miércoles, 30 de septiembre de 2009

Hay que tener cuidado con las ideas que no provienen de sus creadores

Bayo"Cuando salía del último seminario al que asistí, sin querer, escuché a una persona comentarle uno de los temas expuestos a una persona que no había asistido al seminario y me sorprendió considerablemente advertir que lo que había entendido de la exposición era muy distinto a lo que yo había entendido. Recuerdo que en ese momento sentí cierto malestar y comencé a pensar en la razón. Después de reflexionar unos días, deduje que lo que me había provocado ese malestar era el hecho de haber presenciado el comienzo de la 'mutación' de una idea original. Es decir, en ese momento la idea del expositor era 'contaminada' con la ideas de la persona que la transmitía. Esta reflexión me llevó a pensar que eso era natural y que, probablemente, tenía un rol preponderante en la cultura.

El problema de todo esto, es que yo no quiero que mi blog se transforme en el primer 'agente contaminante' de una idea original. Por eso, todo el material que publico en el blog es lo más real posible: siempre señalo la fuente, nunca lo transmito con mis palabras y casi nunca lo critico (a excepción de los libros que leo, a los que le doy una breve y estandarizada clasificación). Considero que se tienen que recibir las ideas originales directamente de sus creadores. Además, considero que esta es manera más efectiva que tiene una persona, luego de un proceso de racionalización, para decidir qué hacer y qué creer.

Por todo esto, me veo en la obligación de repetir constantemente que todo el material que aparece en este blog debe ser visto, leído o escuchado también de su fuente original. Esto lo recalco, porque, a pesar de tener la intención de publicar el material lo más real posible, mi forma de presentarlo es, generalmente, en fragmentos y eso podría desvirtuar la idea original. Sobretodo, después de escuchar a esa persona que, a la salida del seminario, se mofaba de la figura de Darwin, a propósito de la historia que contaba un expositor sobre su vida (según yo, esta persona no tomaba en cuenta que el expositor era escritor de novelas y que, por tendencias propias de su actividad, exageraba algunos momentos de la vida del fallecido naturalista inglés y acentuaba sus mayores cualidades)".

Bayo

Enlace permanente


martes, 29 de septiembre de 2009

El mayor espectáculo sobre la Tierra es la vida

Interesante anuncio publicitario del libro El mayor espectáculo sobre la Tierra, dónde su autor, el etólogo Richard Dawkins, lo presenta y hace reflexionar sobre lo importante que es para la "sanidad" de humanidad que las personas basen sus creencias en evidencias. En el caso del libro, la diversidad, la complejidad y la belleza de la vida se deben a la evolución y todas las evidencias demuestran que eso es un hecho.

Material descubierto enEl Replicador de Sueños

(Hacer click sobre el video para apreciarlo mejor)



El mayor espectáculo sobre la Tierra
[Anuncio publicitario de libro escrito por Richard Dawkins]

Enlace permanente
PensadorRichardDawkins


lunes, 28 de septiembre de 2009

Una sociedad basada en el consumo provoca que el dinero defina a las personas

El consumo me consume (1998)«Identidad: en una cultura donde el ser se ha convertido en tributario del tener, el dinero define a las personas, mucho más que sus conocimientos intelectuales o sus virtudes morales. En estas sociedades, el mérito se mide crecientemente por el dinero, el prestigio se organiza en tomo a él, la autoestima se vincula a esa potencia. El altruismo aparece, en el marco de una competitividad generalizada, corno un gasto irracional del tiempo, como un despilfarro».

El consumo me consume (1998)
[Extracto del libro escrito por Tomás Moulian]

Enlace permanente

PensadorTomasMoulian


viernes, 25 de septiembre de 2009

Hay ideas que pueden ser tóxicas para el cerebro humano

Interesante conferencia de Daniel Dennett que explica qué son los memes y que incita reflexionar en lo "tóxicos" que pueden llegar a ser para el cerebro humano y en el peligro que representan para la subsistencia de una cultura.

Parte 1


Parte 2


Daniel Dennett
[Conferencia en TED]

Enlace permanente

PensadorDanielDennett


jueves, 24 de septiembre de 2009

Los seres humanos son los únicos responsables por su propio destino

Basurero UsureroEn el hipotético que existiese Dios, no como ordenador de las cosas sino como creador ex nihilo, entonces estos serían mis reclamos; entiendo que haya terremotos, plagas, virus, volcanes, pésimo clima en general; sin embargo:

* ¿Por qué los pescados tienen espinas?
* ¿Por qué los insectos joden tanto?
* ¿Por qué el agua de mar es recontra salada?
* ¿Por qué las sandias tienen pepas?
* ¿Por qué las rosas tienen espinas?
* ¿Por qué la aurora borealis no se puede apreciar de cualquier parte?
* ¿Por qué la pepa del mango es tan grande?

No le podría protestar por el sufrimiento, el hambre, la pobreza, la violencia o la maldad por último; ya que Él nos creó, no nos dijo que hagamos sufrir a otros, tampoco que permitamos hambruna infantil, no es responsable de nuestras malezas; eso ya es cosa nuestra, si hay salvajismo es porque nosotros lo provocamos, nosotros decidimos quién es pobre y quién no. No le podría reclamar por mi mal comportamiento, es mi progenitor mas no mi padre, estas son las consecuencias de mi propia educación y hay que asumirlas como tal; a lo sumo mi queja podría llegar a:

* ¿Por qué alumbraste humanidad?

Esto podría reclamarte
[Columna de Basurero Usurero, publicada en su blog Crónicas del Basurero Usurero]

Enlace permanente


miércoles, 23 de septiembre de 2009

En la naturaleza todo está vinculado

Espléndido documental Home que pretende concienciar sobre el impacto que ha tenido la especie humana sobre la Tierra y que el camino a seguir debe basarse en la moderación, la inteligencia y el reparto. Su belleza visual es de una calidad suprema.

Home (2009)
Trailer del documental


Banda sonora del documental | Tema núm. 9


Home (2009)
[Documental de Yann Arthus-Bertrand]

Enlace permanente

PensadorYannArthusBertrand


martes, 22 de septiembre de 2009

El escepticismo es un buen detector de mentiras políticas

Mario Bunge«En lo que sigue intentaré alertar contra minas terrestres de ocho clases que acechan a quien se aventure a caminar por el terreno político: confusión, error, exageración, profecía, engaño, pagaré, maquiavelismo y crimen. No lo haré para alejaros de la política sino, muy por el contrario, para instaros a que participéis en ella con ojo escéptico antes que cegados por dogmas o ilusiones infundadas.

Confusiones

Confundir es identificar lo distinto. La confusión puede ser involuntaria o deliberada. La confusión involuntaria es el precio que pagamos por la ignorancia, el apresuramiento, la improvisación o la superficialidad. La confusión deliberada, en cambio, es un delito, ya que es un engaño. Esto ocurre, por ejemplo, cuando se identifica la libertad con la libre empresa o el libre comercio, el derecho a la defensa con la agresión armada, la socialización de los medios de producción con la estatización, y la propaganda con la información.

