viernes, 6 de noviembre de 2009

Las personas geniales habitualmente no suelen ser buenos políticos

El científico rebelde (2008)«El pacifismo como causa política ha padecido el hecho de que sus líderes más destacados han sido personas geniales. Las personas dotadas de un genio excepcional, que van más allá de las creencias y lealtades de la tribu en la que han nacido, tienen una tendencia natural al pacifismo. Por desgracia, las personas geniales habitualmente no suelen ser buenos políticos. Gandhi fue una de las raras excepciones. La genialidad y el arte del pacto político no coinciden fácilmente. Excepto en el caso de Gandhi, las grandes figuras históricas del pacifismo tenían más de profetas que de políticos. Jesús en Judea, Tolstoi en Rusia, Einstein en Alemania, cada uno de ellos ha establecido para la humanidad un modelo más elevado que los modelos que pueden seguir los movimientos políticos».

El científico rebelde (2008)
[Extracto del libro escrito por Freeman Dyson]

Enlace permanente

PensadorFreemanDyson

······Entradas relacionadas:


0 comentarios: