sábado, 28 de febrero de 2009

La televisión mata la imaginación de los niños

Charlie and the chocolate factory (2005)«La cosa más importante que aprendimos en cuanto a niños respecta.
Es nunca, nunca dejarlos cerca de un televisor.
O mejor aún, ni siquiera instalar esa cosa idiotizante.

Pudre los sentidos en la cabeza.
Mata a la imaginación.
Atasca y desordena la mente.

Deja a los chicos tan burros y ciegos.
¡Tan burros y ciegos!
¡Tan burros y ciegos!

El ya no puede entender un cuento de hadas en una tierra de hadas.
¡En una tierra de hadas!
¡En una tierra de hadas!

Su cerebro se vuelve tan blando como un queso.
Su poder de pensamiento se oxida y congela.
No puede pensar, sólo ve».

Charlie and the chocolate factory (2005)
[Extracto de la película]

Enlace permanente

······Entradas relacionadas:


7 comentarios:

asimov dijo...

A pesar de todo, en los paises occidentales hay más televisiones que personas!!!.

salu2.

P.d: Este año aparecerá ENTETANIMIENTO-2?

Bayo dijo...

Hola Asimov:

Tu afirmación me parece un poco exagerada, aunque, en una de esas, puede ser cierta. Sin embargo, quiero agregar, también, lo siguiente: los televisores son cada vez más grandes, lo que me lleva a pensar en que lo que plantea Ray Bradbury en su libro "Farenheit 451" se está haciendo realidad (básicamente, una sociedad con personas que no piensan).

¿Entetamiento 2? Espero que salga, pero no he encontrado nada al respecto.

Saludos.

Bayo

It / Señor de Xibalba dijo...

¿Personas que no piensan? creo que eso ocurrió hace mucho tiempo y no precisamente por la TV.

En todo caso, es oportuno llamar la atención que, como todo, sacar conclusiones de una generalización es inoportuno ya que en cada caso concreto existen distinta situaciones que lo hacen único.

Saludos.

Bayo dijo...

Hola It / Señor de Xibalba:

Las personas que no piensan son, para mi, personas que actúan como si fueran parte de un “rebaño”. La televisión puede ser una herramienta muy eficaz según el uso que se le dé y tengo la percepción que la televisión actual se utiliza para mantener al “rebaño” contento, en vez de buscar que cada persona tenga su propio pensamiento, provocando injusticias (el que tiene el poder hace siempre lo correcto), fomentando falsos objetivos de vida (consumir hace la felicidad), estimulando la aceptación de la creencia organizada predominante (a pesar de ser totalmente incoherente), etc. Por lo tanto, pienso que la existencia de la televisión sólo se justifica si con ella se busca el bien común.

En cuanto a tu segundo párrafo no entendí a que te refieres.

Saludos.

Bayo

It / Señor de Xibalba dijo...

Me refiero a que concluir que la TV mata la imaginación de los niños, sin más, es apresurado. No es posible generalizar dicha consecuencia sin tomar en cuenta todos los aspectos que influyen. Para muestra, la TV viene influyendo en niños desde hace varias décadas pero establecer hasta que punto ha afectado la imaginación del niño es sumamente complicado -incluso saber si es así-. Tomemos en cuenta que no por estar afectos a la TV se han desarrollado menos inventos o investigaciones, obras de arte, obras literarias, etcétera y que finalmente, constituyen en muchos de los casos, el reflejo de la imaginación que desde niños se ha venido ejercitando.

Espero haber aclarado el punto, saludos.

Naia dijo...

Una pregunta: ¿es lo mismo hablar de ver la televisión que hablar de ver películas y series concretas adecuadas a su edad?
Tengo tres hijos de 9, 7 y 3 años que nunca han visto la televisión. En cambio los fines de semana y en vacaciones vemos películas o series. ¿Qué opináis?

Bayo dijo...

Hola Naia:

Pienso que a la televisión no hay que darle mayor importancia y tiempo, no más que a la lectura, la conversación y la reflexión. Al igual que cada una de estas actividades, la televisión que elijamos ver, debe entretenernos y aportarnos ideas para crecer como personas y sociedad.

Saludos.

Bayo