jueves, 10 de junio de 2010

Las ideologías establecidas actuales están deteniendo el progreso

The Zeitgeist MovementRESPUESTA AL DERRAME DE PETROLEO EN EL GOLFO DE MEXICO.

En la costa del Golfo de México en los Estados Unidos la conmoción esta llegando a millones de ciudadanos americanos al comenzar a darse cuenta del verdadero tamaño del daño caudado por nuestro deseo de obsoletos y peligrosos combustibles fósiles, y nuestra perpetuación de una sociedad monetaria mundial anticuada, donde el objetivo al final siempre ha sido obtener ganancias a cualquier costo, ya sea humano o ambiental. Es tiempo para que una solución viable se haga cargo de un sistema diseñado para la autodestrucción.

Es con esa muy desafortunada introducción que nosotros, El Movimiento Zeitgeist, ahora debemos entrar a la conversación internacional para expresar la necesidad de un verdadero cambio. Esa palabra no es solo un slogan patriotero hecho por un grupo específico, sino por el deseo evidente del público de una transición significativa fuera del legado destructivo, del peso de nuestros errores pasados como una civilización que madura. Solo tenemos una Tierra; no hay botón de restablecer aquí.

Debemos escapar de nuestras ideologías establecidas que han detenido el progreso. Acabar con la dualidad política, estratificación económica y divisiones falsas es la clave para superar nuestro aparente cautiverio histórico que dice que el futuro que se nos fue prometido debe permanecer como un sueño elusivo. Debemos ahora repensar nuestra sociedad y ser mayores que esas partes de ella que sirven para paralizarnos.

Hasta el Viernes, 30 de Abril se había reportado por Noticias CBS (EEUU) que el derrame se había expandido hasta cubrir 2,100 millas cuadradas y aun estaba derramándose a un ritmo de 5,000 barriles (210,000 galones) por día. Al día de hoy, aun no se ha progresado en detener esta catástrofe. Esto no tenía que haber pasado. Sucedió porque continuamos usando una tecnología obsoleta por el bien de mantener un establecimiento lucrativo. Un establecimiento que perpetúa una vasta inequidad en los sueldos de sus empleados contra los de sus dueños, destruye frágiles y vitales ecosistemas, y contamina nuestro aire.

Es hora de un cambio real, no de promesas vacías. Ninguna cantidad de socialismo o ideología de libre mercado nos salvara de nosotros mismos, debe haber una re-escritura fundamental de lo que creemos que sabemos, para lograr una empresa humana sustentable.

Nuestra generación se ha parado y ha visto como nuestro planeta ha sido ultrajado y saqueado, y aun así no hacemos algo. Nuestra generación se ha parado y visto como nuestros gobiernos han rescatado a la misma gente que creo esta crisis económica, y aun así no hacemos algo. Nuestra generación se ha parado y visto como nuestros derechos han sido arrebatados de nosotros, y aun así no hacemos algo. Nuestra generación se ha parado y visto como se nos han dado los problemas de incontables generaciones anteriores, y nos preparamos para hacer lo mismo a la siguiente generación, y no hacemos algo.

Seamos la primera generación en dejar soluciones a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos. Pero no podemos hacerlo solos. Rompamos las barreras que hemos creado entre nosotros. Necesitamos que todos ustedes, cada uno, diga ya es suficiente en una sola voz. No como americanos o rusos, cristianos o musulmanes, sino como padres, madres, hermanos y hermanas. Destruyamos las líneas entre nosotros y trabajemos para crear un mundo donde nuestros hijos estén verdaderamente libres y seguros. Construyamos un mundo donde podamos decirle a nuestros hijos que pueden ser y hacer lo que sus corazones deseen, y saber muy en el fondo de nosotros que les decimos la verdad. Dejemos que nuestra generación sea quien lo haga.

Tenemos las herramientas, tenemos el conocimiento, tenemos la tecnología. Es hora de que hagamos la transición hacia un mundo, una economía, y un futuro que todos merecemos sin importar nuestra ubicación geográfica o disposición económica. Mientras dependamos de sistemas legados definidos en una mentalidad del siglo 19 todo lo que haremos es girar nuestras ruedas mientras un desfile de desastres económicos y ecológicos nos visita una y otra vez. Es tiempo ya de desconectar esta farsa porque como te darás cuenta, hay una mejor alternativa.

Nosotros, los representantes del Movimiento Zeitgeist, venimos contigo para que podamos trabajar juntos en hacer lo que debe hacerse. Cada hombre, mujer y niño tiene una voz, pero juntos podemos crear una voz tan ensordecedora que nadie tendrá más opción que escucharla. Pero se requiere de ti. Se requiere que pongas a un lado las nociones preconcebidas que te han enseñado acerca de “como son las cosas” como si fuera la única manera, porque ¡No lo es! Nuestra forma de pensar ya no nos va a mantener. Podemos permanecer en la casa de cartas que hemos construido y mirar como colapsa todo a nuestro alrededor, o podemos, a través de lo mejor que nuestra sociedad tiene para ofrecer, comenzar a construir una sociedad estable, madura y próspera para que el Derrame en la Costa del Golfo, el Exxon Valdez y muchos otros no sean mas que un penoso pie de nota en la historia.

La decisión es tuya.

Comunicado en video (inglés)


The Zeitgeist Movement
[Comunicado en respuesta al derrame de petróleo en el golfo de México (12 de Mayo de 2010)]

Enlace permanente

······Entradas relacionadas:


3 comentarios:

Carlos Chordá dijo...

¿El movimiento Zeitgest tiene algo que ver con el documental Zeitgest, plagado de toerías conspiranoicas?

emejota dijo...

Es evidente, cualquier persona medianamente responsable diría lo mismo. ¿Hasta qué punto puede un movimiento intervenir? Lo pregunto de buena fé, es que ignoro tanto y he visto tantos comportamientos errados que no quiero meter a todos en el mismo saco. Un abrazo.

Piedra dijo...

Carlos, ¿que es concretamente lo que encuentras absurdo del documental? en este artículo están en linea con lo expuesto allí.