miércoles, 18 de marzo de 2009

La libertad cuesta muy cara pero sentirla no tiene precio

Interesante documental que invita a reflexionar, a través del ejemplo de varias personas que han decidido renunciar al estilo de vida actual, sobre el verdadero valor de la vida.

Parte 1


Ver aquí parte 2

Ver aquí parte 3

Ver aquí parte 4

Ver aquí parte 5

Ver aquí parte 6

Bajarse del mundo (2004)
[Documental]

Enlace permanente

······Entradas relacionadas:


2 comentarios:

Jorge Martín dijo...

Impresionante. A muchos les encantaría seguir su propio camino pero no logran soltarse de las cadenas impuestas por sociedad (vean esta entrada).

Me gusta mucho este blog, gracias.

Angol Malalcahuello dijo...

Lo que parece más difícil de hacer no lo es tanto; y lo que parece más fácil de hacer es lo más difícil de realizar. Tal como lo insinúa Jorge, creo que las cadenas psicológicas son las que no puedo romper. Hermoso documental y que envidia siento por sus protagonistas, especialmente por el matrimonio que llegó a una aldea de viejos.