Una de las confusiones más difundidas y provechosas en política es la identificación o confusión de los dos tipos de terrorismo: el de arriba o de Estado, y el de abajo o de grupo clandestino, tal como el que practican las organizaciones paramilitares, con apoyo estatal o sin él. Esta confusión es políticamente provechosa porque permite tildar de terroristas a los guerrilleros que toman las armas para hostilizar a un gobierno opresor o un ejército invasor. Más aun, a veces el Estado recurre a los mismos medios que usan los terroristas de abajo: castigo colectivo, intimidación, ejecución sumaria, tortura, o exacción. Este recurso es ilegal porque hace a un costado el tribunal ordinario, único facultado para juzgar los crímenes al por menor. Un gobierno que utilice esos recursos extralegales carece de legitimidad legal y moral. Un Estado auténticamente democrático no puede darse el lujo de usar los mismos métodos de quienes combaten la democracia. Hacerlo es pura hipocresía.

Los errores

El error es tan común en política como en ciencia, pero la corrección del error es menos frecuente en política que en ciencia, porque al político común le interesa más el poder que la verdad. Además, el político puede cometer errores morales, o sea, delitos de distintas envergaduras, desde el engaño al electorado hasta la agresión, mientras que lo peor que puede hacer un científico es cometer fraude, lo que puede ser grave dentro de la comunidad científica pero no toca a la ciudadanía.

Los errores políticos pueden ser tácticos o estratégicos. Los errores tácticos, o técnicos, son mucho más fáciles de corregir que los estratégicos, ya que éstos involucran principios y metas. Un error estratégico común es el oportunismo, tal como aliarse con el enemigo de nuestro enemigo con el solo fin de derrotar al adversario. Este es un error grave porque involucra traicionar principios básicos.

Otro error del mismo tipo es tomar en serio la llamada ley de Hotelling, conforme a la cual siempre conviene desplazarse hacia el centro del espectro político, para capturar votos del adversario. Esta estrategia electoral puede dar resultados inmediatos, pero a la larga es suicida, porque a medida que se esfuman las diferencias entre los partidos se debilita la motivación del votante para elegir entre ellos: prefiere quedarse en casa, aduciendo que, puesto que todos son iguales, no tiene caso elegir entre ellos.

Las exageraciones

En política suelen cometerse errores de evaluación, en particular exageraciones y subestimaciones. Por ejemplo, los izquierdistas tienen la tendencia a tachar de fascistas a los autoritarios, incluso a los conservadores. En particular, acusamos de dictadura a cualquier gobierno que conculque algunas libertades democráticas, aunque no encarcele en masa a los opositores. Por ejemplo, en su tiempo se acusó de dictadura a los gobiernos de los generales Primo de Rivera y Perón, cuando de hecho fueron dictablandas. Las exageraciones de este tipo atemorizan a unos y llevan a otros a tomar medidas innecesariamente radicales. Tampoco hay que cometer el error opuesto, de subestimar al adversario. Un ejemplo de este error es el que comete el eminente sociólogo político Michael Mann en su monumental Fascism (2004), al afirmar que el franquismo no fue fascista. Llega a esta conclusión porque el franquismo no se ajusta a su definición idiosincrásica de fascismo. Según Mann, "el fascismo es la búsqueda de un estatismo nacionalista [nation-statism] trascendente y purificador mediante el paramilitarismo". Puesto que la organización paramilitar facciosa, la Falange, era pequeña, el franquismo no se ajusta a esa definición. Lo mismo se aplicaría al régimen del Mariscal Horthy en Hungría.

A mi juicio, esto sólo muestra que la definición de Mann es defectuosa, ya que el régimen franquista colmó los deseos de los super-ricos, así como los de Hitler y Mussolini, escuchó las plegarias del Papa y ejecutó a más opositores que cualquier otro régimen fascista. ¿Para qué montar una fuerte banda paramilitar de señoritos voluntarios si se dispone de casi todas las fuerzas armadas del país, de los aviones y buques de guerra alemanes, y de los llamados voluntarios italianos? El error de Mann consistió en aferrarse a una definición en lugar de empezar por una provisional, ponerla a prueba, y terminar proponiendo una definición más adecuada que la inicial. O sea, en este caso no se ajustó al método científico.

Las profecías

La profecía es especialidad del líder religioso, del ideólogo que cree conocer las leyes de la historia, del macroeconomista ortodoxo, del político inescrupuloso y del vendedor de grasa de culebra. Es posible hacer profecías políticas correctas referentes a sociedades tradicionales, homogéneas y carentes de cuantiosos recursos naturales. Las sociedades de este tipo pueden persistir durante bastante tiempo en el mismo estado, porque no tienen divisiones que generen conflictos internos graves ni tientan a potencias extranjeras. Pero las cosas cambian radicalmente en cuanto aparecen la modernidad, la sociodiversidad pronunciada o una gran riqueza natural. Cuando esto ocurre suceden cambios imprevisibles.

La modernidad, la innovación técnica y la gran diversidad social van acompañadas de cambios sociales impredecibles. La primera favorece el cambio, por dar rienda suelta a la creatividad, la que consiste, precisamente, en inventar cosas, procesos e ideas nunca pensados antes. Y la gran diversidad social, sobre todo si consiste en desigualdades pronunciadas de acceso al poder económico, político o cultural, genera conflictos de resultado incierto. Baste recordar las grandes revoluciones sociales y los trágicos conflictos bélicos de los últimos dos siglos. Nadie predijo la Revolución Rusa, el ascenso del nazismo al poder, la gran alianza contra el Eje fascista o la implosión del Imperio soviético. En nuestros días, al ordenar la tercera invasión del Líbano, Ehud Olmert, primer ministro israelí, profetizó "un nuevo Oriente Medio" al terminar la operación. Treinta y tres días después, al ordenar la retirada de las tropas invasoras, las que no habían hecho sino matar y destruir, Olmert confesó que su ánimo se había tornado "sombrío, humilde y pesimista".

Pese a los fracasos sucesivos de las profecías desde los tiempos bíblicos, millones creyeron en la profecía cristiana del fin del mundo, en la marxista de la bancarrota del capitalismo y en la neoliberal de la prosperidad que causaría el libre comercio, pero que no le llegó al Tercer Mundo. Otros creyeron en la profecía del primer presidente Bush, quien en 1990 afirmó que el precio del petróleo bajaría al ganar la Guerra del Golfo. De hecho, desde entonces ese precio subió de 20 a 70 dólares por barril, debido en parte a la política exterior de su hijo.

La única región del mundo acerca de la cual me atrevo a hacer una predicción, por cierto sombría, es el llamado Oriente Medio, que en realidad es próximo. Esta ha sido una región conflictiva desde el colapso del Imperio otomano porque flota sobre el mar de petróleo más vasto del planeta, porque el petróleo es muy codiciado por todos los países, y porque hay una sola potencia capaz de controlarlo o incluso poseerlo por la fuerza sin que le importe violar una y otra vez el derecho internacional. Por este motivo me atrevo a profetizar que Oriente Medio seguirá siendo conflictivo, aunque se firmen docenas de tratados, mientras le quede un barril de petróleo.

Los estadounidenses están dispuestos a sacrificar por este motivo hasta el último soldado israelí, y los reclutadores islamistas hasta el último mártir-asesino, para defender el óleo sagrado. Poderoso caballero es Don Petróleo. Si quedare duda, imagínese lo que ocurriría si Israel hubiera sido instalado en Patagonia o Amazonía en lugar de Palestina. ¿Qué interés habrían tenido los estadounidenses en transformar a Israel en la fortaleza más potente de la región, la única dotada de armas de destrucción masiva, y la única capaz de defender el acceso de las firmas norteamericanas a ese tesoro fabuloso?

