viernes, 30 de octubre de 2009

El ser humano es producto de la evolución biológica y el desarrollo cultural

Introduccion a la moderna antropologia cultural (1977)«El ser humano es producto de la evolución biológica. Si el lector examina su cuerpo encontrará ciertos rasgos que atestiguan la cercanía de nuestro parentesco con los primates superiores. Aún los rasgos más corrientes de nuestro comportamiento presentan muchas afinidades con las de los monos. La evolución biológica no ha cesado. Sin embargo, en el ser humano, se ha visto complementada con el desarrollo cultural. Se ha formado una compleja relación entre los factores biológicos y los culturales.

El hecho de poseer una cultura confiere al ser humano una flexibilidad de comportamiento que no está al alcance de ninguna otra criatura, puesto que las categorías y los planes aprendidos pueden alterarse rápidamente. No forman parte de la estructura del sistema nervioso. Se adquieren a lo largo del proceso de enculturación y, a pesar de que persisten los hábitos adquiridos en la edad temprana, es posible modificarlos en cualquier momento: los cazadores pueden convertirse en granjeros y los granjeros son barridos hacia la industria sin necesidad de cambios genéticos previos, aún cuando grandes cambios en la forma de vida traerán, finalmente, consecuencias genéticas».

Material descubierto enRepasando el pasado para entender el presente

Introduccion a la moderna antropologia cultural (1977)
[Extracto del libro escrito por Philip K. Bock]

Enlace permanente
PensadorPhilipKBock


jueves, 29 de octubre de 2009

El consumismo surge para contrapesar una vida llena de frustraciones

El consumo me consume (1998)«Un mundo laboral plagado de incertidumbres e inseguridades, un trabajador sometido a las coacciones disciplinarias y a la voluntad omnímoda de jefes y patrones. La labor como una especie de prisión a tiempo parcial, un mundo donde pocos se sienten retribuidos según su esfuerzo y tratados según su mérito. La mayoría vive el yugo de la coacción ascética, la privación de todo placer.

Es evidente que ese mundo sería asfixiante y atosigante si no existieran compensaciones fuera del mundo del trabajo. La situación general puede describirse así: una existencia laboral incierta, competitiva, en ocasiones organizada como un panóptico, más el encierro en ciudades poluidas y extenuantes, en las cuales el transporte a los lugares de trabajo absorbe una cantidad significativa de tiempo muerto. Lo más probable es que esa situación generaría un descontento sombrío.

Esa vida de pura frustración se cerniría como un fantasma amenazante sobre el orden. Por eso, frente al universo incierto y ascético de la vida laboral, se inventa como contrapeso una salida, la construcción hedonista del mundo, materializada en las posibilidades fluidas del consumo a crédito».

El consumo me consume (1998)
[Extracto del libro escrito por Tomás Moulian]

Enlace permanente

PensadorTomasMoulian


miércoles, 28 de octubre de 2009

El mayor enemigo de los seres humanos es la ignorancia

Honorífica exposición del mago, escéptico y declarado enemigo de la parapsicología, James Randi, que habla sobre el legado que le dejó Carl Sagan a la humanidad.

Porque su trabajo lo sobrevive y lo podemos disfrutar, aprender de él [...], pero su mayor logro en mi opinión era que el podía enseñar. Lo hacía sin dolor, de forma convincente y provocativa. Él no sólo no conocía las materias, sino que las amaba en la clásica forma en la que todos los grandes maestros han seguido.

Material descubierto enCerebros no lavados



James Randi
[Exposición]

Enlace permanente
PensadorJamesRandi


martes, 27 de octubre de 2009

Las religiones inculcan el miedo y perpetúan la suspicacia y el antagonismo

La educación y el significado de la vida (1950)«Lo que llamamos religión es simplemente una creencia organizada, con sus dogmas, ritos, misterios y supersticiones. Cada religión tiene su propio libro sagrado, su mediador, sus sacerdotes y sus fórmulas para amenazar y retener a la gente. La mayor parte de nosotros hemos sido condicionados a todo esto, que se considera educación religiosa; pero este condicionamiento coloca al hombre frente al hombre, crea antagonismo, no sólo entre los creyentes, sino también contra los que tiene otras creencias. Aunque todas las religiones afirman que adoran a Dios y dicen que debemos amarnos los unos a los otros, inculcan el miedo con sus doctrinas de premios y castigos, y con sus dogmas de competencia perpetúan la suspicacia y el antagonismo.

