viernes, 16 de julio de 2010

Eres esclavo de ti mismo

¡Escucha, pequeño hombrecito! (1945)«Por otra parte este libro no ha sido editado por casualidad ni por una utilidad comercial cuyo interés sea el económico, sino porque cada día es más patente como todo se desmorona porque falla el hombre. Hemos de ser muy conscientes que 40 años de estupidez, de olvido y de miseria, estaban destinados fundamentalmente a transformarnos en Pequeños Hombrecitos sumisos ante la autoridad, miedosos, imbéciles, retardados. Cierto es. Pero eso no nos justifica ni nos puede servir para pasarnos otros 40 años diciendo que somos una mierda por culpa del régimen anterior. ¡Pero si ahora que "han dado la libertad" lo primero que hemos hecho ha sido correr desesperadamente a las urnas para elegir a otro mentor! Continuamente delegamos las decisiones que conciernen a nuestro trabajo, a nuestro barrio, a la escuela de nuestros hijos, en manos de los politicastros, cuando sabemos que todo es una farsa, que nos utilizan, que buscan el poder y sólo para eso se acercan a nosotros para obtener nuestro voto ya que en realidad les importa bien poco que sigamos siendo una miseria humana.

¡Y tú, Pequeño Revolucionario crees que porque no votas, porque estás contra pactos, porque tus slogans son los más progres, eres el único portador de la verdad que "no tiene" jefes ni patronos. Sin embargo, eres más esclavo, si cabe, que aquellos a los que tanto criticas, porque eres esclavo de ti mismo, de tu abulia, no admites que nadie te diga lo que tienes que hacer, pero tu no haces nada ya que te propones grandes metas que luego eres incapaz de conseguir porque no te responsabilizas ni le das constancia a esas tareas que tú, y sólo tú te propones. Dices querer cambiar la sociedad y sin embargo no quieres cambiar ni un ápice tu propia existencia».

¡Escucha, pequeño hombrecito! (1945)
[Extracto del libro escrito por Wilhelm Reich]

Enlace permanente

PensadorWilhelmReich

······Entradas relacionadas:


3 comentarios:

emejota dijo...

Es difícil vivir con la contradicción que nos imbuyen, por un lado resultamos seres únicos e importantes y por otro no ser otra cosa, a la hora de la verdad, que carne de cañón. Resulta duro vivir con esa contradicción.Un abrazo.

KrizalidX1 dijo...

genial el texto, creo que para mas de uno es una pedrada xD

salu2

José Carlos Maguiña M. dijo...

.
O la maldición del ego.

"Las formas en que la gente piensa acerca de sí misma y se "habla" a sí misma en su propia mente crean una gran cantidad de sufrimiento innecesario y de infelicidad..." imperdible :)

Leído aquí http://ilevolucionista.blogspot.com/2010/07/la-maldicion-del-yo-entrevista-mark-r.html