lunes, 28 de septiembre de 2009

Una sociedad basada en el consumo provoca que el dinero defina a las personas

El consumo me consume (1998)«Identidad: en una cultura donde el ser se ha convertido en tributario del tener, el dinero define a las personas, mucho más que sus conocimientos intelectuales o sus virtudes morales. En estas sociedades, el mérito se mide crecientemente por el dinero, el prestigio se organiza en tomo a él, la autoestima se vincula a esa potencia. El altruismo aparece, en el marco de una competitividad generalizada, corno un gasto irracional del tiempo, como un despilfarro».

El consumo me consume (1998)
[Extracto del libro escrito por Tomás Moulian]

Enlace permanente

PensadorTomasMoulian

······Entradas relacionadas:


3 comentarios:

Mar-o dijo...

Una gran verdad, lamentablemente nuestras sociedades se rigen en base a estos artilugios, el dicho "vale quien tiene", es muy común, los paises capitalistas es donde llega a su maxima expresión tal dicho, y concientes o no, muchos llegamos a caer en eso, producto de un acondicionamiento social.

Saludos

Dean dijo...

Y por eso la crisis actual en las economías del mundo, lo peor de todo es que antes tuvo que existir la gran crisis de las conciencias, donde desaparecieron todos los valores humanos y sobrevivió el dinero como único dios.
Un saludo.

Esteban dijo...

Estoy de acuerdo. Y creo que lo más peligroso de esta sociedad de consumo que alimenta el capitalismo feroz es que transtorna a las personas-consumidores y les ha tranformado los deseos y los lujos en necesidades. Necesidades que en realidad no lo son, pero nos bombardean de tal forma que sin darnos cuenta, necesitamos... Asi nos metemos en una carrera que no deberíamos correr y que no creo que sea saludable.
Abrazo