martes, 3 de marzo de 2009

Ejercer la libertad más allá de lo considerado normal provoca malestar social

No te laves las manos, Flanagan (2006)«Nos atacan porque nosotros representamos a un pueblo libre. Tenemos nuestras propias leyes y una vida hecha a nuestra medida, y eso es algo que no nos puede perdonar la gente que se siente bajo leyes ajenas y que vive una vida que le viene ancha o estrecha. Hay mucha gente así. Y esa gente tiene envidia de los que estamos orgullosos de nuestra forma de vivir. Y la envidia genera odio. La libertad siempre ha dado miedo al papanatas que necesita un manual de instrucciones hasta para ir a mear. La libertad siempre ha dado miedo a ese tipo inseguro que cree que "distinto" es sinónimo de "malo" y que siempre ve un posible enemigo en quien se comporta de forma diferente a la suya. Entre los gitanos puede haber delincuentes, claro que sí, como entre los negros, los amarillos, los esquimales y los blancos, sobre todo entre los blancos. Pero a nosotros no nos atacan sólo por eso: nos atacan sobre todo porque somos distintos, porque queremos ser distintos, porque estamos orgullosos de ser distintos».

No te laves las manos, Flanagan (2006)
[Extracto del libro escrito por Andreu Martín y Jaume Ribera]

Enlace permanente

PensadorAndreuMartin

PensadorJaumeRibera

······Entradas relacionadas:


0 comentarios: