jueves, 27 de mayo de 2010

En el mundo al revés, la pobreza se justifica por la herencia genética

Patas arriba: La escuela del mundo al revés (1998)«Los subordinados deben obediencia eterna a sus superiores, como las mujeres deben obediencia a los hombres. Unos nacen para mandones, y otros nacen para mandados.

El racismo se justifica, como el machismo, por la herencia genética: los pobres no están jodidos por culpa de la historia, sino por obra de la biología. En la sangre llevan su destino y, para peor, los cromosomas de la inferioridad suelen mezclarse con las malas semillas del crimen. Cuando se acerca un pobre de piel oscura, el peligrosímetro enciende la luz roja; y suena la alarma».

Patas arriba: La escuela del mundo al revés (1998)
[Extracto del libro escrito por Eduardo Galeano]

Enlace permanente

PensadorEduardoGaleano

······Entradas relacionadas:


6 comentarios:

emejota dijo...

Interesante libro, lo buscaré. Un abrazo.

Angol Mamalcahuello dijo...

emejota: te lo recomiendo, lo leí hace 1 año y es extraordinario por su simpleza pero muy profundo a la vez, como es Galeano pues.

saludos

Piedra dijo...

Curioso, lo único que heredan los pobres, es la pobreza ;)

NdrX A.R dijo...

Se justifica erróneamente asi, espero sea este el sentido que le da Eduardo Galeano... y la intención del autor de este Blog.

Bayo dijo...

Hola NdrX A.R:

Por su puesto que si.

Saludos.

Bayo

Bayo dijo...

Hola:

Para que el título sea más claro en cuanto a lo que quiere decir el extracto, voy a agregarle "En el mundo al revés".

Saludos.

Bayo