martes, 1 de septiembre de 2009

No existe un orden adecuado en las prioridades sociales a debatir

Bayo"Con el tema que voy a tratar a continuación arriesgo proyectar una falsa imagen de mi persona. Esto lo digo porque en las sociedades actuales, donde predomina el hedonismo (búsqueda del placer como fin supremo), existe una tendencia a hacer estereotipos con mucha facilidad. Por ejemplo, generalmente, cuando formulo uno de mis pensamientos, soy catalogado de 'comunista', lo que demuestra que tener una visión crítica del sistema de vida actual hace que la gente busque el modelo más conocido para representar esa visión. Cuando esto sucede, para no complicar las cosas, prefiero mantenerme callado, ya que si intento explicarles que no lo soy y que hay otros estereotipos que me definen mejor, tendría que comenzar largas explicaciones (debido a lo poco populares que son estos estereotipos): humanista secular, escéptico científico, librepensador, libertario, 'bright', etc., etc.

A pesar de lo anterior, quiero referirme al tema de Venezuela. Muchas veces, he escuchado hablar horrores de ese país, en especial, sobre las limitaciones de libertad individual que supuestamente impone o que pretende imponer el gobierno. No quiero profundizar en ese tema, ya que me produce sentimientos encontrados. Por un lado, al parecer, el país se está apartando del sistema neoliberal (del que soy tan crítico), pero eso se quiere lograr de arriba hacia abajo y un libertario cree que los cambios son de abajo hacia arriba. Sin embargo, lo que realmente me preocupa, son las prioridades que tienen las personas de mi país acerca de los problemas que afectan a las sociedades.

Según la experiencia que tengo, casi todos mis compatriotas encuentran terribles estas restricciones que supuestamente intenta imponer el gobierno venezolano, pero no encuentran terrible hechos que suceden ante sus propias narices y que, desde mi punto de vista, muchas veces, son peores. Para demostrar que esto es así, quiero referirme a algunos ejemplos.

- La libertad que tienen ciertas empresas extranjeras para venir a instalarse al país y extraer los recursos no renovables y todo lo que ello implica: daños medioambientales, conflictos internos, la creación de nuevas necesidades, etc. El caso más importante de los últimos años, es la llegada de la empresa minera Barrick Gold y de su proyecto Pascua-Lama.

- La disposición progresiva a utilizar la tecnología en la identificación de personas. Esto, con el fin, supuestamente, de darle mayor seguridad a los ciudadanos, sin embargo, con ello se vulnera claramente la libertad individual. El caso más reciente es la implementación que hizo la Universidad de Chile del Facerec, un software que detecta e identifica personas a distancia mediante el reconocimiento de rostros.

- La total libertad e impunidad que tienen los políticos para violar las leyes. Un caso 'fresco', y que puede ser observado por cualquier persona, es la propaganda electoral que hay en la calles, a pesar de que aún no comienza el período legal para hacerlo.

Según yo, estos ejemplos no generan el debate que deberían; sólo el reclamo de los comunistas de siempre. Y si se quiere criticar lo que sucede en otros países, por último, considero mucho más importante hablar de los países que utilizan la fuerza para liberar a otros (ya saben a que país me refiero).

Para finalizar, no puedo no mencionar, que el 'orden' en las prioridades sociales que una persona posee en este mundo tan hedonista, será el que menos le complique la existencia. Por lo tanto, adquirirá lo que piensa la mayoría y, por lo general, la mayoría piensa lo que se dice en los medios de comunicación".

Bayo

Enlace permanente

······Entradas relacionadas:


6 comentarios:

SEXOLOGO dijo...

Lo que yo no entiendo es que el término "comunista" todavía se utilice como "insulto".
Comunista: Partidario de un sistema que propugna una organización social en que los bienes son propiedad común. (RAE.ES)
Pues yo soy comunista, y para mí es un auténtico piropo.

Muy buen blog, ya está entre mis favoritos. Te acabo de votar, soy el voto 21. Te dejo un enlace a mi blog, por si quieres echarle un vistazo. Y si te gusta y no has votado en la categoría "erótico", ya sabes... ;-)
http://sexoconsultas.blogspot.com/

¡Un abrazo!

Señor de Xibalba dijo...

Hola Bayo.

Considero que tienes toda la razón respecto de las críticas hacia muchas cosas que no son criticadas como debería ocurrir.

Los ejemplos que mencionas son situaciones que pueden acarrear externalidades negativas o limitación a lo que se ha denominado "derechos de la colectividad".

Sin embargo tampoco la restricción a las libertades individuales debe de pasarse por alto.

Toda situación que refleje una limitación a las libertades debe ser cuidadosamente evaluada para determinar si influir en la esfera de derechos de un individuo es indispensable, de modo que dicha restricción sea el resultado de una verdadera necesidad social.

Cuando no existe dicha necesidad social, la restricción se deriva de la conveniencia de un grupo determinado que ha decidido limitar un derecho para ganar ellos terreno y ampliar ellos su campo de acción en detrimento de los limitados.