En resumen, es posible acertarla con predicciones en pequeña escala y a corto plazo, así como con predicciones referentes a recursos naturales. En cambio, no es posible acertarla con profecías sociales grandiosas. Esto se debe a que no conocemos las leyes de la historia, y ni siquiera sabemos si las hay.

Engaños

Al día siguiente al atentado terrorista del 11 de septiembre de 2001, el titular de la primera plana de The New York Times ponía: "Los EE.UU. bajo ataque." Daba la impresión de que se trataba de un nuevo Pearl Harbor: que la nación norteamericana estaba en guerra porque había sido atacada por otra potencia, la que ahora se llamaba "terrorismo". Era la guerra contra el terror, enemigo sin territorio ni gobierno, pero no menos temible por ello, y que exigía la movilización del pueblo: leyes de emergencia, recursos extraordinarios y, sobre todo, unión en torno al líder del mundo libre, el presidente George W. Bush, reelecto un año después pese a su incompetencia.

Esa presunta noticia fue falsa porque, por definición, "guerra" es conflicto armado entre dos naciones con sus respectivas fuerzas armadas, y en este caso había una sola nación y el enemigo no era una fuerza armada sino una minúscula banda de criminales fanáticos no identificados. Es como si el gobierno español hubiera afirmado que estaba en guerra con ETA, hubiera bombardeado y ocupado el sur de Francia por albergar a etarras, y hubiera construido una prisión política para vascos sospechosos en una ex-colonia africana para "interrogarlos" y sustraerlos a la justicia española.

Como dice George Soros en su último libro, The Era of Fallibility, la "guerra al terror" no es sino una metáfora políticamente conveniente. Tanto, que engañó al pueblo norteamericano, recortó las libertades civiles, dividió, entonteció y desarmó a la oposición, prometió un torrente inagotable de petróleo barato, e hizo regalos colosales al puñado de empresas amigas de la Casa Blanca. Años después el mismo gran periódico admitió la falsedad de su "información" de que Irak poseía armas de destrucción masiva y había participado en el ataque 9/11. Pero ya era demasiado tarde: ya habían sido agredidas y ocupadas dos naciones, ya habían muerto decenas de miles de civiles inocentes, ya habían sido irreversiblemente arruinadas las vidas de centenares de miles de personas, y ya habían sido reducidas a escombros centenares de hospitales, escuelas, centrales eléctricas, plantas purificadoras de agua, fábricas, puentes, y casas privadas. O sea, ya se habían cometido innumerables crímenes de guerra. Sin embargo, estas operaciones en nombre de la libertad y la democracia le ganaron a George W. Bush y su partido una nueva victoria electoral. Un vez más, la alquimia política había transmutado a comediantes y delincuentes en grandes estadistas.

El engaño político es particularmente exitoso y repugnante cuando va disfrazado de cruzada moral, cuando los líderes les dicen a sus conciudadanos: "Nosotros somos buenos, y ellos son malos, de modo que nuestra guerra con ellos es una cruzada del Bien contra del Mal". El escéptico sabe que cada uno de nosotros es medio ángel y medio demonio, Doctor Jekyll de día y Mister Hide de noche, bueno en el hogar y malo en el trabajo o al revés. Por lo tanto, el escéptico les exige a los políticos maniqueos que le digan claramente en qué aspectos "nosotros" somos buenos y en cuáles "ellos" son malos. Puede ocurrir que no haya gran diferencia moral entre ambos bandos, y que su conflicto no sea moral sino material: que no se trate del Bien sino de bienes, tales como tierra, agua, petróleo y mercados.

Otra cruzada en que están empeñados miles de políticos profesionales es la promoción de la libre empresa y el libre comercio, pese a que ninguno de ellos han hecho progresar a los países subdesarrollados. Los Vargas Llosa, el novelista justamente famoso y su hijo Alvaro, militan en esta cruzada. Vargas Llosa hijo ha acusado a los izquierdistas latinoamericanos de ser idiotas por persistir en el error socialista y no comprender los beneficios del llamado neoliberalismo, que no es sino la tentativa de volver al capitalismo desenfrenado del siglo XIX. Otro hijo famoso, el del padre del capitalista más poderoso del mundo, disiente. En efecto, Bill Gates declaró hace poco, en la famosa audición de Bill Moyers, que, si bien el capitalismo había sido una bendición para el primer mundo, había resultado una maldición para el tercero. El escéptico ingenuo queda en la duda: ¿cuál de los dos hijos será el idiota, Bill o Alvarito?

Finalmente, no hay engaño exitoso sin autoengaño de otros: Don Juan cuenta con el autoengaño del cornudo. Los niños que se enrolaron en la Cruzada de los Niños creyeron que se ganarían el paraíso al ir a rescatar el Santo Sepulcro de manos de los infieles; millones de ciudadanos soviéticos creyeron que estaban construyendo el "socialismo real", cuando de hecho se estaban sacrificando por el socialismo de Estado; los mandatarios chinos siguen llamándose a sí mismos comunistas al mismo tiempo que favorecen el ensanchamiento del abismo entre ricos y pobres; y millones de norteamericanos creyeron a su presidente cuando les aseguró que la dictadura irakí poseía armas de destrucción masiva que amenazaban su derecho sagrado al petróleo ajeno.

El escéptico procurará mantener en buen estado a su detector de mentiras, para no dejarse extraviar por cantos de sirenas de afuera ni de adentro. Pero, contrariamente a Odiseo (a) Ulises, no se amarrará al mástil de su barco dejando que éste navegue a la deriva, sino que empuñará el timón para seguir buscando la verdad.

Pagarés

Todo político tiene que firmar pagarés, o sea, hacer promesas. Si es honesto, los firmará creyendo que podrá levantarlos, aun sabiendo que pueden ocurrir acontecimientos inesperados, tales como sequías prolongadas y agresiones extranjeras, que le impidan cumplir su palabra.

Lenin prometió que la combinación de poder soviético con electrificación gestaría el socialismo, pero éste nunca llegó. Hitler prometió un reino milenario, el que no duró sino 12 años. Durante la segunda guerra mundial Roosevelt y Churchill prometieron un mundo sin miedo, en vísperas del peor susto que sufrió la humanidad desde el año 1.000: la amenaza de guerra nuclear. Perón prometió la justicia social, la que jamás llegó. Y ahora Bush promete regalarles libertad y democracia a todos los pueblos, aunque no las quieran. No hay como firmar pagarés políticos para obnubilar el espíritu crítico.

Ocasionalmente el político ambicioso, aunque básicamente honesto, firmará pagarés literalmente a diestra y siniestra, para obtener el apoyo de grupos políticos de idearios muy diferentes del suyo propio. Si triunfare, se encontrará con la imposibilidad de cumplir con los diestros sin ofender a los siniestros y recíprocamente. Esto le ocurrió a Arturo Frondizi, el primer presidente constitucional argentino después de la caída de Perón. No sólo no pudo levantar todos los pagarés que había firmado, sino que se topó con los tres enemigos tradicionales de la democracia latinoamericana: las fuerzas armadas, la Iglesia católica y el servicio estadounidense de espionaje.

El ciudadano con ojo escéptico intentará averiguar qué pagarés ha firmado su candidato, así como estimará la posibilidad que tiene de levantarlos. Si le parece que ha prometido demasiado a demasiada gente, se lo hará saber, para que el candidato se desligue a tiempo de algunos compromisos. Siempre es preferible conservar el capital político bien habido a malgastar el malhabido.

