viernes, 30 de julio de 2010

Cualquier cosa que puedas adquirir es otra cosa que acabarás perdiendo

Asfixia (2001)«La gente a la que se conoce detrás de puertas sin pasar el pestillo está cansada de hablar del tiempo. Está cansada de la seguridad. Es gente que ha remodelado demasiadas casas. Es gente bronceada que ha dejado de fumar, ha dejado el azúcar blanco y la sal, la grasa y la carne de ternera. Es gente que ha visto estudiar y trabajar a sus padres y abuelos durante toda su vida solamente para acabar perdiéndolo todo. Gastándolo todo solamente para acabar viviendo con una sonda de estómago. Olvidándose incluso de cómo masticar y tragar.

–Mi padre era médico –dice Tracy–. En el sitio donde está ahora ya no se acuerda ni de cómo se llama.

Estos hombres y mujeres sentados detrás de puertas sin cerrar saben que una casa más grande no es la respuesta. Ni tampoco un cambio de marido o de mujer ni más dinero ni una piel más tersa.

–Cualquier cosa que puedas adquirir –dice ella– es otra cosa que acabarás perdiendo.

La respuesta es que no hay respuesta.

En serio, este es un momento muy fuerte».

Asfixia (2001)
[Extracto del libro escrito por Chuck Palahniuk]

Enlace permanente

PensadorChuckPalahniuk

······Entradas relacionadas:


3 comentarios:

Angol Mamalcahuello dijo...

Si. Y mientras más objetos acumulas, de menos libertad gozas.

belijerez dijo...

Demasiado trastorno mental...lo esencial no está la vista de los ojos.


Salud para los pobres que los ricos pueden pagarsela.

Mandarina dijo...

un post excelente, y decir que la frase del título tiene mucho de verdad, lo dice una compradora compulsiva que se ha tenido que dar cuenta de lo que es comprar por comprar para luego ni utilizar lo que compras jejeje y gastar dinero inutilmente viendo como baja tu cuenta bancaria

total, que he pasado de comprar a no comprar nada casi o solo la comida y ropa por pura necesidad (una vez al año la ropa como mucho o una vez cada dos años porque se rompe de vieja mas que nada XDD)