Los dogmas, los misterios y los ritos no conducen a la vida espiritual. La educación religiosa, en su verdadero sentido, ha de estimular al niño a comprender su propia relación con las personas, las cosas y la naturaleza. No hay existencia sin relación; y sin el conocimiento de sí mismo toda relación con uno o con muchos, trae conflictos y dolores. Por supuesto que explicar esto cabalmente a un niño es imposible; pero si el educador y los padres captan a plenitud el significado de la convivencia, entones por su actitud, su conducta y su lenguaje, seguramente podrán trasmitir al niño la significación de la vida espiritual, sin necesidad de usar muchas palabras ni muchas explicaciones.

Lo que llamamos educación religiosa desalienta la interrogación y la duda, sin embargo, sólo cuando investigamos la significación de los valores que la sociedad y la religión han colocado ante nosotros, es cuando comenzamos a averiguar lo que es la verdad. Es función del educador examinar profundamente sus propios pensamientos y sentimientos, y desechar los valores que le han proporcionado seguridad y satisfacción, pues sólo entonces puede ayudar a sus alumnos a estar alertas ante sí mismos y a comprender sus propias urgencias y sus propios temores».

La educación y el significado de la vida (1950)
[Extracto del libro escrito por Jiddu Krishnamurti]

Enlace permanente

PensadorJidduKrishnamurti


lunes, 26 de octubre de 2009

Hay suficiente necedad en el mundo para abastecer un ejército

Charles BukowskiHay suficiente traición y odio, violencia.
Necedad en el ser humano corriente
como para abastecer cualquier ejercito o cualquier jornada.
Y los mejores asesinos son aquellos
que predican en su contra.
Y los que mejor odian son aquellos
que predican amor.
Y los que mejor luchan en la guerra
son -AL FINAL- aquellos que
predican
PAZ.

Aquellos que hablan de Dios.
Necesitan a Dios
Aquellos que predican paz
No tienen paz.
Aquellos que predican amor
No tienen amor.
Cuidado con los predicadores
cuidado con los que saben.

Cuidado con
Aquellos que
Están siempre
Leyendo
Libros.

Cuidado con aquellos que detestan
la pobreza o están orgullosos de ella.

Cuidado con aquellos de alabanza rápida
pues necesitan que se les alabe a cambio.

Cuidado con aquellos que censuran con rapidez:
tienen miedo de lo que
no conocen.

Cuidado con aquellos que buscan constantes
multitudes; no son nada
solos.

Cuidado con
El hombre corriente
Con la mujer corriente
Cuidado con su amor.

Su amor es corriente, busca
lo corriente.
Pero es un genio al odiar
es lo suficientemente genial
al odiar como para matarte, como para matar
a cualquiera.

Al no querer la soledad
al no entender la soledad
intentarán destruir
cualquier cosa
que difiera
de lo suyo.

Al no ser capaces
de crear arte
no entenderán
el arte.

Considerarán su fracaso
como creadores
sólo como un fracaso
del mundo.

Al no ser capaces de amar plenamente
creerán que tu amor es
incompleto
y entonces te
odiarán.

Y su odio será perfecto
como un diamante resplandeciente
como una navaja
como una montaña
como un tigre
como cicuta

Su mejor
ARTE.

El genio de la multitud
[Poema de Charles Bukowski, sacado del libro Peleando a la contra (1997)]

Enlace permanente

PensadorCharlesBukowski


viernes, 23 de octubre de 2009

El ser humano ha buscado su lugar en el cosmos desde que existe

Instructivo capítulo de la serie de documentales de divulgación científica Cosmos: un viaje personal que expone sobre los orígenes del pensamiento científico y sobre lo que son las estrellas y las galaxias y cómo han influido estas en la historia de la mitología.



Capítulo 7: La espina dorsal de la noche (1980)
[Documental de Carl Sagan (guionista principal)]

Enlace permanente

PensadorCarlSagan


jueves, 22 de octubre de 2009

Sólo el pensamiento vivido tiene valor

Demian (1919)«-Ya hablaremos otro día -dijo con cuidado-. Veo que piensas más de lo que puedes expresar. Claro que si es así te darás cuenta también de que nunca has vivido completamente lo que piensas; y eso no es bueno. Sólo el pensamiento vivido tiene valor. Hasta ahora has sabido que tu «mundo permitido» sólo era la mitad del mundo y has intentado escamotear la otra mitad, como hacen los curas y los profesores. ¡Pero no lo conseguirás! No lo consigue nadie que haya empezado a pensar.

Sus palabras me llegaron al alma.

-Pero -exclamé casi gritando- hay cosas verdaderamente feas y prohibidas; ¡no puedes negarlo! Están prohibidas y tenemos que renunciar a ellas. Yo sé que existen el crimen y los vicios; pero porque existan no voy yo a convertirme en un criminal.

-Hoy no agotaremos el tema -me tranquilizó Max-. Desde luego, no vas a asesinar o violar muchachas, no. Pero aún no has llegado al punto en que se ve con claridad lo que significa en el fondo «permitido» y «prohibido». Has descubierto sólo una parte de la verdad. Ya vendrá el resto, no te preocupes. Por ejemplo: desde hace un año sientes en ti un instinto, que pasa por «prohibido», más fuerte que todos los demás. Los griegos y muchos otros pueblos, en cambio, han divinizado este instinto y lo han venerado en grandes fiestas. Lo «prohibido» no es algo eterno; puede variar. También hoy cualquiera puede acostarse con una mujer si antes ha ido al sacerdote y se ha casado con ella. En otros pueblos es de otra manera. Por eso cada uno tiene que descubrir por sí mismo lo que le está prohibido. Se puede ser un gran canalla y no hacer jamás algo prohibido. Y viceversa. Probablemente es una cuestión de comodidad. El que es demasiado cómodo para pensar por su cuenta y erigirse en su propio juez, se somete a las prohibiciones, tal como las encuentra. Eso es muy fácil. Pero otros sienten en sí su propia ley; a esos les están prohibidas cosas que los hombres de honor hacen diariamente y les están permitidas otras que normalmente están mal vistas. Cada cual tiene que responder de sí mismo».

Demian (1919)
[Extracto del libro escrito por Hermann Hesse]

Enlace permanente

PensadorHermannHesse


miércoles, 21 de octubre de 2009

Los seres humanos son peligrosos para los gobiernos y las religiones

La educación y el significado de la vida (1950)«Sólo el amor puede crear la comprensión de los demás. Donde hay amor hay comunión instantánea con los otros, en el mismo nivel y al mismo tiempo. Por ser nosotros mismos tan secos, tan vacíos, tan faltos de amor, hemos permitido que los gobiernos y los sistemas se encarguen de la educación de nuestros hijos y de la dirección de nuestras vidas; mas los gobiernos quieren técnicos eficientes, y no seres humanos, porque los seres humanos son peligrosos para los gobiernos, así como también para las religiones organizadas. Por esto es que los gobiernos y las organizaciones religiosas buscan el dominio sobre la educación».

La educación y el significado de la vida (1950)
[Extracto del libro escrito por Jiddu Krishnamurti]

Enlace permanente

PensadorJidduKrishnamurti


martes, 20 de octubre de 2009

El ser humano es uno con el universo

Original cortometraje que hace pensar sobre lo destructivo que es para el ser humano considerar como normales las patologías que hoy en día lo afectan. Patologías producidas por los sistemas educativos basados en el premio y castigo, por el gobierno y sus leyes, por el sistema económico capitalista y por los medios de comunicación.

En cada ser humano se encuentra cierta nostalgia: la de una felicidad permanente y completa, una felicidad absoluta. Uno está seguro que existe en algún lugar pero ya no se acuerda dónde. Se la busca en general fuera de uno mismo, en una amistad, un matrimonio, una religión, un lugar.



Neurosis del paraíso perdido (2008)
[Cortometraje]

Enlace permanente


lunes, 19 de octubre de 2009

Dios siempre es asociado a aquellas cosas que no se comprenden

Richard Feynman«Dios fue inventado para explicar el misterio. Dios es siempre inventado para explicar esas cosas que no entiendes. Pero, cuando finalmente descubres la manera en que trabaja algo, obtienes ciertas leyes que estás arrebatando a Dios; no lo necesitas más. Pero lo necesitas para los otros misterios. Por tanto lo dejas para que creara el Universo porque eso aún no lo entendemos; lo necesitas para entender esas cosas que no crees que las leyes puedan explicar, tales como la conciencia, o por qué sólo vives un cierto período de tiempo —vida y muerte— cosas como esas. Dios siempre es asociado a aquellas cosas que no comprendes. Por consiguiente yo no creo que las leyes puedan ser consideradas como semejantes a Dios porque ellas ya han sido entendidas».

