martes, 23 de diciembre de 2008

No se puede convencer de nada a un creyente

Carl Sagan"No se puede convencer de nada a un creyente, pues su creencia no se basa en la evidencia, sino en una profunda necesidad de creer".

Carl Sagan
[Frase célebre]

Enlace permanente

PensadorCarlSagan

······Entradas relacionadas:


5 comentarios:

Justo S. dijo...

Desde mi experiencia personal, y después de innumerables discusiones con personas que se dicen creyentes, he llegado a la conclusión de que la mayoría de ellas no creen, realmente, en esos mitos que defienden; por razones que yo no comprendo, quieren a toda costa creer en esos mitos, se aferran a ellos, se cierran en un búnker mental e intentan hacerse inmunes a toda crítica racional que pudiera hacerlos vacilar en su fe.

Ser Pensador dijo...

Hola Justo:

Muchas gracias por tu comentario. Me parece que es clave en cuanto a la búsqueda de la verdad.

Las religiones deberían tener en cuenta el “búnker mental” que tienen los creyentes, con el fin de acercarse más a la verdad. Sin embargo, insisten en mantener sus dogmas pese a que muchas veces tienen un origen evidentemente inverosímil. Por ejemplo, la iglesia católica debería ocupar toda la información que dispone (libros censurados) y la que va descubriendo (nuevos evangelios) en descubrir su verdad. Al fin y al cabo, las creyentes no van a dejar de creer (debido al “búnker mental”). Así, las civilizaciones futuras dispondrían de religiones más reales en cuanto a su historia y más adaptadas a las necesidades que van surgiendo.

Saludos.

Bayo

Uma dijo...

Porque son tan necesarias e importantes las religiones??

Se, que para cada uno es muy importante y valioso su pensamiento y creencia, pero no entiendo porque la humanidad necesita tanto de las religiones y creencia para vivir, porque este búker mental????

Muchas gracias por ser pensador, me encanta!!

Un saludo

tassadar dijo...

Un creyente no cambiará su postura debido a que perdería su razón de ser, la religión le entrega herramientas cómodas para entender el mundo, y al refutar eso se sentirían desvalidos.

C.C.U. dijo...

Filosóficamente, la religión puede ser un estilo de vida, un camino hacia la plenitud, una plenitud que inicia desde el mismo instante que se cobra conciencia de la misma.
En su ensayo Del imperio romano, José Ortega y Gasset escribe «Cuando el hombre cree en algo, cuando algo le es incuestionable realidad, se hace religioso de ello. Religio no viene, como suele decirse, de religare, de estar atado el hombre a Dios. Como tantas veces, es el adjetivo quien nos conserva la significación original del sustantivo, y religiosus quería decir “escrupuloso”; por tanto, el que no se comporta a la ligera, sino cuidadosamente. Lo contrario de religión es negligencia, descuido, desentenderse, abandonarse. Frente a relego está nec-lego; religente (religiosus) se opone a negligente.
Watts en Esto es Eso: La inteligencia que en cierto sentido es la duda sistémica, no puede ir muy lejos sin abrazar su polo opuesto: la fe instintiva. Mientras la inteligencia y la fe se excluyan mutuamente, existirá una contradicción imposible, dado que en la medida que la inteligencia es duda sistemática, no puede confiar en si misma.