martes, 13 de enero de 2009

La competencia es el credo del esclavo

Cómo ser libre (2008)«Los edificantes ejemplos antes citados demuestran que no sólo existe un camino a seguir en la vida, el del trabajo, las deudas y el sufrimiento. Ese puede que sea el que nos enseñan en los colegios y en los medios de comunicación, pero hay un millón de alternativas ahí afuera, cada una de ellas más divertida que la que nos han propuesto, basadas todas en ayudar y compartir más que en competir. "Se aproxima un mundo mejor, ¿no puedes verlo? –cantaba Woody Guthrie- en el que todos estamos unidos y todos seremos libres".

Es enormemente placentero poder trabajar en comunidad. Cuanto más ayudas a los demás, mayor es la probabilidad de que ellos hagan lo mismo por ti y así sucesivamente en un círculo de amistad. En realidad el sistema de esclavitud asalariada a jornada completa actúa directamente en contraposición a cualquier idea de cooperación, en parte porque nos quita mucho de nuestro tiempo. Cuando llegamos a casa de trabajar lo último que queremos es ir a una reunión de la Sociedad de Conservación del Ayuntamiento o ir a dar de comer al perro del vecino. Así que, en lugar de eso, encendemos la televisión y dejamos que nos den publicidad durante varias horas seguidas. Lo llamamos relajación. Contra la idea de vecindad se ha luchado durante quinientos años. Pero verdaderamente puede considerarse que ha sido un absoluto fracaso porque nos ha puesto a todos a mordernos en el cuello unos a otros. La competencia es el credo del esclavo. Pensamos que si vencemos al otro conseguiremos ascender, pero, de hecho, nos estamos rebajando al nivel del esclavo. Ser competitivo es síntoma de sumisión puesto que, en realidad, sólo estamos haciendo realidad los deseos del amo. Es hora de volver a la cooperación, a la vecindad, a las fiestas de dos semanas de duración y a regalar las cosas».

Cómo ser libre (2008)
[Extracto del libro escrito por Tom Hodgkinson]

Enlace permanente

PensadorTomHodgkinson

······Entradas relacionadas:


0 comentarios: