lunes, 1 de marzo de 2010

Lo que produce la extrema pobreza no está bajo el control de la gente pobre

Peter Singer«¿Por qué la gente dona generosamente a las víctimas de terremotos, pero no impide la cifra mucho más importante de muertes ocasionadas por la extrema pobreza, la escasez de alimentos, el agua no potable, la falta de servicios sanitarios y la ausencia de atención médica básica?
[...]
Quizá la gente responda con mayor generosidad ante las víctimas de desastres naturales que ante quienes viven en extrema pobreza porque, después de un desastre natural, tendemos a no culpar a las víctimas. Parecemos aceptar que ser víctima de un terremoto, un maremoto o un huracán es pura mala suerte (a menos que, como sugirió el evangelista norteamericano Pat Robertson después del terremoto de Haití, nuestros ancestros hayan hecho un pacto con el demonio para liberarse del régimen colonial).

Sin embargo, mucha gente profesa creer que la pobreza es el resultado de no trabajar lo suficiente, o de tener demasiados hijos. Pero las circunstancias que producen la extrema pobreza, excepto en casos contados, no están bajo el control de esta gente pobre. Pueden estar, en cierta medida, bajo el control de los gobiernos, y sin duda el mal gobierno contribuye enormemente a la pobreza. Pero entonces, el mal gobierno también puede contribuir a la cantidad de víctimas provocada por un desastre natural».

Material descubierto enCarlos Capote

Haití y los límites de la generosidad (2010)
[Extracto del artículo escrito por Peter Singer]

Enlace permanente
PensadorPeterSinger

······Entradas relacionadas:


5 comentarios:

emejota dijo...

Uno de mis dilemas consiste precisamente en como resolver una ayuda vitalmente necesaria a corto plazo y al mismo tiempo organizar la infraestructura necesaria para el largo plazo. Ambos extremos son necesarios y vitales, aunque parece que el corto plazo siempre vence al largo. Y no voy a seguir razonando porque llegaría donde no deseo. Un saludo.

Minerva dijo...

Bayo
Que bueno que estás bien.
De acuerdo con tu razonamiento, lo mas lamentable es que se tiende a culpar a las víctimas y disculpar al que causa las desigualdades sociales (gobierno y los grupos de poder) que son los causantes de que en casos de desastres naturales sean los mas afectados.
Un saludo.

Angol Malalcahuello dijo...

Desde Chile un saludo a todos quienes lo están pasando muy mal por el terremoto y tsunami que afectó a parte del país.

Al tema: Una cosa es la solidaridad y cooperación que se da en forma casi instintiva entre los eres humanos cuando hay catástrofes o calamidades y otra es la caridad y la limosna que se promueve desde las iglesias, gobiernos y empresas privadas por medio de los medios de comunicación. La primera es espontánea y tiene que ver con el sentido de supervivencia de la especie. Cuando vemos a alguien ahogándose nos lanzamos al agua sin medir las consecuencias, sólo lo hacemos. Lo segundo es para lavar la imagen de los que producen la desigualdad: los empresarios, las figuras de la TV, las iglesias, etc. Que ayuden los gobiernos que nos quitan los impuestos para comprar armas y para ayudar a los que más tienen; que ayuden los empresarios que generan las diferencias y desigualdades.

Isabel dijo...

Pues está claro: porque a las víctimas de desastres naturales se as ayuda una vez y a las víctimas de la pobreza se las tendría que ayudar cada mes. A no ser que haya un modo de arreglar a largo plazo el problema de la pobreza, el comunismo no funciona.

Koan dijo...

Totalmente deacuerdo con el articulo,dice Eduardo Galeano:
Antiguamente la pobreza era hija de la injusticia, ahora la pobreza es hija de la flojera y la ineptitud del que la padece.