lunes, 27 de julio de 2009

La miseria ha sido transformada en objeto audiovisual

Rafael Gumucio Rivas«Personalmente, soy un burgués que no ha vivido nunca la pobreza, que es como caminar por la cuerda floja sin red de protección. Es cierto que, a veces, producto de las circunstancias, no he estado lejos de caer en ese marasmo, pero siempre surge un amigo que te salva o un compañero compasivo. La pobreza tiene mil caras: se da en el trabajador emigrante y refugiado en el primer mundo; en los antiguos esclavos, en Mozambique y demás países de África y Haití; en los cesantes en América Latina; en los trabajadores con sueldos miserables. Me tocó acercarme a la pobreza cuando fui exiliado, en Francia, y tuve que hacer trabajos manuales, para los cuales no estaba dotado, junto con trabajadores emigrados, árabes, portugueses y españoles, pero esta situación era un castigo momentáneo, pues estaba seguro que volvería luego a este Chile democrática tan añorado. También vi la extrema pobreza en Mozambique, país donde, en 1980, el 90% era analfabeta y se las arreglaba con menos de un dólar diario. Posteriormente, estuve en Haití, ya como observador internacional para las elecciones de 1990, el país más pobre de América Latina.

Los ricos han culpado, a través de la historia, a los pobres por sus propios padecimientos; los ex esclavos mozambicanos y haitianos y han tenido que pagar el precio por haber amado la libertad, rebelándose contra sus patrones blancos, portugueses y franceses, respectivamente; hasta hoy, haitianos que huyen en faluchas de la miseria y de la tiranía, son acusados de narcotraficantes, cuando apenas llevan consigo miserables ropas y muchos sueños de dignidad, mientras los ricos gozan del lucrativo negocio. Es que la miseria siempre se ubica en bolsones, que la televisión gusta mostrar como tugurios de cocaína, para deleite y morbosidad de atontados televidentes. ¿Acaso no vemos en cada lluvia al desnudo la miseria, hoy transformada en objeto audiovisual?».

Rafael Gumucio Rivas
[Extracto de su artículo Ser pobre en el Chile del bicentenario, publicado en el diario El Clarín de Chile]

APORTE

Enlace permanente
PensadorRafaelGumucioRivas

······Entradas relacionadas:


1 comentarios:

Dean dijo...

La única ventaja de estas personas es que los altibajos de la economía no les afectan, viven en crisis toda su vida. Y lo de objeto audiovisual ha sido desde siempre, desde niño he visto como los premios pulitzer, por ejemplo, se basan en esta temática. Parece ser que esto nunca ha removido las conciencias. La esperanza actual es que internet sirva para algo.
Un saludo.