Richard Feynman
[Reflexión]

Enlace permanente

PensadorRichardFeynman


viernes, 16 de octubre de 2009

El dinero le ha hecho perder a la medicina su sentido humanista

Horacio Croxatto«Usted lleva cincuenta años investigando. ¿Cree que la medicina de hoy está demasiado pendiente de la enfermedad?

Encuentro que tiene el foco demasiado puesto en la enfermedad, y es preocupante. Detrás está el tema del dinero, del negocio. No hay duda de que cualquiera de nosotros pagaría por estar sano, por mejorarse de una enfermedad. La industria farmacéutica aprovecha eso a fondo. La medicina también. Los médicos hoy piden una cantidad de exámenes y recetan una cantidad de remedios que encuentro atroz. Y la gente es muy paranoica, por cualquier dolorcito consulta. Cuando los médicos no recetan, los pacientes salen desilusionados, o los médicos tienen miedo de no hacer una batería de exámenes porque si algo anda mal después les meten juicio. La medicina no era así cuando yo era joven. Es lamentable, porque el costo se encarece inmensamente y se pierde el sentido de una profesión que es arte, ciencia y humanismo.

¿Qué hacemos? ¿Dejamos los remedios?

Yo casi nunca tomo remedios, incluso cuando me duele alguna articulación. La única vez que he ido al médico en los últimos años fue porque tenía muchas arritmias. Me recetaron cosas que no usé y no he vuelto a tener problemas. Tengo el colesterol alto, pero, al fin y al cabo, de algo hay que morirse. Les tengo prohibido a mis hijos que me lleven a la UTI. Si me da un ataque, que me dejen tranquilo. Total, ya viví muchos años y disfruté mi pasión por la ciencia».

Horacio Croxatto
[Extracto de una entrevista de la revista Paula (05 de Marzo de 2008)]

Enlace permanente

PensadorHoracioCroxatto


jueves, 15 de octubre de 2009

Los seres humanos necesitan del mundo natural

Interesante y preciosa conferencia de la naturalista y primatóloga inglesa Jane Goodall que pretende concienciar sobre lo trascendental que es para los seres humanos que aprendan a vivir en paz y armonía entre ellos y el mundo natural.

Material descubierto enEl Replicador de Sueños

(Hacer click en "View subtitles" y seleccionar "Spanish" para ver el video con subtítulos en español)



Jane Goodall
[Conferencia en TED]

Enlace permanente
PensadorJaneGoodall


miércoles, 14 de octubre de 2009

La lectura y el pensamiento crítico son peligrosos en una sociedad injusta

El mundo y sus demonios (1997)«Había una norma muy reveladora: los esclavos debían seguir siendo analfabetos. En el sur de antes de la guerra, los blancos que enseñaban a leer a un esclavo recibían un castigo severo. "[Para] tener contento a un esclavo —escribió Bailey más adelante— es necesario que no piense. Es necesario oscurecer su visión moral y mental y, siempre que sea posible, aniquilar el poder de la razón".

Esta es la razón por la que los negreros deben controlar lo que oyen, ven y piensan los esclavos. Esta es la razón por la que la lectura y el pensamiento crítico son peligrosos, ciertamente subversivos, en una sociedad injusta».

El mundo y sus demonios (1997)
[Extracto del libro escrito por Carl Sagan]

Enlace permanente

PensadorCarlSagan


martes, 13 de octubre de 2009

La globalización debería estar regulada por políticas públicas globales

Imprescindible informe realizado por Greenpeace que pretende ofrecer una visión de conjunto de los impactos económicos, sociales y medioambientales de las empresas multinacionales españolas que operan en América Latina.