Maquiavelismo

Nicolás Maquiavelo fue uno de los más grandes politólogos de todos los tiempos, pero también fue un técnico siniestro de la manipulación política. Lo que hoy llamamos maquiavelismo puede resumirse en el consejo utilitarista "El fin justifica a los medios". En otras palabras, la receta es armarse de insensibilidad moral.

Es moralmente insensible el que pasa por alto la pobreza, la violencia, la corrupción y la ignorancia, pero en cambio exige sacrificios para mayor gloria de Dios, de la patria o de un ideario. Un movimiento político es moral si y sólo si se propone sinceramente mejorar el estilo de vida de las gentes, o sea, si es democrático y progresista, porque en tal caso es prosocial. En cambio, un movimiento político es inmoral si es antisocial, o sea, si favorece los intereses de una minoría a costillas de la mayoría. Acabo de plagiar a Alexis de Tocqueville, a casi dos siglos de distancia.

Sin embargo, ¡ojo escéptico!, porque un político puede abogar de buena fe por fines morales al mismo tiempo que emplea medios inmorales para conseguirlos. Primer ejemplo: el igualitario que practica el elitismo al sostener la necesidad de una dictadura para imponer la igualdad. Segundo ejemplo: el demócrata que pretende imponer la democracia a tiros o a dólares. Tercer ejemplo: el liberal que ejerce la censura para impedir la discusión y difusión de ideas reaccionarias o socialistas.

En conclusión, el escéptico examinará no sólo las metas de un movimiento político sino también los medios de que se vale para alcanzarlos. De lo contrario se hará cómplice de alguna de las grandes hipocresías de nuestro tiempo: la guerra para acabar con las guerras, la dictadura para realizar la emancipación, el centralismo democrático, y la invasión para difundir la democracia. Para hacer una tortilla hay que romper huevos, pero frescos, no podridos, ni menos aun cuando están siendo empollados.

Crímenes

En política, igual que en la vida cotidiana, se cometen errores morales, o sea, acciones antisociales, que son las que benefician al actor en perjuicio de otros. Los errores morales pueden ser voluntarios o involuntarios, de comisión o de omisión. Cuando el daño consiste en la muerte de inocentes, o en la destrucción de cosas muy necesarias para otros, tales como hospitales, fuentes de energía y puentes, el error es un crimen.

De todos los errores morales deliberados, el peor es la agresión, de cualquier tipo y a cualquier escala. Y de todas las agresiones la peor es la armada, particularmente la agresión armada en gran escala, o sea, la guerra, ya que es asesinato al por mayor. Ya en 1870 mi compatriota, Juan Bautista Alberdi, escribió un libro titulado El crimen de la guerra, que tendrían que leer los filósofos y teólogos que escriben sobre la guerra justa, cuando de hecho a lo sumo hay un bando justo en una guerra.

Pese a que la agresión militar es un crimen prohibido por la Carta de las Naciones Unidas, sigue habiendo guerras y se sigue usando el símil bélico para nombrar campañas de distintos tipos: guerra a la droga, al crimen, al SIDA, al analfabetismo, etc. En cuanto se habla de guerra, literal o metafórica, se puede recurrir al patriotismo, ya auténtico, ya fabricado ad hoc para privar a la gente de su facultad crítica, de su juicio moral, o de su libertad. Por todo esto es escandaloso que sean tan pocos los filósofos morales que hayan condenado la guerra; que los cursos universitarios de ética le dediquen mucha menos atención que al caso proverbial del padre que roba un pan para alimentar a sus hijos hambrientos; y que los fundamentalistas cristianos no se manifiesten contra la guerra, el crimen máximo, ni voten contra quienes la inician, en lugar de desfilar contra el aborto y el matrimonio homosexual.

Es característico de los guerreros de sillón, desde los políticos que organizaron la primera masacre mundial hasta nuestros días, el que todo lo vean en términos de victorias y derrotas, nada en términos morales. Por ejemplo, en el documental The fog of war, dedicado a la vida pública de Robert S. McNamara, éste confiesa haber cometido varios errores al organizar la guerra contra Vietnam en su calidad de secretario de defensa de los presidentes Kennedy y Johnson, pero rechaza categóricamente la acusación de haber cometido crímenes de guerra, pese a haber ordenado el bombardeo indiscriminado de poblaciones civiles, la fumigación con "agente naranja", el desmantelamiento de aldeas, y muchos otros actos prohibidos explícitamente por la Convención de Ginebra y la Carta de las Naciones Unidas. Las personas normales, en cambio, sabemos que la agresión bélica es criminal y por lo tanto inmoral.

Con el pretexto de que la mejor defensa es la agresión, a menudo el agresor alega que dispara primero para defenderse mejor. Se habla así de guerra preventiva, se invade países enteros para aprehender a un puñado de terroristas y, con el pretexto de la seguridad, se cercenan las libertades civiles. A los ojos del escéptico, la guerra, ya auténtica, ya metafórica, es un delito que sólo conviene a unas pocas compañías y a los políticos que medran con la credulidad del ciudadano».

Escepticismo político
[Extracto del artículo de Mario Bunge publicado en la Revista El Escéptico, núm. 24 (Enero/Agosto 2007)]

Enlace permanente

PensadorMarioBunge


lunes, 21 de septiembre de 2009

La naturaleza no es un orden armonioso donde sobreviven los mejores

Slavoj Zizek«Hace poco leí un texto fantástico escrito por un científico medioambiental estadounidense. El texto explica un cálculo increíble que espero que sea cierto porque es una locura. Imaginemos que, por alguna razón, la contaminación generada por los humanos disminuye radicalmente. Para él, esta circunstancia supondría una catástrofe para la naturaleza, ya que hasta cierto punto está acostumbrada a la contaminación humana. Si esta desaparece, la naturaleza empezaría a comportarse de una manera enajenada, se descontrolaría. Esto no significa que debamos seguir contaminando. Deberíamos ser concientes de que no hay vuelta atrás, de que debemos aceptar un equilibrio contingente y frágil y de que no existe un estándar preprogramado que podamos recuperar. No hay un equilibrio natural porque la naturaleza misma está improvisando todo el tiempo. Esta es la lección del darwinismo. La naturaleza no es un orden armonioso donde sobreviven los mejores. Esto es totalmente falso; una mala interpretación racista e idealizada del Darwin. La supervivencia es algo totalmente contingente. En el auténtico darwinismo, alguien más tonto que tú de repente hace algo que no significa nada pero que hace que gane él y no tú. La naturaleza no es un medio estable, sino flexible y en constante cambio».

Slavoj Zizek
[Extracto de una entrevista del Círculo de Bellas Artes]

Enlace permanente

PensadorSlavojZizek


viernes, 18 de septiembre de 2009

El verdadero capital es el conocimiento

Sabia reflexión del filósofo japonés Hiroshi Tasaka que expone que el verdadero capital es el conocimiento, no el dinero, y que para reconocer eso se necesita sabiduría.

