miércoles, 17 de marzo de 2010

Hay que incentivar la curiosidad por aprender e investigar de los niños

Bayo"Durante mis últimas vacaciones llevé a mi pequeña hija de 2 años al Museo Interactivo Mirador (MIM). Esta organización, que invita a sus visitantes a vivir una experiencia singular con la ciencia, el arte y la tecnología, es, según yo, un lugar ideal para ella, sobre todo, para que pueda comenzar a conocer la mejor forma que tenemos en la actualidad los seres humanos de descubrir el mundo que nos rodea: la ciencia.

Estuvimos juntos, en el museo, casi todo el día y lo pasamos muy bien. Ella disfrutó mucho de las actividades, haciendo de cada una de ellas un juego. Estoy conciente que por su corta edad no entendió el sentido educativo de las actividades (por lo menos, directamente), sin embargo, creo indispensable seguir llevándola a este tipo de lugares, principalmente, porque así puedo contrarrestar en cierta medida las creencias religiosas que la sociedad ya le está comenzando a transmitir. Por ejemplo, familiares y conocidos ya comenzaron —¡a pesar de su corta edad!— a introducirla en la religión predominante.

Contra esto último poco puedo hacer. No puedo encerrar a mi hija para que nadie le hable ni tampoco puedo prohibirle a todo el mundo que no le hable de lo que a mi no me gusta, pero lo que si puedo hacer es incentivarle la curiosidad por aprender e investigar y a alentarla a mantener su pensamiento libre de las "verdades" que escuchará constantemente en su vida (en esas verdades también incluyo las mías) y a pensar por si misma. Por lo tanto, para ella siempre habrá la mejor voluntad de mi parte para llevarla a ese tipo de lugares (como el antes señalado); pero, ¿cómo determino esos lugares? Muy fácil: determinando con anterioridad si la van a tratar como si fuera parte de un rebaño o no. Si la van a tratar como si fuera parte de un rebaño, entontes la tendría que alejar de esos lugares, en cambio, si no la van a tratar así, la tendría que acercar.

La reflexión anterior me pone en varios aprietos, ya que entran en juego otros aspectos de la vida (no sólo los religiosos), siendo uno de los más importantes el que me va a costar mucho encontrarle colegio; sin embargo, debo hacerme la idea de buscar y, en lo posible, empezar a hacerlo desde ya. Quizá el colegio que tengo pensado para ella no exista, pero trataré de elegirle uno que sea lo más parecido a lo que tengo pensado. Me parece que, en general, los colegios, religiosos o laicos, caros o baratos, privados o públicos, tienden a alinear a sus alumnos, enseñándoles a no cuestionar lo que dice la autoridad o la tradición, pero quizá me sorprenda en mi búsqueda. Quizá me sorprenda tanto como cuando estaba recorriendo el MIM, específicamente el edificio de Aquarium Santiago, y encontré, en un sector no muy destacado (en el tercer piso) y en ese momento no muy accesible (las escaleras mecánicas no estaban funcionando), la siguiente instalación:

Museo Interactivo Mirador

Transcripción:

¿Por qué hay vida?

La vida se originó hace casi 3600 millones de años. Distintas moléculas orgánicas originaron las primeras partículas capaces de duplicarse. La radiación ultravioleta del Sol, relámpagos, volcanes e impactos de asteroides, fueron importantes fuentes de energía para crear moléculas biológicas más complejas. La lucha por sobrevivir dió paso a un proceso llamado evolución, gracias al cual los seres vivos se fueron tornando más y más complejos.

¿Sabías qué?

La teoría del Big-Bang pretende explicar el origen del universo a partir de una "gran explosión" que dió origen a la materia y por ende a nuestra galaxia.

