lunes, 17 de noviembre de 2008

Los privilegios más valiosos que da el dinero no son los evidentes

Bayo"En muchos países como en el que vivo, en donde ser pensador no es muy común, el dinero les da a las personas privilegios evidentes, como lo son la tranquilidad, la comodidad y la seguridad, sin embargo, también les da otros privilegios menos evidentes (encubiertos).

Estos últimos privilegios me provocan un gran interés, ya que quien los posea tiene el poder casi incuestionable de mantenerlos y de influir con sus ideas en el resto de los individuos. Por eso, a continuación voy a nombrar y describir los 3 privilegios encubiertos que más me llaman la atención:

- Credibilidad: Las personas con más dinero son más creíbles que las que tienen menos.

Descripción: Es como si las ideas adquieren mayor relevancia cuando las dice una persona con más dinero. Esto se puede notar con mucha claridad en la política, ya que casi todos los políticos de mi país tienen mucho dinero, tanto por haberlo heredado como por haberlo ganado. Además, como decía en la introducción, ellos tienen el poder de influir en los individuos, por lo tanto, siguen y siguen siendo elegidos a pesar de no representar a la mayoría de las personas (la mayoría de las personas son de clase media y no de alta como ellos).

- Importancia: Las personas con más dinero son más importantes que las que tienen menos.

Descripción: La constitución dice que todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos, sin embargo las personas con mayor dinero son tratadas de mejor forma en relación a las que tienen menos. En cierto sentido, este hecho es bastante evidente y aceptado, sin embargo, hay casos que no se deberían tolerar ya que se destruyen los cimientos mismos de la sociedad. Por ejemplo, la nefasta diferencia entre ricos y pobres que remarcan los medios de comunicación cada vez que tratan una noticia en donde queda más que claro la cantidad de dinero que tiene víctima.

- Impunidad: Las personas con más dinero son más impunes que las que tienen menos.

Descripción: No cabe duda que por el impacto y la forma que tienen, los delitos más castigados, penal y socialmente, son los que se cometen con violencia, sin embargo, existen otros delitos que a veces son más graves, pero que, por ser cometidos por personas con mucho dinero, no se castigan y no son mal vistos. Por ejemplo, el crimen que comete un delincuente que roba joyas o dinero es considerado muy grave, pero el crimen que comete un empresario que no paga impuestos, muchas veces no se considera ni delito. Esto para mi es una aberración, ya que el primero afecta a unas pocas personas, sin embargo, el segundo afecta a muchas personas y, en algunos casos, a todas las personas que componen su patria.

En fin, estos privilegios que da, mágicamente, el dinero, sólo funcionan en ambientes creados para que su exisentecia sea vital (en donde hasta para tener un mínimo de dignidad hay que pagar). Sin embargo, el dinero puede darle a los seres humanos una vida llena de privilegios, pero no le asegura el más importante: la felicidad".

Bayo

Enlace permanente

······Entradas relacionadas:


3 comentarios:

Angol Malalcahuello dijo...

Bayo, concuerdo con tu análisis.
Te falto uno quizas, el que tiene que ver con la relación de los medios (la TV especialmente) con la gente de + dinero. La TV levanta imágenes de la gente Rica que nada tiene que ver con la realidad.

MONSTER CELL dijo...

se agradece que hayan blogs de reflexión. sin embargo, no concuerdo con lo expuesto. la prensa se ha encargado de restar crediblidad a todo aquel que esté vinculado de alguna forma a las esferas de poder - y por el contrario, presisamente los políticos y la política en general, lamentablemente han sido muchas veces despretigiados-. así, más que la credibilidad, es la desconfianza la que impera en torno a los adinerados. en cuanto a la importancia, la igualdad en dignidad y derechos no dice relación con el trato preferente que algunas personas les puedan dar atendidas sus credenciales economicas, con tal de hacerse gratos a sus ojos. tal vez si la impunidad en algo la concedo, pero no debemos olvidar que nuestros amigos de la prensa tienen como su lugar más común desnudar las falencias de los mas influyentes - y por supuesto lucirse como "paladines" de la justicia social-, por lo que socialmente sí son más cuestionados y publicitados sus ilícitos que los de cualquier hijo de vecino.

Maravedí dijo...

Además se es racista con los inmigrantes que no tienen dinero. El racismo llega al extremo de manifestarse para que los inmigrantes no acudan a una cierta escuela, pero eso sería inpensable si ese mismo inmigrante fuera hijo de un jeque árabe, por ejemplo.