Material descubierto enEl Resquicio



Hiroshi Tasaka
[Reflexión]

Enlace permanente
PensadorHiroshiTasaka


jueves, 17 de septiembre de 2009

Los ideales actuales son miserables

Demian (1919)«-La solidaridad -dijo Demian- es algo hermoso. Pero lo que vemos florecer por ahí no es solidaridad. Volverá a renacer del conocimiento del individuo por los individuos y durante algún tiempo transformará el mundo. La que hoy existe no es más que espíritu gregario. Los hombres se unen porque tienen miedo los unos de los otros; los señores se asocian, los trabajadores se asocian, los sabios se asocian. ¿Y por qué tienen miedo? Sólo se tiene miedo cuando se está en disensión consigo mismo. Tienen miedo porque nunca se han reconocido a sí mismos. ¡Una sociedad de hombres que tienen miedo de lo desconocido que anida en ellos! Todos se percatan de que sus leyes de vida no funcionan ya, de que viven según los viejos códigos y que ni su religión ni su moral corresponden a lo que necesitamos. Durante cien años y más, Europa no ha hecho más que estudiar y construir fábricas. Todos saben con exactitud cuántos gramos de pólvora se necesitan para matar a un hombre; pero no saben cómo se reza a Dios, no saben siquiera cómo se pasa un rato divertido. ¡Mira las tabernas de los estudiantes! O un lugar de diversión donde se reúne gente rica. ¡Desesperante! Querido Sinclair, de esto no puede salir nada alegre. Los hombres que se apiñan acobardados están llenos de miedo y de maldad; ninguno se fía del otro. Son fieles a unos ideales que han dejado de serlo y apedrean a todo el que crea otros nuevos. Presiento graves conflictos. Vendrán, créeme, vendrán pronto. Naturalmente, no "mejorarán" el mundo. Que los obreros maten a los empresarios, o que Rusia y Alemania disparen una sobre otra, nada altera la situación; sólo cambian los dueños. Pero no será completamente en vano. Hará patente la miseria de los ideales actuales; se saldarán las cuentas con los dioses de la Edad de Piedra. Este mundo, tal como es ahora, quiere morir, quiere sucumbir y lo conseguirá».

Demian (1919)
[Extracto del libro escrito por Hermann Hesse]

Enlace permanente

PensadorHermannHesse


miércoles, 16 de septiembre de 2009

Las pseudociencias pueden ser muy peligrosas

Bayo"En nuestro país somos muy afortunados de tener a Catalina Salas. El nombre de esta mujer no es muy conocido, aunque si lo son las técnicas de adivinación que practica: la numerología y el tarot. Pero lo que realmente nos hace afortunados, es su dedicación particular a la melonomancia. Esta ciencia, como la denomina el portal de internet Terra, consiste en 'un estudio que viene de los griegos y que tiene a los lunares como objetivo de estudio. Acá nada es al azar, porque no sólo guarda importancia el lugar del cuerpo donde está ubicado el lunar, sino que también el lado, o sea si es en la derecha o en la izquierda'. En otras palabras, en las de la mismísima Catalina Salas, mediante la melonomancia, 'es posible dar con algunas pistas importantes sobre nuestras naturalezas' (¿nuestras naturalezas?).

Dejando las bromas a un lado, para mi la melonomancia es una pseudociencia (no una ciencia). Esto, básicamente, porque se basa en un principio teórico que no puede someterse a pruebas experimentales. Y esto no es un tema menor, ya que las pseudociencias pueden ser muy peligrosas. Algunas, como la homeopatía o la acupuntura, a pesar de provocar, en determinados casos, un efecto placebo, encierran un potencial peligro para la salud que quiénes confían en ellas. En cambio, otras, como la astrología o la ufología, pueden ensombrecer los conocimientos que la humanidad ha llegado a tener de la naturaleza o los que podría llegar a tener (por ejemplo, el pronostico cada vez más exacto de una catástrofe natural). En el caso de la melonomancia, para Catalina Salas un lunar en la nalgas puede significar que la persona que lo posee 'tiende a la inestabilidad laboral y emocional', en cambio, para un médico podría significar un nevo displásico con un alto riesgo de convertirse en un cáncer a la piel.

Los que practican una pseudociencia, para darle mayor credibilidad a su actividad, la venden como una ciencia, y así logran obtener una mayor cantidad de clientes. Pero, ¡que esto lo diga un medio de comunicación serio, como Terra, no tiene justificación ni perdón! Por eso es tan importante el desarrollo personal del escepticismo y el pensamiento crítico. Y una buena forma de concienciar sobre la importancia de estas herramientas es a través de la parodia:



(Este video lo descubrí en el blog Ecos del futuro)".

Bayo
(Serie de artículos: El escéptico)

Enlace permanente


martes, 15 de septiembre de 2009

Dónde nace una persona no debería determinar sus derechos y dignidad

Oliver Twist (1838)«¡Qué excelente ejemplo, el joven Oliver Twist, del poder de los vestidos! Liado en la colcha que hasta este momento fuera su único abrigo, lo mismo podría haber sido el hijo de un noble que el de un mendigo; difícil le hubiera sido al más soberbio desconocido asignarle su puesto adecuado en la sociedad. Mas ahora, envuelto ya en las viejas ropas de percal, amarillentas de tanto uso, quedó clasificado y rotulado, y al instante ocupó su debido lugar: era el hijo de la parroquia, el hospiciano huérfano, el galopín humilde y famélico que ha de ser abofeteado y tundido a su paso por el mundo, despreciado por todos y por nadie compadecido.

Oliver lloraba con fuerza; mas si hubiera podido saber que era un huérfano a merced de las indulgentes gracias de capilleros y limosneros, acaso hubiera llorado mucho más».

Oliver Twist (1838)
[Extracto del libro escrito por Charles Dickens]

Enlace permanente

PensadorCharlesDickens


lunes, 14 de septiembre de 2009

Los sueños son las posesiones más importantes de una persona

Singular y conmovedor cortometraje de Paolo Genovese y Luca Miniero que hace reflexionar sobre la importancia de los sueños en la vida de una persona.



Las pequeñas cosas de valor no cuantificable (1999)
[Cortometraje de Paolo Genovese y Luca Miniero]

APORTE

Enlace permanente
PensadorPaoloGenovese

PensadorLucaMiniero


viernes, 11 de septiembre de 2009

Los medios de comunicación deberían promover la práctica del escepticismo

Bayo"Juan Andrés Salfate es un personaje de culto en mi país. Es crítico de cine y, según yo, lo hace muy bien. Se nota que sabe de lo que habla.

Este personaje lleva muchos años en televisión, pasando de un canal a otro, casi siempre como crítico de cine. Pero todo cambió hace muy poco. Ahora, va de canal en canal, aprovechándose de la credulidad de los televidentes para aumentar la sintonía de los programas. Es evidente que sus objetivos son personales y no pretende contribuir con bien común. Se nota, porque no aplica ningún filtro y afirma que todo lo que dice es real: conspiraciones, fenómenos paranormales, contactos extraterrestres, criaturas criptozoológicas, etc. Es decir, no aplica el escepticismo, esa herramienta tan importante que ayuda a distinguir entre lo verdadero y lo falso.

Esta vez, el hecho de no ver mucha televisión, me jugó en contra (este comunicador es, de preferencia, televisivo) y no puedo ser muy preciso. Sin embargo, en Youtube es posible encontrar una gran cantidad de videos de este mediático personaje. En los programas en los que trabaja como panelista fijo, ha dicho, por ejemplo, que el origen de la humanidad es extraterrestre, que la luna es artificial, que existe brujería en el fútbol y que hay criaturas fantásticas reales. También ha dicho, como invitado en otros programas, que la llegada televisada del hombre a la luna no fue verdadera. Otro ejemplo, es lo que le escuché decir el 8 de Septiembre recién pasado, en el programa Así Somos. Dijo que el 9 de Septiembre, a las 9 de la mañana, se iba a abrir un portal e iban a entrar demonios de otra dimensión a la nuestra (se le olvido mencionar a las 9 de qué país).