No me sorprendió tanto el texto en si, que lo he leído muchísimas veces, lo que me sorprendió es que muy pocas veces había visto ese tipo de textos expuestos tan abiertamente al público. Porque en mi país tenemos ciencia, eso no lo critico, pero la percibo muy alejada de la gente, muy poco popular. Nos hacen falta divulgadores que hagan llegar los conocimientos científicos a la mayoría de las personas, y así, muchos podrían saber mejor (o saber, definitivamente), por ejemplo, cuál es la edad de la Tierra y cómo se llegó a concluir eso, qué son las estrellas y cómo podríamos llegar a ellas, qué es la evolución y por qué es un hecho, quién es Charles Darwin y en qué consiste su teoría, qué son los virus y por qué se dice que no están vivos o qué son los terremotos y cómo se producen. Por eso, para terminar con esa falta de divulgadores y que la presencia de estos motive luego a que se formen más divulgadores, creo necesario partir no siendo un obstáculo en la curiosidad propia de los niños o, por qué no, siendo un catalizador de ella".

Bayo

Enlace permanente

······Entradas relacionadas:


15 comentarios:

José Carlos Maguiña dijo...

.
Hola Bayo; felicitaciones por el Blog.

Estamos en el mismo camino (y espero que con el mismo objetivo) de hacer las cosas mejor que las que nos enseñaron.

Sobre "Incentivar..." y todo el rollo status quo hay mucho que desbrozar... y cambiar. Casi todo. Eso es de largo aliento.

Vayamos a una acción:

Ya no funciona EDUCAR.

Menos INSTRUIR, IMPONER, ENSEÑAR, etc. etc.

Podemos leer abundante info sobre los nuevos modos de aprender/convivir y tomar el pulso a la calle (y el hogar) sobre lo nefasto de la cuadrícula educativa.

Vayamos por otros rumbos; rescatemos prácticas ancestrales, sintamos con más sentido común, y hagamos caso a algun@s "rebeldes" como Judith Rich Harris http://home.att.net/~xchar/tna/ cuando dice: "Por qué los padres pueden influir muy poco en sus hijos" si esto es así; imagínate lo que NO pueden hacer/ser l@s maestr@s.

Pues; ¿Qué sugiero para incentivar la curiosidad por aprender e investigar de l@s niñ@s?

Sencillo: Dar el ejemplo.

Nada más; aunque tal vez con un bastante de Autodisciplina. Sí; disciplina para el que dá el ejemplo; pues ya l@s niñ@s son sabi@s (despiert@s, rápid@s, sensibles, inteligentes, mordaces, expert@s, etc.) y tratar de imponerles disciplina de soldado es el peor error que se pueda cometer.

Mi experiencia me lo muestra:

"Incentiva la curiosidad de tu niñ@ CON EL EJEMPLO Y AUTODISCIPLINA."

Y sea cual sea la escuela en que l@ matricules para que se eduque... no tendrás problemas más adelante.

Y serás un poco más feliz.

Un poco, nada más.

Un abrazo; Atte. JC.

José Carlos Maguiña.

Bayo dijo...

Hola José Carlos:

¡Muchas gracias! Me parece que tu comentario es un excelente complemento para mi artículo.

Por su puesto que ese "incentivar" es con el ejemplo. Mi curiosidad nunca me ha dejado tranquilo y no dejo de aprender e investigar cada día. Y eso mi hija lo ve. Sin embargo, ¿qué pasa con los hijos de personas que no tuvieron esa curiosidad o que sencillamente les fue suprimida? Yo creo que, según el sistema actual, para ellos deberían estar el colegio y los medios de comunicación para despertarles esa curiosidad.

Saludos.

Bayo

José Carlos Maguiña dijo...

Oh, mi estimado Bayo.

Mi respuesta podría abarcar hojas y hojas, libros y libros, cruzar mares y montañas, remontar corrientes y descender insondables (y olvidadas) formas de vivir/pensar.

Pero... prefiero ser simple:

Cuando comentas "... personas que no tuvieron esa curiosidad o que sencillamente les fue suprimida?" pienso que nada se ha perdido; aquella curiosidad es innata (si nó, no sería humano, ni ser vivo) Acudo por ayuda a Viktor Frankl y lo cito:

"Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento" Ante la peor educación, puedes rehacerte.