Toda norma estatal que limite derechos, por ser coercitiva, punible y obligatoria, debe tener un basamento objetivo y ese basamento objetivo es una real necesidad de regular tal o cual aspecto y limitar por dicho motivo la esfera de derechos de uno individuo, un grupo o toda la colectividad.

Desafortunadamente cuando es no ocurre, es decir cuando la norma sale al campo jurídico sin el necesario sustento objetivo, ese individuo, ese grupo o esa colectividad se ve afectada sin motivo alguno.

Incluso, el hecho que la colectividad necesite cierta regulación podría no ser motivo suficiente para limitar los derechos de un grupo, de una minoría. Esa ha sido la constante en los regímenes pseudodemocráticos donde como la mayoría lo considera bien, es lo correcto, lo cual es una falacia.

El caso de Venezuela es una cuestión con muchas aristas. Sin embargo no puedo estar de acuerdo con un régimen así, que esboza ciertas supuestas características sociales pero que maneja políticas como "Petrocaribe" de forma liberal (oferta y demanda) o, que inicia procesos legales en contra de sus ciudadanos que se ha manifestado en contra del régimen o, que pretende limitar la propia capacidad de elegir y/o disponer de mí propiedad sin basamento cierto y objetivo.

Por lo demás, cada cual opinaremos distinto. Yo no comparto 100% un sistema económico o político (liberalismo o comunismo o algún mezcla) ya que considero que el ser humano no se encasilla en estos sistemas y finalmente la economía o la política es algo que sirve al ser humano y no al revés. Pese a ello sí considero que cuando las limitaciones a los derechos humanos (religiosas, políticas, de género, o cualquier otra) son del conocimiento público podemos y debemos expresarnos, sea en mí país o en cualquier otro.

Saludos

Juan Carlos Alonso dijo...

Siempre la realidad en cuestiones políticas es compleja, Chavez es claro que tiene un fuerte campaña de prensa en contra, o sea que no todo lo que llega a nuestro oidos es totalmente cierto. Esto no quiere decir tampoco que sea todo mentira. Lo único claro es que Chavez es conciente que tiene el petroleo y se siente capacitado para hacerlo valer.
En Argentina por ejemplo ahora el gobierno va a aprobar una ley de radiodifusión que impide que la prensa sea un monopolio(como lo es ahora)Entonces tooooda la oposicion se opone a la ley porque argumenta que los medios pasarian en forma terciarizada a ser controlados por el estado (cosa que es cierta).Pero no dice: -la ley esta bien, pero pongamos controles para que no se adueñe el estado-. Directamente dice: -esta mal...preferimos que sea un monopolio privado-. Asi esta todo por América latina en general y la opinión publica que siempre piensa en blanco y negro. Todo a favor o todo en contra, se está evitando el proceso de pensar, se lo dejan a los medios entonces lo que escuchan en la tele o leen en el diario copian y pegan, repiten cual loros de un lado u otro..y asi estamos todos peleando y quejandonos como chicos sin capacidad de resolver un problema...bastante triste el tema por estos pagos. Peor que los romanos que aunquie sea tenian pan...


saludos

Deprisa dijo...

Ya no sólo "comunista". Se ve muy a menudo llamar "gay" y en su sinónimo despectivo "maricón" como una forma de denigrar al contrario. Si uno tiene esa condición sexual debe estar muy orgulloso de ello. Pasa como si le dices a uno "Payaso", ¿pero no se dan cuenta que los payasos son las personas que nos hacen reir? habría qeu mirar más antes de soltar por esa boquita algunos comentarios qeu se oyen muy a menudo por las calles españolas.

Bayo dijo...

Hola a todos:

Muchas gracias por sus comentarios. Son todos muy interesantes. Me alegra mucho que sean "pensadores".

Saludos.

Bayo

Marat dijo...

Lo que pasa con el término comunista es que ha sido desvirtuado por el vulgo, como materialista o idealista. Gracias a nuestro capitalismo, que se dedica tanto al conocimiento para todos, la gran mayoría de la gente entiende muy poco y lo que entienden generalmente son las mentiras del sistema.

En cuanto a Chávez, él no es comunista. Sólo es un peronista venezolano que trata de hacer lo mejor para su pueblo y como pretende darle algo de dignidad a latinoamericanos se ha ganado el odio de la maquinaria propagandística capitalista. Los comunistas que apoyan a Chávez están muy equivocados si creen que va a cambiar algo de fondo.

Los supuestos miedos del capitalismo al populismo latinoamericano son, si existen, infundados. Que no se preocupen los amos del mundo, su régimen infame no corre peligro.

Yo también simpatizo con ideas que no son del marxismo propiamente, por eso creo que la formación de una gran República que combine democracia directa o semidirecta (previa educación científica, si las personas no tienen educación científica no sirve la democracia, menos la directa) y socialismo es la oportunidad para construir una sociedad con lo mejor del ser humano, ya emancipado del capitalismo.