El escepticismo es una herramienta que deberían, por obligación, aplicar todas las personas, en especial cuando están frente a un televisor. Como no se nace sabiendo cómo utilizar esta capacidad, no tengo juicios negativos contra las personas que no la utilizan, pero los comunicadores, que son libres de expresarse pero también responsables de lo que generan sus expresiones, tienen que utilizarla. La importancia del escepticismo en los medios de comunicación queda claramente expresada en el 'Manifiesto por la cultura veraz', de la asociación ARP-SAPC, en especial el siguiente extracto:

La evolución de la sociedad depende de su cultura y, en nuestros tiempos, buena parte de esta depende de los medios de comunicación, que deben, por tanto, presentar la realidad de forma correcta, utilizando los hechos y razonando a partir de ellos. Evidentemente, los razonamientos relativos a la política, a las actuaciones de los gobiernos y, en general, los hechos relativos a la sociedad, son incompletos y su análisis suele llevar incorporado un cariz subjetivo que depende de la persona que hace el análisis. Sin embargo, cuando se seleccionan los hechos y se mezclan con la finalidad de obtener una conclusión, el resultado es manipulación.
[...]
En este país tan carente de formación científica, con una clara pérdida de cultura media en la población y con una carencia crónica de programas de divulgación del conocimiento entretenidos, la existencia de este tipo de programas no sólo no incrementa la cultura media de la población sino que la disminuye a través de datos erróneos o de especulaciones absurdas. La finalidad de este mundillo de lo misterioso, lo paranormal, la ciencia o la medicina "alternativas" necesita de una población desinformada para obtener de ella lo que pretende: beneficios económicos.

En conclusión, según yo, Juan Andrés Salfate, paso de ser un aporte para la cultura, como excelente crítico de cine (que aún lo es), a ser un personaje nocivo para la sociedad, como mercenario de lo paranormal. Y este tipo de personajes se pueden encontrar en cualquier país. ¿O no?".

Bayo
(Serie de artículos: El escéptico)

Enlace permanente


Serie de artículos: El escéptico

Artículos críticos del autor del blog, Bayo, sobre afirmaciones paranormales y pseudociencias.

Artículo 1:
Los medios de comunicación deberían promover la práctica del escepticismo
SER PENSADOR, 11 de septiembre de 2009

Artículo 2:
Las pseudociencias pueden ser muy peligrosas
SER PENSADOR, 16 de septiembre de 2009

Artículo 3:
El escepticismo es una inversión
SER PENSADOR, 15 de enero de 2010

Artículo 4:
El Cabo Valdés nunca fue abducido
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 12 de mayo de 2010

Artículo 5:
Las facultades mentales de Hugo Zepeda Coll
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 17 de mayo de 2010

Artículo 6:
El negocio de Omar Garate
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 20 de mayo de 2010

Artículo 7:
Los brujos y los medios de comunicación
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 28 de mayo de 2010

Artículo 8:
¿Mal de ojo o mal de la cabeza?
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 7 de junio de 2010

Artículo 9:
Una hipótesis escéptica sobre el fenómeno Ovni
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 11 de junio de 2010

Artículo 10:
Hugo Gómez Solís, el adivino que no adivina
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 16 de junio de 2010

Artículo 11:
¿Practicas el escepticismo?
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 22 de junio de 2010

Artículo 12:
La homeopatía es un fraude médico
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 5 de julio de 2010

Artículo 13:
El autobombo de los charlatanes nacionales
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 10 de agosto de 2010

Artículo 14:
Todas las personas que actúan guiadas por una creencia religiosa podrían estar delirando
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 1 de septiembre de 2010

Artículo 15:
¡Una de las predicciones apocalípticas de Salfate es para mañana!
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 8 de septiembre de 2010

Artículo 16:
Por qué el escepticismo no es popular (o del porqué debería serlo)
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 8 de febrero de 2011

Artículo 17:
Por qué no soy ateo
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 24 de febrero de 2011

Artículo 18:
La educación religiosa vulnera el derecho de libertad de culto… ¡y a nadie le importa!
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 12 de mayo de 2011

Artículo 19:
Cómo dejar de ser católico (o de cómo apostatar)
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 19 de enero de 2012

Artículo 20:
Álvaro Santi, ¿tarotista y psíquico?
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 11 de junio de 2012

Artículo 21:
En la práctica, ¿Chile es un Estado laico?
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 26 de septiembre de 2012

Artículo 22:
El "Extraterrestre de La Noria" es un feto humano momificado
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 15 de mayo de 2013

Artículo 23:
La ciencia no ha dicho que los transgénicos sean peligrosos. Y si la ciencia no lo dice…
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 03 de septiembre de 2013

Artículo 24:
Ranking de las 10 ideas del misticosmos más extrañas y absurdas
Asociación Escéptica de Chile (AECH), 28 de octubre de 2013

Nota del autor del blogCuando buscaba algún tipo de colaboración para el blog, Juan Soler, de la asociación ARP-SAPC, me respondió un email muy inspirador y me decidí a escribir artículos escépticos sobre afirmaciones paranormales y pseudociencias. No tengo ninguna preparación formal en la materia, pero es una materia que me gusta mucho y haré todo lo posible por elegir temas interesantes, de interés internacional, y en su desarrollo, aplicar la razón, el pensamiento crítico y todos los conocimientos que he adquirido con el blog.

Cuando me refiero a "posible sociedad" me refiero a que existe la posibilidad de que me envíen la revista de forma gratuita si mis artículos son periódicos y, por su puesto, del gusto del director de la revista.

En mi país, me parece que ese tipo de revistas no existe, por lo tanto, sería una excelente oportunidad para mi de leer ese tipo de temas y de "ejercitar el pensamiento".

[En permanente actualización]


jueves, 10 de septiembre de 2009

No hay trato más denigrante para un pensador que compararlo con una oveja

Revista Pensar, volumen 2, núm. 2«No hay trato más denigrante para un pensador que compararlo con cuadrúpedos herbívoros; no obstante la religión hace que los creyentes se enorgullezcan de recibir el apelativo de ovejas, de renunciar a la razón y de someterse a un "pastor". Es aborregamiento: la completa renuncia a la inteligencia, la razón, la personalidad, la autonomía y la libre indagación. (Nota 10)»

La amenaza religiosa
[Extracto del artículo de Hernán Toro publicado en la Revista Pensar, volumen 2, núm. 2 (abril/Junio 2005)]

Enlace permanente

PensadorHernanToro


miércoles, 9 de septiembre de 2009

Vive pensando que tu vida se volverá a repetir

Hermoso fragmento de la película El día que Nietzsche lloró que hace que los seres humanos tomen conciencia sobre si son felices o no.

¿Qué sucedería si un demonio le fuera a decir que esta vida, cómo la vive ahora, cómo la vivió en el pasado, deberá vivirla otra vez incontables veces más?

Material descubierto enLa Máquina de Von Neumann



El día que Nietzsche lloró (2007)
[Fragmento de la película]

Enlace permanente


martes, 8 de septiembre de 2009

Seminario: El Legado Intelectual de Darwin en el Siglo XXI

Revolución Darwin: Por qué somos lo que somosEste lunes 7 y martes 8 de Septiembre asistí al cuarto y último seminario del ciclo "Revolución Darwin: Por qué somos lo que somos", organizado por la Fundación Ciencia y Evolución.