Este informe [...] quiere contribuir a dar a conocer en España el impacto de estas multinacionales en las zonas donde operan. Si las grandes empresas españolas quieren ser entidades social y ambientalmente responsables, deben poner fin a las prácticas abusivas en el exterior y ser más coherentes en su discurso de responsabilidad. No se está cuestionando desde estas páginas a las propias empresas, ni siquiera la cuestión general de la gestión empresarial, pero sí unos modelos de gestión que operan en la búsqueda exclusiva del máximo beneficio y sin tener en cuenta los impactos sociales y ambientales.

Material descubierto enPor un mundo diferente

(Hacer click sobre la imagen para leer el informe)

Los nuevos conquistadores
Los nuevos conquistadores (2009)
[Informe realizado por Greenpeace]

Enlace permanente


viernes, 9 de octubre de 2009

Hay ideales de belleza que pueden matar

Imprecionante anuncio publicitario que hace reflexionar sobre lo absurda que es la anorexia para quienes la padecen: tienen que engañar a sus seres queridos y, sobre todo, a si mismos, pudiéndoles costar esto sus propias vidas.


No mueras por una dieta
[Anuncio publicitario]

Enlace permanente


jueves, 8 de octubre de 2009

La educación convencional hace sumamente difícil el pensamiento independiente

La educación y el significado de la vida (1950)«Cuando se viaja alrededor del mundo, se observa hasta qué grado extraordinario la naturaleza humana es la misma, ya sea en India o en América, en Europa o Australia. Puede corroborarse este hecho especialmente en los colegios y universidades. Estamos produciendo, como por molde, un tipo de ser humano cuyo principal interés en la vida es encontrar seguridad, llegar a ser un personaje importante, o meramente divertirse con la mínima reflexión posible.

La educación convencional hace sumamente difícil el pensamiento independiente. La conformidad conduce a la mediocridad. Ser diferente del grupo o resistir el ambiente no es fácil, y a menudo es peligroso, mientras rindamos culto al éxito. La urgencia de alcanzar éxito en la vida, que es la recompensa que esperamos por nuestro trabajo, ya sea en lo material o en la llamada esfera espiritual, la búsqueda de seguridad interna o externa, el deseo de conformidad, todo este proceso ahoga el descontento, pone fin a la espontaneidad y engendra el temor, y el temor obstruye la inteligente comprensión de la vida. A medida que se envejece, la mente se embota y se insensibiliza el corazón.

En la búsqueda de bienestar y comodidad generalmente nos refugiamos en un rincón de la vida donde encontramos un mínimo de conflictos, y entonces tenemos miedo de salir de ese refugio. Este temor a la vida, este temor a la lucha y a las nuevas experiencias, mata en nosotros el espíritu de aventura. Toda la educación que hemos recibido nos hacer temer el ser diferentes a los demás o el pensar de distinta manera a la norma establecida por la sociedad, que aparentemente respeta la autoridad y la tradición.

Afortunadamente hay unos pocos que son sinceros; que están deseosos de examinar los problemas humanos sin prejuicios de ninguna clase; pero en la gran mayoría de nosotros no existe el espíritu de la conformidad ni el de la rebeldía. Cuando sin la actitud de comprensión cedemos a las circunstancias del ambiente, el espíritu de rebeldía que pudiéramos haber tenido desaparece y nuestras responsabilidades pronto le ponen fin.

La rebeldía es de dos clases: la violenta, que es una mera reacción, sin entendimiento, contra el orden establecido; y la rebeldía profundamente psicológica de la inteligencia. Hay muchos que se rebelan contra la ortodoxia establecida sólo para caer en otras ortodoxias, en otras ilusiones y en ocultas indulgencias para sí mismos. Lo que generalmente sucede es que nos separamos de un grupo o de un círculo de ideales y nos identificamos con otros grupos u otros ideales creando así una nueva norma de pensamiento contra la cual tendremos que rebelarnos más adelante. La reacción sólo produce oposición y la reforma necesita reformas ulteriores.

Pero hay una rebeldía inteligente que no es reacción y que viene del conocimiento propio, como consecuencia de la comprensión de nuestros pensamientos y sentimientos. Es sólo cuando nos enfrentamos con la experiencia tal como se presenta sin evitar perturbaciones, que mantenemos alerta nuestra inteligencia; y la inteligencia sumamente alerta es intuición, que es la única verdadera guía de la vida.

