jueves, 6 de noviembre de 2008

Llevar una vida normal no es tan fácil

Trainspotting (1996)«Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas, elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige el bricolaje y preguntarte quien coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver teleconcursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida. ¿Pero por qué iba yo a querer hacer algo así?. Yo elegí no elegir la vida. Yo elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?».

Trainspotting (1996)
[Extracto de la película]

Enlace permanente

······Entradas relacionadas:


1 comentarios:

Angol Malalcahuello dijo...

La encuentro Notable. Efectivamente, nos dicen que debemos elegir por la vida, pero no nos ofrecen una vida distinta de la que describe el personaje de la película, en tal sentido, cada uno es libre de elegir el camino que desee, ya que cada uno le da valor a las cosas. Es lo mismo para los delincuentes comunes, que son criticados y demonizados pero nadie responde "por la vida" que les tocó vivir y de las posibilidades que les damos. Ellos, al igual que los drogadictos, han escogido SU CAMINO haciendo uso del derecho a elegir que tienen, tal como lo haría alguien que escoge qué acciones comprar en la bolsa y tal como nos lo dice este sistema de mierda en que vivimos, que nos dice a cada rato QUE SOMOS LIBRES para comprar, para escoger la ropa, para escoger el color de tu camisa, para escoger la micro, para votar por alguien igual pero que se viste distinto a los que gobiernan, en fin..., no es distinto. Entre ganar el sueldo mínimo trabajando como buey y ganar 500.000 semanales como burrero de traficantes, monreros, asaltantes, etc, ellos escogen lo último ya que las alternativas y perspectivas futuras que tienen no son las mismas que las nuestras.
Si el sistema a cada rato te dice que la libertad es lo más improtante, la droga está dentro de las opciones, nadie puede criticar aquello. Asimismo, el aborto es una opción de libertad que debieran tener las mujeres de decidir sobre la maternidad.