Este cuarto seminario, llamado "El Legado Intelectual de Darwin en el Siglo XXI", se realizó en Casapiedra y contó con las exposiciones de los siguientes invitados:

- Daniel Dennett: Recibió su BA en filosofía en la Universidad de Harvard en 1963. En 1965, se doctoró en Filosofía en la Universidad de Oxford, actualmente es Austin B. Fletcher Professor of Philosophy, profesor de la universidad y co-director del Centro de Estudios Cognitivos junto con Ray Jackendoff en la Universidad Tufts. Es autor de varios libros de gran importancia sobre la evolución y la conciencia.

Tema: "La Peligrosa Idea de Darwin".

- Leda Cosmides: Obtuvo su BA en biología (1979) y su Ph.D. en psicología cognoscitiva (1985) en Harvard. Antes de mudarse a la Universidad de California, Santa Barbara, donde ha estado en la facultad desde 1991, desarrolló su trabajo postdoctoral con Roger Shepard en Stanford siendo Fellow en el Center for Advanced Study in the Behavioral Sciences.

Tema: "Psicología Evolucionaria".

- John Tooby: Antropólogo, que, junto con su esposa Leda Cosmides, han tenido un rol clave en el desarrollo de la psicología evolucionaria. Tooby es BA Experimental Psychology, Harvard University (1975), MA. en Behavioral Biology de Harvard University (1981) y Ph.D. Biological Anthropology, Harvard University (1989). Actualmente es profesor de antropología en la Universidad de California, Santa Barbara.

Tema: "Enfoque Evolucionario a las Ciencias Sociales".

- Steven Pinker: Natural de Montreal, recibió sus BA de la McGill University en 1976 y su PhD en psicología en Harvard, 1979. Después de enseñar en el MIT por 21 años, volvió a Harvard en 2003 como Johnstone Professor of Psychology.

Tema: "El Lenguaje y la Naturaleza Humana".

- Matt Ridley: Escritor científico británico. Obtuvo el doctorado en Zoología por la Universidad de Oxford antes de comenzar su carrera de divulgación científica. Ha trabajado como corresponsal científico para The Economist y para The Daily Telegraph. Actualmente preside el International Centre of Life, Newcastle, Reino Unido dedicado a la difusión de la ciencia, y es profesor visitante en el laboratorio Cold Spring Habor de Nueva York.

Tema: "Analogías entre la Biología y la Economía".

- Helena Cronin: Dirige Darwin@LSE. Ella es codirectora de LSE’s Center for Philosophy of Natural and Social Science.

Tema: "¿Por qué Importan las Diferencias entre los Sexos?: La Mirada Darwiniana".

- Nicholas Humphrey: Psicólogo británico, cuyo trabajo se enfoca en temas como conciencia y creencia en lo supernatural desde una perspectva evolucionaria. Recibió su PhD en psicología de la Universidad de Cambridge en 1968.

Tema: "Hijo de la Belleza: Selección Sexual y el Amor a la Naturaleza".

- Ian McEwan: Novelista que ha recibido muy buenas críticas mundiales por su trabajo. Su última novela, 'Saturday', se basa en un día en la vida de un neurocirujano de cerebro.

Tema: "Originalidad en las Ciencias y en las Artes".

Objetivos del seminario:

Examinar las consecuencias del pensamiento de Darwin en el mundo de las ideas y las disciplinas científicas. El propósito de ello es ilustrar y discutir cómo el pensamiento darwinista ha influido en las disciplinas que estudian al ser humano de manera individual (biología, neurociencia, psicología), en su interacción social (antropología, sociología, economía, ciencia política) y en forma general, como la filosofía o la moral. Es decir, que de ese pensamiento surge una visión del ser humano, que es integral y coherente con el resto del cuerpo de conocimientos científicos acumulados, lo que resalta la importancia del aniversario que estos seminarios estarán celebrando.

Nota del autor del blogAquí se pueden encontrar los videos en español de los últimos tres seminarios, y aquí los videos del último seminario. Recomiendo verlos todos, sin embargo, las exposiciones que yo publicaría en el blog —y que no lo hago porque técnicamente me es imposible (debido al tipo de reproductor)—, serían las exposiciones de Michael Shermer, Robert O. Kurzban y Daniel Dennett.

Enlace permanente


lunes, 7 de septiembre de 2009

El ser humano es el único que viola el orden de la naturaleza

El científico rebelde (2008)«El significado de esta cita queda más claro si la situamos en su contexto. El hombre viola el orden establecido no solo por realizar la combustión de carbón e hidrocarburos, sino también por la agricultura y la ganadería. Esto es lo que Vernadsky escribió:

En los terrenos cultivados, solo realizando un gran esfuerzo consigue el hombre civilizado obtener cosechas que no estén mezcladas con las malas hierbas que crecen por doquier. Antes de la aparición del hombre sobre la Tierra, la vegetación alcanzó seguramente en todo el planeta su máximo desarrollo posible, un estado de equilibrio al que llegó tras siglos de crecimiento. Una situación similar puede verse en las estepas vírgenes que todavía existen en algunas zonas de Rusia ... Hasta donde la vista podía alcanzar, no había más que un colchón de hierba que crecía hasta más de un metro de altura, un revestimiento continuo de la Tierra, que la protegía del calor del sol. El musgo y los líquenes, aprovechando la humedad que el suelo conservaba, permanecían verdes incluso con el calor del verano a la sombra de las hojas.

El hombre es el único que viola el orden establecido y, mediante los cultivos, trastoca el equilibrio ... Es consciente de ello cuando se ve obligado a oponerse a la presión de la vida defendiendo contra este invasor los campos que desea cultivar. Lo ve también si observa a su alrededor con ojos atentos el mundo natural; en su entorno, la verde vegetación libraba por todas partes una lucha secreta, silenciosa e inexorable por la existencia. Al sentir este movimiento, es posible que el hombre perciba la realidad del bosque que toma por asalto la estepa, o la asfixia gradual del bosque por la creciente marea de líquenes que llega de la tundra».

El científico rebelde (2008)
[Extracto del libro escrito por Freeman Dyson]

Enlace permanente

PensadorFreemanDyson


viernes, 4 de septiembre de 2009

Ser humano es pensar

Lalo MárquezTraducción de la definición de escéptico por la revista Skeptic:

¿Qué significa ser un escéptico? Algunas personas creen que el escepticismo es el rechazo de nuevas ideas, o peor, confunden "escéptico" con "cínico" y piensan que los escépticos son una bola de viejitos gruñones renuentes a aceptar cualquier afirmación que rete el status quo. Esto es incorrecto. El escepticismo es una posición provisional a las afirmaciones. Es la aplicación de la razón a cualquiera y toda las ideas -no se permiten vacas sagradas. En otras palabras, el escepticismo es un método, no una posición. Idealmente, los escépticos no van a una investigación cerrados a la posibilidad de que un fenómeno pueda ser real o que una afirmación pueda ser verdadera. Cuando decimos que somos "escépticos", queremos decir que debemos ver evidencia convincente antes de creer.

El escepticismo ha tenido una larga tradición histórica que data desde la Grecia antigua cuando Sócrates observó: "Yo solo sé que no sé nada". Pero ésta pura posición es estéril e improductiva y sostenida por virtualmente nadie. Si tú eres escéptico de todo, entonces deberás ser escéptico de tu propio escepticismo.

