miércoles, 25 de noviembre de 2009

Cada uno de nosotros está constituido por la totalidad del mundo

Demian (1919)«-Acostumbramos a trazar límites demasiado estrechos a nuestra personalidad. Consideramos que solamente pertenece a nuestra persona lo que reconocemos como individual y diferenciador. Pero cada uno de nosotros está constituido por la totalidad del mundo; y así como llevamos en nuestro cuerpo la trayectoria de la evolución hasta el pez y aun más allá, así llevamos en el alma todo lo que desde un principio ha vivido en las almas humanas. Todos los dioses y demonios que han existido, ya sea entre los griegos, chinos o cafres, existen en nosotros como posibilidades, deseos y soluciones. Si el género humano se extinguiera con la sola excepción de un niño medianamente inteligente, sin ninguna educación, este niño volvería a descubrir el curso de todas las cosas y sabría producir de nuevo dioses, demonios, y paraísos, prohibiciones, mandamientos y Viejos y Nuevos Testamentos.

-Bien -objeté yo-, ¿dónde queda entonces el valor del individuo? ¿Para qué nos esforzamos si ya llevamos todo acabado en nosotros mismos?

¡Alto! -exclamó violentamente Pistorius-. Hay una gran diferencia entre llevar el mundo en sí mismo y saberlo. Un loco puede tener ideas que recuerden a Platón, y un pequeño y devoto colegial del Instituto de Herrnhut puede recrear las profundas conexiones mitológicas que aparecen en los gnósticos o en Zoroastro. ¡Pero él no lo sabe! Mientras no lo sepa es como un árbol o una piedra; en el mejor de los casos, como un animal. En el momento en que tenga la primera chispa de conciencia, se convertirá en un hombre. ¿No irá usted a creer que todos esos bípedos que andan por la calle son hombres sólo porque anden derechos y lleven a sus crías nueve meses dentro de sí? Muchos de ellos son peces u ovejas, gusanos o ángeles; otros son hormigas, y otros abejas. En cada uno existen las posibilidades de ser hombre; pero sólo cuando las vislumbra, cuando aprende a hacerlas conscientes, por lo menos en parte, estas posibilidades le pertenecen».

Demian (1919)
[Extracto del libro escrito por Hermann Hesse]

Enlace permanente

PensadorHermannHesse

······Entradas relacionadas:


3 comentarios:

Bayo dijo...

Hola:

Simplemente genial. En un texto tan corto, Hermann Hesse lo dice todo.

Saludos.

Bayo

Sergio Sanz dijo...

Estimado Bayo;

Extraordinaria elección, Hesse, es uno de esos alumnos aventajados, capaces de plasmar en un papel la propía experiencia, pues para llegar a tal discernimiento, no hay otra posibilidad que la experimentación en uno mismo, ser minero de uno mismo, traspasar la barrera visible.

Un Abrazo y Luz para el Camino


Un Abrazo y Luz para el Camino

viceversa dijo...

Gracias por los extractos Bayo, con este último ya me decidí a comprarlo.

saludos!