jueves, 19 de noviembre de 2009

Si Dios existiera se haría ver o sentir más

El alma del ateísmo (2006)«Una de mis principales razones para no creer en Dios es que carezco de cualquier experiencia de él. Éste es el argumento más simple, y uno de los más fuertes. Nadie apartará de mi cabeza que, si Dios existiera, debería hacerse ver o sentir más. Bastaría con abrir los ojos o el alma. Es lo que intento hacer. Y cuanto más lo hago, más veo el mundo y más amo a los seres humanos».

El alma del ateísmo (2006)
[Extracto del libro escrito por André Comte-Sponville]

Enlace permanente

PensadorAndreComteSponville

······Entradas relacionadas:


12 comentarios:

Hugo dijo...

Un libro excepcional. Ya lo dije en otro sitio: incluso a muchos creyentes les va a gustar este libro. A los más fanáticos no, por supuesto, pero sí a los más tolerantes.

Un saludo :D

Pablo Hernández Pérez dijo...

Correcto. Hay quien dirá que tampoco vemos el aire, o la electricidad. Sin embargo a tales elementos no les atribuimos una conciencia; a Dios, sin embargo, se le atrubuye una relación directa con nosotros, a tavés, por ejemplo, de la oración. Se dice que Dios dictó la Biblia, lo que indica que quería decir algo a la humanidad. Si de verdad existiera una relación directa entre él y nosotros, parece lógico pensar que estaríamos notablemente enterados.

Un saludo.

José Luis Ferreira dijo...

Debo disentir parcialmente.

El hecho de que no haya indicios de la existencia de un ser así es lo único que hace falta poner sobre la mesa para justificar la vida biológica y la social al margen de esa idea. Es decir, dios no tiene cabida en la ciencia ni en la moral porque esa idea no tiene ninguna implicación para la una ni para la otra.

El argumento de que, si existiera se haría ver es un argumento bastante vacío. Es una creencia de lo que alguien piensa acerca de cómo sería esa hipotética figura. Pero eso es argumentar en el vacío, y es caer en la misma falacia que caen los que piensan lo contrario.

Desde la ignorancia se puede argumentar cualquier cosa. Al ignorar cómo sería ese dios, podemos hacer cualquier cábala y así perder toda posibilidad de diálogo constructivo.

Un saludo.

Minerva dijo...

Casualmente hoy recibi un mensaje de una amiga, que dice:
¿Como no puedes percibir a Dios?
Si está en la estrellas, en los pájaros, ect.
Y yo me pregunto ¿ y en los desastres naturales estará Dios?
Es cuestión de razonar y tratar de ver la vida de otro ángulo.

Saludos.

Bayo dijo...

Hola José Luis:

Me gustó mucho tu razonamiento. Me gustaría destacar también lo que sale al final del extracto (que fue lo que me motivó a publicarlo); el autor, entre más quiere entender a Dios, más ama a los seres humanos. Encuentro que esa reflexión es de un humanismo sobresaliente.

Saludos.

Bayo

José Luis Ferreira dijo...

Bayo:

Por eso estaba lo de "parcialmente".

Saludos.

Oceanida dijo...

Estamos acostumbrados a oir hablar de un Dios bueno y misericordioso.

Nos empenamos en que nos juzga o nos proteje. Porque debe ser asi?

Pero supongo que tiene que existir, el alma y los sentimientos no los da la ciencia, aunque de ahi a toda la parafernalia que se le atribuye...uf.

Un abrazo.

Mar-o dijo...

Cuando se les pregunta a los creyentes en dios o en su defecto en dioses, ellos dan por valida su existencia porque según ese ser superior ha hecho varios milagros en sus vidas y en otros casos más "especiales" en los cuales esa entidad se les ha presentado.

Si nos basamos en la descripciones que aparecen en la versión del dios cristiano, en la biblia, podemos ver un dios con un cuerpo físico y con todo un arsenal de capacidades magicas.

Un concepto para mi absurdo, como las demas variedades de dios que existen o existieron.

La chica de las canciones dijo...

Una gran verdad...

Pablo Hernández Pérez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pablo Hernández Pérez dijo...

Jose Luis: capto lo que tratas de decir, pero yo también disiento parcialmente. Es evidente que cada uno entiende a Dios a su manera, pero yo entiendo que cuando hablamos de Dios, del dios judeocristiano, nos referimos al dios del Antiguo y del Viejo Testamento. Este dios es un dios definido, al que se le atribuyen varias capacidades, como la de protegernos, ayudarnos, castigarnos, perdonarnos, y que supuestamente quiere darse a conocer, tal y como se recoge en la Biblia en algunos pasajes. Es, además, un dios celoso, que no permite que se adoren a otros dioses. Un dios así, creo yo que se habría revfelado ya a toda la humanidad, y no solo a unos pocos, y en un pequeño´y pobre rincón de Asia.

Un saludo.

José Luis Ferreira dijo...

Pablo:

Me estaba ciñendo al caso más general, intelectualmente menos ridículo que el sostenido por alguna de las religiones reveladas, que me parecía el que se planteaba en la entrada.

Pero es cierto que en el caso de alguno de los dioses de las tres principales religiones monoteístas (y supongo que el de muchos de los dioses de las politeístas) ciertamente dicen sus adoradores que debe interferir y eso lleva varios siglos sin demostrarse.

Un saludo.