Ahora bien, ¿qué significa la vida? ¿Para que vivimos y luchamos? Si nos educamos simplemente para lograr honores, o alcanzar una buena posición, o ser más eficientes, poder dominar a los demás, entonces nuestras vidas estarán vacías y carecerán de profundidad. Si sólo nos educamos para ser científicos, eruditos aferrados a los libros, o especialistas apasionados por el conocimiento, entonces estaremos contribuyendo a la destrucción y a la miseria del mundo.

Aunque existe una más alta y más noble significación de la vida, ¿qué valor tiene la educación si no la descubrimos jamás? Podemos ser muy instruidos, pero si no tenemos una honda integración de pensamiento y sentimiento, nuestras vidas resultan incompletas, contradictorias y atormentadas por innumerables temores; y mientras la educación no cultive una visión integral de la vida, tiene muy poca significación.

En nuestra civilización actual hemos dividido la vida en tantos departamentos que la educación tiene muy poco significado, excepto cuando aprendemos una profesión o una técnica determinada. En vez de despertar la inteligencia integral del individuo, la educación lo estimula para que se ajuste a un molde, y por lo tanto, le impide la comprensión de sí mismo como un proceso total. Intentar resolver los muchos problemas de la vida en sus respectivos niveles, separados como están en varias categorías, indica una completa falta de comprensión.

El individuo se compone de diferentes entidades, pero el acentuar esas diferencias y el estimular el desarrollo de un tipo definido, lleva a muchas complejidades y contradicciones. La educación debe efectuar la integración de estas entidades separadas, porque sin integración la vida se convierte en una serie de conflictos y sufrimientos. ¿De qué vale que nos hagamos abogados, si perpetuamos los pleitos? ¿De que vale el conocimiento, si continuamos en la confusión? ¿De que valen las habilidades técnicas e industriales si las usamos para destruirnos? ¿Cuál es el valor de la existencia si nos ha de llevar a la violencia y a la completa desdicha? Aunque tengamos dinero o podamos ganarlo, aunque disfrutemos de nuestros placeres y tengamos nuestras organizaciones religiosas estamos en conflicto con nosotros mismos.

Debemos establecer la diferencia entre lo personal y lo individual. Lo personal es accidental; y entiendo por accidental las circunstancias de nacimiento, el ambiente en que nos hemos criado, con su nacionalismo, sus supersticiones, sus diferencias de clase y sus prejuicios. Lo personal o accidental es sólo momentáneo, aunque ese momento dure toda la vida. Y como los actuales sistemas educativos están basados en lo personal, accidental o momentáneo, tienen como resultado la perversión del pensamiento y la inculcación de temores para la propia defensa.

Todos nosotros hemos sido adiestrados por la educación y el ambiente para buscar el medro personal y la seguridad, y para luchar en beneficio propio. Aunque lo disimulemos con eufemismos, hemos sido educados para las varias profesiones dentro de un sistema basado en la explotación y el miedo adquisitivo. Tal adiestramiento tiene inevitablemente que traer confusión y miseria para nosotros y para el mundo, porque crea en cada individuo barreras psicológicas que lo separan y lo mantiene aislado de los demás.

La educación no es meramente asunto de adiestrar la mente. La instrucción contribuye a la eficiencia, pero no produce integración. Una mente educada de esta manera es la continuación del pasado, y no está en condiciones de descubrir lo nuevo. Es por eso que para averiguar en qué consiste la verdadera educación, tenemos que examinar la total significación de la vida.

Para la mayor parte de nosotros el significado de la vida como un todo no es de primordial importancia, y nuestra educación subraya los valores secundarios haciéndonos simples conocedores de alguna rama del saber. Aunque el saber y la eficiencia son necesarios, el recalcarlos demasiado sólo nos leva al conflicto y a la confusión.

Hay una eficacia inspirada por el amor, que va mucho más lejos y es mucho más grande que la eficacia inspirada por la ambición; y sin amor, que es lo que nos da una comprensión integral de la vida, la eficacia sólo engendra crueldad. ¿No es esto lo que está sucediendo actualmente en todas partes del mundo? Nuestra educación actual está acoplada a la industrialización y a la guerra, siendo su fin principal desarrollar la eficiencia, y nosotros nos encontramos atrapados en esta maquinaria de competencia despiadada y mutua destrucción. Si la educación nos ha de llevar a la guerra, si nos enseña a destruir o ser destruidos, ¿no ha fracasado totalmente?