"La vida exige a todo individuo una contribución y depende del individuo descubrir en qué consiste." Tienes ese don supremo que ejercer: Descubrir.

"El ser humano se autorrealiza en la misma medida en que se compromete al cumplimiento del sentido de su vida." Siendo el mejor sentido el de vivir (qué redundante, pero espero que se entienda). Vivir significa ejercer el don de aprender, preguntar, curiosear, objetar, emprender, intentar, o sencillamente observar (por decisión propia); pero jamás "dejarse ser"


Y cuando comentas "...para ellos deberían estar el colegio y los medios de comunicación para despertarles esa curiosidad" ahí sí que no estoy de acuerdo.

Es todo un tratado que debemos desmenuzar (y con varios rebeldes a los que acudir y citar), tema que lo dejo como pendiente, no sin antes plantear dos preguntas:

Una, Si ambas (escuela y medios) fueron buenas en su génesis... ¿Qué hemos permitido que suceda para que se transformen en lo que ahora son? Si digo que en una forma de control estoy siendo benevolente Bayo.

Dos, ¿Podemos revertir esa realidad? o debemos intentar otras formas alternas? Una gran lección es la del fenómeno internet y específicamente Google. Mira lo que han hecho con los Colegios y los Medios.

Me agrada dialogar Bayo (cosa rara en blogs)

Un abrazo, JC.

Bayo dijo...

Hola José Carlos:

Totalmente de acuerdo.

¡Podríamos estar hablando días enteros!

Entiendo que los ideales, los sueños, las creencias y los sistemas "enturbian" la realidad, provocando sufrimientos y conflictos. Los colegios, los medios de comunicación, las iglesias y los gobiernos son expresiones de esa realidad y, por lo tanto, esperar que ellos nos liberen de los ideales, los sueños, las creencias y los sistemas es absurdo de mi parte. Cuando me libere de todo eso, simplemente, mi ejemplo servirá. Y podré ser un "maestro" para mis hijos.

Cuando escribo un artículo o publico uno externo, siempre trato de pensar en lo anterior. Pero me resulta muy difícil llevarlo a la práctica (lo que significa que aún no estoy completamente libre).

Saludos.

Bayo

José Carlos Maguiña dijo...

.
Exacto Bayo.

Nunca mejor dicho: "...simplemente, mi ejemplo servirá"

Aunque cueste, será el mejor.

Por los niñ@s que fuimos. JC.

PS: Aquí comparto contigo un poco de mí, http://www.bebesymas.com/ser-padres/el-mes-del-padre-historia-de-un-papa-maternal-1ra-parte

emejota dijo...

Bueno Bayo, has dado en la piedra filosofal de mi existencia. Nada a lo que no ha dicho Jose Carlos puedo alegar, más aún cuando vivimos en paises distintos. Si te sirve de algo te contaré mi experiencia y la de mis padres (dentro de su generación). Compartimos las mismas dudas en cuanto a la hora de elegir colegio, yo me eduqué en un Británico, allá por 1954 sin condicionamientos, aún viviendo en la dictadura franquista.
Me enseñaron respeto, mucha disciplina, y por supuesto el dominio de una lengua que en mi tiempo no era nada común. Ahora en la aldea global encontrar un colegio con mentalidad británica no se si será o no difícil. Para mis hijos también lo encontré y les fue igual de bien que a mi.
Al margen del tema escuela, según leo tu entrada entiendo tu problema y desde mi experiencia los hijos aprenden con ejemplo de sus padres. Resulta básico enseñarles a preguntar el por qué de todas las cosas, invitándoles a ello con el ejemplo, pues al principio son extremadamente miméticos, también al juego de buscar respuestas o a inventarlas, esto último es muy bueno pues les resulta divertido y su imaginación se ejercita.
Conviene corregir el desinterés si lo tuvieren, proponiendo juegos como los mencionados anteriormente. Esto seguramente solo te dure los primeros años, cuando cumpla los ocho años, si lo ha aprendido seguramente pueda seguir ella solita sobre ruedas, por supuesto siempre reforzada por su papa. Cuando sea incluso mayor conviene jugar a concursos mentales, dejandote perder de vez en cuando para que vaya cogiendo confianza. Si todo ello forma parte natural de la vida de la cria en la adolescencia, cuando mayor peligro corren, la semilla estará bien enraizada a la buena tierra y el arbolito lo suficientemente fuerte para no dejarse arrancar.
Como educadora natural más que madre de antaño y actual abuela te aseguro que el juego de las preguntas y las respuestas y los cuentos y las alternativas diversas a cualquier situación que se plantee funcionan. Un abrazo.

