viernes, 3 de julio de 2009

Los actos humanos pueden llegar a ser brutales cuando la razón es suprimida

Estremecedor fragmento del documental Los fantasmas de Ruanda que pretende crear conciencia sobre las dimensiones incalculables que pueden adquirir los actos humanos cuando la razón es suprimida. El documental trata sobre el Genocidio de Ruanda, genocidio perpetrado en 1994 por parte de facciones de hutus, sobre tutsis y hutus moderados. En el fragmento, Valentina Iribagiza (27 años), narra como, con sólo 12 años, sobrevivió a la matanza.

Material descubierto enKurioso



Los fantasmas de Ruanda (2004)
[Fragmento del documental]

Enlace permanente

······Entradas relacionadas:


2 comentarios:

Minerva dijo...

Es le fanatismo lo que provoca no razonar y la gente se dejar llevar por las emociones y hacer aberraciones que en su sano juicio no haría. Saludos.

Mariana Soffer dijo...

Si como dice minerva el fanatismo es un espanto, pero tambien puede ser un espanto a mi juicio cuando la razon no es suprimida, ya que esta puede justificar actor aberrantes y hacerlos parecer un bien.