ¿Y por qué hacen tan poco por modificar esas cosas? ¿Se están suicidando por estúpidos o están pagando culpas?
[...]
La naturaleza sólo permite un desarrollo muy lento. Favorece más fácilmente un cambio de especie que un cambio de conciencia. Yo soy más racional que ustedes. Respondo racionalmente a los estímulos; si alguien sufre, lo consuelo, alguien me pide ayuda, se la doy. ¿Por qué entonces usted cree que estoy loco? Si alguien me mira, lo miro, alguien me habla, lo escucho. Ustedes se han ido volviendo locos de a poco por no reconocer esos estímulos. Simplemente por haber ido ignorándolos. Alguien se muere y ustedes lo dejan morir. Alguien pide ayuda y ustedes miran para otro lado. Alguien tiene hambre y ustedes dilapidan lo que tiene. Alguien se muere de tristeza y ustedes lo encierran para no verlo. Alguien que sistemáticamente adopta esas conductas, que camina entre las víctimas como si no estuvieran, podrá vestirse bien, podrá pagar sus impuestos, ir a misa, pero no me va a negar que está enfermo. Su realidad es espantosa doctor. ¿Por qué no dejan de una buena vez la hipocresía y buscan la locura de este lado? Y se dejan de perseguir a los tristes, a los pobres de espíritu, a los que no compran porque no quieren o porque no pueden, toda esa mierda que usted me vendería de muy buena gana. Si pudiera, claro».

Hombre mirando al sudeste (1986)
[Extracto de la película]

Enlace permanente

······Entradas relacionadas:


1 comentarios:

manuel dijo...

Es una extraordinaria pelicula que con un exiguo presupuesto,al reves de los del Norte, nos hace reflexionar acerca del delicado papel que debiera jugar nuestra especie en el planeta.Creo que se confirma que el alejamiento del hombre de la Naturaleza es la principal causa de la demencia masiva de esta sociedad.Las dudas de Rantes son las de un niño ingenuo que no logra entender la estupidez humana.