El escepticismo moderno esta basado en el método científico, que envuelve el obtener información para formular y probar explicaciones naturalísticas para los fenómenos naturales. Una afirmación se vuelve un hecho cuando es confirmada a tal punto que sería razonable ofrecer un acuerdo temporal. Pero todos hechos en la ciencia son provisionales y sujetos a refutación, por eso el escepticismo es un método que conduce a conclusiones provisionales. Algunas afirmaciones, tales como la radiestesia, la percepción extra sensorial, y el creacionismo, han sido probados (y han fallado las pruebas) las suficientes veces como para que podamos provisionalmente concluir que no son válidas. Otras afirmaciones, tales como la hipnosis, los orígenes del lenguaje, y los agujeros negros, han sido probados pero sus resultados son inconclusos así que debemos continuar formulando y probando hipótesis y teorías hasta que podamos alcanzar una conclusión provisional.

La clave para el escepticismo es el aplicar continua y vigorosamente los métodos de la ciencia para navegar los estrechos canales entre el escepticismo de "no saber nada" y la credulidad de "cualquier cosa es posible". Hace más de tres siglos atrás, el filósofo y escéptico francés, René Descartes, después de una de las más completas purgas escépticas en la historia intelectual, concluyó que el solo estaba seguro de una cosa: Cogito ergo sum -Pienso, luego existo. Pero la evolución puede habernos diseñado en la otra dirección. Los humanos hemos evolucionado para ser animales buscadores de patrones y deductores de causas, moldeados por la naturaleza para encontrar relaciones significativas en el mundo. Aquellos quienes fueron mejores haciendo esto, dejaron a sus descendientes. Nosotros somos sus descendientes. En otras palabras, ser humano es pensar. Para parafrasear a Descartes:

Sum Ergo Cogito -Pienso, Luego Existo.

¿Qué es un Escéptico?
[Columna de Lalo Márquez, publicada en el portal SobreNatural.NET]

Enlace permanente

PensadorLaloMarquez


jueves, 3 de septiembre de 2009

La paz muere con el odio y del amor es dueño el dinero

Inspirador video clip (no oficial) de Ska-P que hace pensar sobre los problemas que existen en el planeta y lo difícil que es para un padre contárselos a sus hijos.

Nota del autor del blogHoy el blog cumple un año y quise "celebrarlo" publicando una canción que me inspira y me emocina. Las imágenes del video no logran interpretar completamente lo que me hace sentir la canción, pero no encontré otro mejor.
Despertar, y ver tu carita reír. Sentir lo que nunca pude sentir, es tu luz. ¡Para ti, hija!.



Qué puedo decir
[Video clip de Ska-P]

Enlace permanente


miércoles, 2 de septiembre de 2009

El hecho de que una religión adquiera forma institucional es un despropósito

Los Conjurados de Roma (2007)«Jorge pensaba en lo absurdo de todo aquello: el solo hecho de que una religión adquiriese forma institucional era un despropósito, una insensatez vecina a la locura. La fe era un don espiritual, íntimo, propio de cada individuo, y aunque cualquiera pudiese renegar de ella, era indudable que constituía un puente entre el hombre y la divinidad, una sagrada comunión establecida entre el creyente y su dios. En tal sentido, nada había que objetar a las religiones, pues llenaban el hondo vacío espiritual del hombre y lo auxiliaban en sus horas más difíciles. Pero cuando las religiones adquirían toda una arquitectura teocrática, edificaban templos, nombraban jerarcas y establecían dogmas y prohibiciones, no sólo extraviaban su esencia y el más elemental de sus propósitos, sino que además desnudaban sus peores defectos. Convertida en un acto público y ajena a la esfera individual, la fe se transformaba en un arma capaz de generar violencias, fanatismo, persecuciones e intolerancia».

Los Conjurados de Roma (2007)
[Extracto del libro escrito por Miguel Betanzos]

Enlace permanente

PensadorMiguelBetanzos


martes, 1 de septiembre de 2009

No existe un orden adecuado en las prioridades sociales a debatir

Bayo"Con el tema que voy a tratar a continuación arriesgo proyectar una falsa imagen de mi persona. Esto lo digo porque en las sociedades actuales, donde predomina el hedonismo (búsqueda del placer como fin supremo), existe una tendencia a hacer estereotipos con mucha facilidad. Por ejemplo, generalmente, cuando formulo uno de mis pensamientos, soy catalogado de 'comunista', lo que demuestra que tener una visión crítica del sistema de vida actual hace que la gente busque el modelo más conocido para representar esa visión. Cuando esto sucede, para no complicar las cosas, prefiero mantenerme callado, ya que si intento explicarles que no lo soy y que hay otros estereotipos que me definen mejor, tendría que comenzar largas explicaciones (debido a lo poco populares que son estos estereotipos): humanista secular, escéptico científico, librepensador, libertario, 'bright', etc., etc.

A pesar de lo anterior, quiero referirme al tema de Venezuela. Muchas veces, he escuchado hablar horrores de ese país, en especial, sobre las limitaciones de libertad individual que supuestamente impone o que pretende imponer el gobierno. No quiero profundizar en ese tema, ya que me produce sentimientos encontrados. Por un lado, al parecer, el país se está apartando del sistema neoliberal (del que soy tan crítico), pero eso se quiere lograr de arriba hacia abajo y un libertario cree que los cambios son de abajo hacia arriba. Sin embargo, lo que realmente me preocupa, son las prioridades que tienen las personas de mi país acerca de los problemas que afectan a las sociedades.

Según la experiencia que tengo, casi todos mis compatriotas encuentran terribles estas restricciones que supuestamente intenta imponer el gobierno venezolano, pero no encuentran terrible hechos que suceden ante sus propias narices y que, desde mi punto de vista, muchas veces, son peores. Para demostrar que esto es así, quiero referirme a algunos ejemplos.

- La libertad que tienen ciertas empresas extranjeras para venir a instalarse al país y extraer los recursos no renovables y todo lo que ello implica: daños medioambientales, conflictos internos, la creación de nuevas necesidades, etc. El caso más importante de los últimos años, es la llegada de la empresa minera Barrick Gold y de su proyecto Pascua-Lama.

- La disposición progresiva a utilizar la tecnología en la identificación de personas. Esto, con el fin, supuestamente, de darle mayor seguridad a los ciudadanos, sin embargo, con ello se vulnera claramente la libertad individual. El caso más reciente es la implementación que hizo la Universidad de Chile del Facerec, un software que detecta e identifica personas a distancia mediante el reconocimiento de rostros.

- La total libertad e impunidad que tienen los políticos para violar las leyes. Un caso 'fresco', y que puede ser observado por cualquier persona, es la propaganda electoral que hay en la calles, a pesar de que aún no comienza el período legal para hacerlo.

Según yo, estos ejemplos no generan el debate que deberían; sólo el reclamo de los comunistas de siempre. Y si se quiere criticar lo que sucede en otros países, por último, considero mucho más importante hablar de los países que utilizan la fuerza para liberar a otros (ya saben a que país me refiero).

Para finalizar, no puedo no mencionar, que el 'orden' en las prioridades sociales que una persona posee en este mundo tan hedonista, será el que menos le complique la existencia. Por lo tanto, adquirirá lo que piensa la mayoría y, por lo general, la mayoría piensa lo que se dice en los medios de comunicación".

Bayo

Enlace permanente


El espíritu de exploración está en el corazón de todo ser humano

Constructivo capítulo de la serie de documentales de divulgación científica Cosmos: un viaje personal que hace reflexionar sobre lo significativo que es para la humanidad aprender de otros mundos.



Capítulo 6: Historias de viajeros (1980)
[Documental de Carl Sagan (guionista principal)]

Enlace permanente

PensadorCarlSagan