Para lograr la verdadera educación, debemos evidentemente comprender el significado de la vida integral, y para ello tenemos que adquirir la capacidad de pensar con rectitud y fidelidad, más bien que seguir una línea de pensamiento. Un pensador consecuente es un apersona irreflexiva, porque se ajusta a una norma. Repite frases y piensa rutinariamente a lo largo de un surco. No podemos comprender la existencia de un modo abstracto o teórico. Comprender la vida es comprendernos a nosotros mismos y estos es conjuntamente el principio y el fin de la educación.

La educación no es la simple adquisición de conocimientos, ni coleccionar y correlacionar datos, sino ver la significación de la vida como un todo. Pero el todo no se puede entender desde un solo punto de vista, que es lo que intentan hacer los gobiernos, las religiones organizadas y los partidos autoritarios.

La función de la educación es crear seres humanos integrados, y por lo tanto, inteligentes. Podemos adquirir títulos y ser eficientes en el aspecto mecánico sin ser inteligentes. La inteligencia no es mera información; no se deriva de los libros ni consiste en la capacidad de reaccionar hábilmente en defensa propia o de hacer afirmaciones agresivas. Uno que no haya estudiado puede ser más inteligente que un erudito. Medimos la inteligencia en términos de títulos y exámenes y hemos desarrollado mentes astutas que esquivan los vitales problemas humanos. Inteligencia es la capacidad para percibir lo esencial, lo que “es” y educación es el proceso de despertar esta capacidad en nosotros mismos y en los demás.

La educación debe ayudarnos a descubrir valores permanentes para que no nos conformemos meramente con fórmulas y lemas. La educación nos debe ayudar a demoler las barreras sociales y nacionales en lugar de reforzarlas, porque éstas crean antagonismos entre los hombres. Desgraciadamente el actual sistema de educación nos torna en seres serviles, mecánicos y profundamente irreflexivos. Aunque nos despierta el intelecto, interiormente nos deja incompletos, ridículos, incapaces de crear.

Sin una comprensión integral de la vida, nuestros problemas individuales y colectivos crecen y se agudizan en todos sentidos. El objetivo de la educación no es sólo producir simples eruditos, técnicos y buscadores de empleos, sino hombres y mujeres integradas, libres de temor, porque sólo entre tales seres humanos puede haber paz duradera.

Es en la comprensión de nosotros mismos que el temor se desvanece. Si el individuo ha de luchar con la vida de momento a momento; si ha de hacer frente a sus complejidades, a sus miserias y repentinas exigencias, tiene que ser infinitamente flexible, y por lo tanto, estar libre de teorías y normas determinadas de pensamiento.

La educación no debe estimular al individuo a que se ajuste a la sociedad, ni a que se manifieste en armonía negativa con ella, sino que debe ayudarlo a descubrir los verdaderos valores que surgen como resultado de la investigación desapasionada y de la comprensión de sí mismo. Cuando no hay conocimiento propio, la auto expresión se convierte en autoafirmación, con todos sus conflictos ambiciosos y agresivos. La educación debe despertar en el individuo la capacidad para comprenderse a sí mismo, y no simplemente entregarse a la complacencia de la auto expresión.

¿De que sirve el instruirse si en le proceso de vivir nos estamos destruyendo? Ante la serie de guerras devastadoras que hemos sufrido una tras otra, tenemos que llegar a la conclusión obvia de que hay algo radicalmente erróneo en la educación de nuestros niños. Creo que la mayor parte de nosotros nos damos cuenta de ello, pero no sabemos como afrontar el problema.

Los sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente; se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial importancia, no el sistema; y mientras el individuo no comprenda el proceso total de su propia existencia, no hay sistema, sea de derecha o de izquierda, que pueda traer orden y paz al mundo».

Material descubierto enBrainsesudo

La educación y el significado de la vida (1950)
[Extracto del libro escrito por Jiddu Krishnamurti]

Enlace permanente
PensadorJidduKrishnamurti


miércoles, 7 de octubre de 2009

Dios debe considerarse como un producto de la cognición humana

Dios está en el cerebro (2008)«Más controversial aún es que si esta hipótesis genético/neurofisiológica es correcta, es decir, que si la especie humana está "programada" para creer en un mundo espiritual, esto sugeriría que Dios no existe como un ser que está en el más allá y que es independiente de nosotros, sino que realmente es el producto de una percepción heredada, la manifestación de una adaptación evolutiva que existe exclusivamente dentro del cerebro humano. De ser así, podemos concluir que no existe una realidad espiritual, un dios o dioses, un alma, ni una vida después de la muerte. Bajo esta perspectiva, estos conceptos espirituales sólo existen como manifestaciones del modo tan particular en que nuestra especie ha sido "programada" para percibir la realidad. Por lo tanto, la humanidad no puede considerarse como un producto de Dios, sino que al contrario, Dios debe considerarse como un producto de la cognición humana».

