miércoles, 15 de julio de 2009

Todos están formados, educados y adaptados al consumo ilimitado

La felicidad paradójica (2007)«Los grandes almacenes, en el siglo XIX, inventaron el "ir de compras" como nuevo entretenimiento y crearon en las clases burguesas la necesidad irresistible de consumir. Más tarde se concibió que el célebre five dollars day de Ford fuese la puerta por la que el obrero accediera a la categoría de consumidor moderno. En los años veinte, la publicidad estadounidense se dedicó a dar forma a un consumidor adaptado a las nuevas condiciones de la producción en serie. El sistema de créditos, en estos mismos años y luego en la posguerra, permitió desarrollar una nueva moral y una nueva psicología por las que ya no era necesario economizar primero y comprar después. Nadie opinó en contra: el éxito fue total, ya que la "domesticación" para el consumo moderno fue más allá de todas las previsiones.

En efecto, ya no hay normas ni mentalidades que se opongan frontalmente al despliegue de las necesidades monetizadas. Todas las inhibiciones, todas las defensas "retrógradas" se han eliminado; sólo quedan en la palestra la legitimidad consumista, las incitaciones al goce del instante, los himnos a la felicidad y a la conservación de uno mismo. El primer gran ciclo de racionalización y modernización del consumo ha terminado: ya no queda nada que abolir, todo el mundo está ya formado, educado, adaptado al consumo ilimitado. Comienza la era del hiperconsumismo cuando caen las antiguas resistencias culturales, cuando las culturas locales no representan ya ningún freno al gusto por las novedades. La fase III es esta civilización en que el referente hedonista se impone como evidencia, en que la publicidad, las distracciones, los cambios continuos de ambiente se "introducen en las costumbres": el neoconsumidor no se desplaza ya sobre un fondo de cultura antinómica».

La felicidad paradójica (2007)
[Extracto del libro escrito por Gilles Lipovetsky]

Enlace permanente

PensadorGillesLipovetsky

······Entradas relacionadas:


9 comentarios:

asimov dijo...

Anotada su próxima adquisición.

thanks.

salu2.

Carlosdu dijo...

Buena cita, tendré que conseguir el libro, el argumento me pareció similar al de Z. Bauman en "Trabajo, consumismo y nuevos pobres". Para él, pasamos de la virtud del trabajo, a la ética del consumo. Trabajar para consumir, consumir para ser valorados.

jocavi dijo...

Consumo que nos exclaviza y autodestruye, sin valores ni moral, solo al goce inmediato e indiscriminado, subestimando al que no tiene y marginandolo a un segundo plano en esta p. sociedad.
Saludos

Gwendolyn dijo...

es lo que tiene pertenecer a una sociedad en la que la vida se compra por fascículos, uno termina abandonando por el precio exponencial de estos...
lo añado a la lista de "compra" para la lectura de este verano

noolzitha dijo...

Es el estilo de vida de hoy, dependiente total de la ambición y de esto depende la economía, las agencias publicitarias meten en la cabeza la idea de acumular mas y mas cosas cada vez

Diego dijo...

Interesante, yo también me lo apunto. Conocí a Lipovetski con "La era del vacío" que era muy revelador en algunos pasajes sobre la televisión y la actitud humorística moderna.

De todas formas, en estos tiempos de "crisis", especialmente en España, asistimos al desmantelamiento de ese principio de vivir a crédito, una vez topados con su límite, y lo que nos queda. Hemos vivido como sociedad muy por encima de nuestras posibilidades, aunque está por ver que esa sea la lección que consigamos trasladar al futuro.

Saludos
www.lacorriente.net

Tercera Opinión dijo...

Hola, he llegado hasta aquí a través del concurso 20Blogs y leyendo tus artículos los veo muy interesantes. Felicidades.

Con respecto al tema del consumismo, creo que se parece demasiado a una droga. Llegan determinados momentos en que la gente va a comprar sin saber por qué, y no sólo eso, sino que ir a comprar les da una sensación de felicidad.

Te invito a leer un artículo que escribí sobre el consumismo y la crisis actual:

http://www.terceraopinion.net/2009/06/07/cuando-aun-no-habia-crisis/

Un saludo.

Eloy.

Bayo dijo...

Hola Tercera Opinión:

Me gustó el artículo. Sólo puedo decirte que, actualmente, todos están formados, educados y adaptados al consumo ilimitado.

Saludos.

Bayo

Tercera Opinión dijo...

Pues sí, te doy toda la razón.