Bayo dijo...

Hola José Carlos:

Gracias por el link. ¡Somos una especie en extensión!

Hola emejota:

Acostumbrado a tus breves y sabios comentarios me sorprendiste con este último. Me gustó mucho. Sentí en él tu esencia y además escribes muy bien. Gracias por contarme un poco de ti y gracias por entregarnos tu sabiduría.

Saludos.

Bayo

Tay dijo...

"creo necesario partir no siendo un obstáculo en la curiosidad propia de los niños o, por qué no, siendo un catalizador de ella"

La conclusión final perfecta

Suerte con ese enorme proyecto!

Bayo dijo...

Hola Tay:

Muchas gracias por tus palabras.

La frase a la que te refieres se me ocurrió un minuto antes de publicar el artículo (el artículo lo había escrito ayer).

Saludos.

Bayo

Mar-o dijo...

La verdad esta es una entrada para degustarla aprendiendo, del articulo en sí, y por tan ricos comentarios...

Me limito en esta ocación en darte mis felicitaciones por el blog Bayo amigo.

Saludos cordiales.
Mar_o

Bayo dijo...

Hola:

Mar-o, muchas gracias.

Quería aprovechar esta oportunidad para mencionar un hecho que se relaciona con el tema y que siempre me ha asombrado. En el sector donde yo vivo, considerando más o menos tres cuadras a la redonda, hay por lo menos cuatro iglesias (he contado cuatro, pero quizá haya más). Al parecer, una es católica, dos son evangélicas y una es mormona. ¿No serán muchas?

Saludos.

Bayo

José Carlos Maguiña dijo...

.
Hola Bayo.

Encontré (hoy) este post de Jesús Zamora Bonilla, relacionado (algo) con el tema en cuestión: http://abordodelottoneurath.blogspot.com/2010/03/que-tienen-que-hacer-los-chicos-en-la.html

Tal vez estamos con la misma inquietud. Incluso aborda la Disciplina "sin disciplina". Puede ser un buen ejemplo.

Un abrazo. JC.

José Carlos Maguiña dijo...

.

Hola Bayo. Nada más para enlazar un comentario y similar temática sobre este post de la "...curiosidad de l@s niñ@s" http://abordodelottoneurath.blogspot.com/2010/03/que-tienen-que-hacer-los-chicos-en-la.html

Bayo dijo...

Hola:

Gracias por el link. Estoy de acuerdo contigo.

El libro más maravilloso que he leído con respeto a este tema (el de la educación) es La educación y el significado de la vida (1950), de Jiddu Krishnamurti. Si no lo has leído, aquí puedes encontrar algunos extractos.

Saludos.

Bayo

Koan dijo...

Me siento identificado contigo amigo, en lo personal Krishnamurti es para mi un guia en la vida(aunque se que el estuvo contra eso, aunque mas bien creo y coincido con lo que el expresaba)...
Y tambien me da gusto ver que eres un padre preocupado, yo tambien soy padre y hay veces que la responsabilidad tan tremenda que es educar (no mantenerlo,eso si cabe es mas facil) a un hijo me da miedo.
Creo que en nuestros hijos tenemos todos los que somos padres la oportunidad de en realidad crear un mundo mejor...es un gran honor y privilegio tener a nuestro cargo y cuidado a los seres mas hermosos.