lunes, 30 de marzo de 2009

La hora de avalar el sistema

Bayo"Este fin de semana ocurrió un hecho que me dejó bastante turbado. El día 28 de marzo se realizó el evento global La hora del planeta, iniciativa que tuvo por objetivo principal exigirle a los líderes políticos un rol más activo contra el cambio climático.

Desde el principio, desde que me enteré de la existencia de este evento, advertí su inutilidad. Esto, no porque sus organizadores fueran incompetentes o su objetivo insensato, sino por el tipo apoyo con que contaba (por lo menos en mi país): grandes empresas, tales como Entel y Ripley. En consecuencia, como suele suceder con cualquier campaña respalda por una gran empresa o multinacional, al evento le fue muy bien y tuvo muchos seguidores a nivel mundial.

Ahora bien, no hay que pensar mucho tiempo para concluir que los problemas ambientales señalados en el evento se deben al estilo de vida actual (consumista, competitivo, etc.), y es ese mismo estilo de vida el que ha llevado a las empresas de hoy a ser, o a tener la posibilidad de ser, gigantes capaces de interferir en la economía y en la política de cualquier país. Por consiguiente, ninguna empresa osaría jamás en cambiar lo que la ha llevado, o llevaría, a tener tanto poder.

Por otro lado, las personas que se sumaron al evento, que seguramente tenían las mejores intenciones, deberían entender que para cambiar de verdad los problemas ambientales es necesario cambiar, radicalmente, de estilo de vida y que adherirse a este tipo de campañas lo único que hace es avalar el sistema, es decir, lo que está provocando los problemas ambientales. Por lo tanto, el evento sólo sirvió para difundir que las empresas se preocupan del medio ambiente (lo que, seguramente, aumentará sus ganancias y poder) y para hacer sentir bien, por un momento, a quienes se sumaron a él".

Bayo

Enlace permanente

······Entradas relacionadas:


4 comentarios:

Angol Malalcahuello dijo...

Bayo:
Tu análisis es acertado y concuerdo con él.
Pero agregaría que este tipo de campañas ecológicas son una oportunidad comercial para estas empresas depredadoras del medio ambiente, ya que participando en ellas lavan su imagen. Lo mismo con la famosa cumbre "progresista" que ocurrió en Chile hace pocos días, es un "Festival de Vanidades" que no resolverá nada.
Para ello la democracia nos da libertad y espacios para reclamar el cambio, lo anterior con el único objetivo de que nada cambie.

Lo único que salvará al Planeta es un cambio radical en los modelos económicos y políticos que hoy imperan. Lo demás es Show.

Tay dijo...

Quizá sea ingenuo, pero las empresas, pese a ser depredadores gigantes, necesitan alimento para subsistir y de vez en cuando se deben encaminar por el camino sostenible que les marcan los consumidores.

Se que hundirlas es la mejor opción, pero no siempre es la más práctica.

Un saludo

Crisistema dijo...

Esto me recuerda a una campaña de Danone denominada “Juntos Sembramos Vida” (JSV), que pretende reducir la solidaridad al simple hecho de comprar yogures y natillas. Lo más triste es que el gran público cae una y otra vez en estas campañas marketinianas y que tan solo tienen un fin: amasar dinero al precio que sea. Si de verdad quieres cambiar el mundo, metete en alguna asociación (estoy seguro que en tu barrio hay alguna), lucha por lo que crees que es justo, consume menos, protesta, manifiestate. Por muy poco que hagas, es algo, y si todos hacemos un poquito, es un poquito muy grande.
Podeis leer sobre la campaña de Danone aqui:http://crisistema.blogspot.com/2009/01/el-compromiso-danone.html

Bayo dijo...

Hola a todos:

Les agradezco mucho sus comentarios.

Angol:

Mis pensamientos los tengo bastante claros, sin embargo me cuesta mucho escribirlos. Por eso, que te haya gustado es para mi muy estimulante. ¡Que bueno que te gustó!

Con respecto a lo que dices de salvar el planeta, me perturba mucho pensar en el planeta que le vamos a dejar a nuestros hijos.

Tay:

Si todas las empresas tuvieran como objetivo primordial el bien común nunca les faltaría que comer, a ellos ni a nadie.

Crisistema:

Estoy de acuerdo contigo y muchas gracias por el material. La existencia de campañas solidarias sólo significa que no hay justicia. Por lo tanto, este tipo de campañas deberían provocar vergüenza no admiración.

Saludos.

Bayo