Dios está en el cerebro (2008)
[Extracto del libro escrito por Matthew Alper]

Enlace permanente

PensadorMatthewAlper


martes, 6 de octubre de 2009

Los seres humanos crean su realidad

Interesante capítulo de la serie de documentales Lo que aún no sabemos que muestra la particular visión del cosmólogo Martin Rees sobre el origen del Universo y que hace pensar desde otro punto de vista la existencia humana.

Nota del autor del blogPubliqué este documental porque hace pensar, pero, principalmente, porque me recordó el libro Los propios dioses (1972), de Isaac Asimov, uno de mis escritores favoritos. En este premiado libro, su autor profundiza, magistralmente, en el tema de los universos paralelos.

(Hacer click aquí para apreciar mejor el video)



¿Somos reales? (2004)
[Documental de Martin Rees]

Enlace permanente
PensadorMartinRees


lunes, 5 de octubre de 2009

Buscar el conocimiento es buscar la libertad

Demócrito"Prefiero entender un porqué que ser el rey de Persia".

Demócrito
[Frase célebre]

Enlace permanente

PensadorDemocrito


viernes, 2 de octubre de 2009

La existencia de la Tierra depende de las acciones del ser humano

La conexión cósmica (1973)«Quizás el comentario editorial más comprensible es el del Times de New York:

"...esa placa bañada en oro constituye para nosotros algo más que un reto. A pesar de la misteriosa maestría o poder de las leyes divinas que permiten al hombre lanzar sus artefactos hacia las estrellas, todavía nos sentimos totalmente incapaces para ordenar nuestros sistemas aquí, en la Tierra. Aun cuando tratamos de hallar una manera de asegurar que el Homo sapiens no liquide su planeta entre llamas nucleares, se alza un coro de voces que nos dice que el hombre puede suprimir su Tierra bien mediante el exceso de población, exigiendo demasiado a sus recursos naturales, o mediante ambas cosas.

Así, el artefacto lanzado al espacio es al mismo tiempo un guante de desafío lanzado a la Tierra: que la placa lleve en su tiempo el mensaje de que el hombre está todavía aquí, no que haya estado aquí".

El mensaje que llevaba a bordo el Pioneer 10 ha sido una auténtica diversión. Pero también ha sido algo más que eso. Es una especie de prueba cósmica Rorschach, en la cual muchas personas ven reflejadas sus esperanzas y temores, sus aspiraciones y derrotas, los más obscuros y los más luminosos aspectos del espíritu humano.

El envío de tal mensaje nos obliga a considerar cómo deseamos estar representados en una raciocinación cósmica. ¿Cuál es la imagen de la Humanidad que podríamos desear presentar a una civilización superior ubicada en cualquier punto de la Galaxia? La transmisión del mensaje del Pioneer 10 nos estimula a considerarnos a nosotros mismos desde una perspectiva cósmica.

En mi opinión, creo que el mayor significado de la placa del Pioneer 10 no es precisamente el hecho de enviar un mensaje al exterior, sino más bien el de que se trata de un mensaje enviado a nosotros mismos».

Placa de la Pioneer

La placa a bordo de la nave espacial Pioneer 10

La conexión cósmica (1973)
[Extracto del libro escrito por Carl Sagan]

Enlace permanente
PensadorCarlSagan


jueves, 1 de octubre de 2009

La vida no se negocia

Contundente anuncio publicitario que señala las terribles consecuencias que tiene la megaminería para los seres humanos e incita a reflexionar sobre la necedad que implica llevar a cabo negocios millonarios que benefician a muy pocas personas frente al nivel de daños ambientales, sociales y económicos que provocan.



El agua y la vida no se negocian
[Anuncio publicitario de Conciencia Solidaria]

Enlace permanente