miércoles, 24 de febrero de 2010

El dinero es una ilusión

Genial cortometraje del guionista, publicista y director de cine español, Rodrigo Cortés, que expone, entre otras cosas, que en la actualidad se sobrevalora el dinero (transformándolo en un fin) y que la felicidad basada en el dinero es efímera. Este cortometraje ha recibido tantos galardones nacionales e internacionales, que se ha convertido en el cortometraje más premiado de la historia del cine español.



15 días (2001)
[Cortometraje de Rodrigo Cortés]

Enlace permanente

PensadorRodrigoCortes


lunes, 22 de febrero de 2010

Hay quienes lanzan las más fantásticas afirmaciones sin evidencia alguna

Felipe Veloso«En los comentarios a mi columna anterior 'El planeta de los simios' un lector criticó lo asertivo de mis escritos, o en sus palabras, mi seguridad casi axiomática. Como ejemplo, citó cuando escribí "los humanos modernos aparecimos en África hace unos 200 mil años". El reproche es atendible: en Ciencia no hay verdades sagradas ni finales de manera que, fiel a ese espíritu, debí haber escrito "los humanos modernos habríamos aparecido en África hace unos 200 mil años".

Mi crítico no deja de tener razón. En la literatura científica se acostumbra usar tiempos verbales sin condicional para describir resultados de experimentos y observaciones: 'se observó', 'se midió', 'se obtuvo', etcétera. Por otro lado, en la sección de conclusiones es común ver tiempos en condicional: 'el gen A estaría involucrado en la vía Y'. Sin perjuicio de eso, también se usan tiempos sin condicional si la evidencia apoyando la afirmación es contundente: 'gen A regula la expresión de gen B'. Asimismo, se usa comúnmente términos que asumen como hechos cierto conocimiento previo. En biología por ejemplo, se usa el término filogenia (representación de la relación evolutiva entre genes u organismos) y tal uso significa que la Teoría de la Evolución es aceptada como correcta más allá de toda duda razonable.

El problema con el lenguaje no está en la comunidad científica sino en el ámbito público, donde hay quienes lanzan las más fantásticas afirmaciones sin evidencia alguna y sin usar el condicional siquiera. ¿Ha escuchado usted a un sacerdote decir que la madre de Jesús de Nazaret habría levitado hacia las alturas, a un rabino decir que su pueblo sería el elegido por el Creador del Universo, a un pastor decir que hace pocos miles de años habría llovido durante 40 días y 40 noches para cubrir de agua la Tierra completamente, o a un mulá decir que Mahoma habría viajado en un caballo volador entre Meca y Jerusalén?

Por extraño que parezca, en la esfera pública no es infrecuente observar que mientras más seguridad se muestra, menos evidencia se exige. Pero cuando se trata de descripciones científicas aceptadas (apoyadas por evidencia sólida), algunos piden ser cuidadosos con el lenguaje y usar el condicional para no parecer 'dogmático'. De modo que para efectos de divulgación, resolví hace mucho tiempo no usar condicional cuando lo que se afirma está respaldado por evidencia científica sólida sin perjuicio de, como siempre lo hago, aclarar que en Ciencia todo es revisable. El lector de marras preguntó qué pasaría si se encontrara un fósil que refutase la hipótesis de que nuestra especie salió de África. Pues bien, el famoso hallazgo hipotético de un fósil conejo en un estrato del Precámbrico llevaría a revisar o desechar, no sólo la descripción de la evolución humana reciente, sino la Teoría Evolutiva completa. Pero no por eso en Ciencia se deja de considerar la Evolución, en términos coloquiales, como un hecho».

Material descubierto enFacebook de Tercera Cultura

Tres dilemas en la divulgación científica (2010)
[Extracto del artículo escrito por Felipe Veloso]

Enlace permanente
PensadorFelipeVeloso


domingo, 21 de febrero de 2010

Seguir una autoridad es la negación de la inteligencia

La educación y el significado de la vida (1950)«Uno de los resultados del miedo es la aceptación de la autoridad en los asuntos humanos. Creamos autoridad con nuestro deseo de verdad, de seguridad, de comodidad, de evitar conflictos y confusiones conscientes; pero nada que sea un resultado del miedo puede ayudarnos a entender nuestros problemas, aunque el miedo asuma apariencia de respeto y sumisión a los llamados sabios. Los sabios no hacen uso de la autoridad, y los que tienen autoridad no son sabios. El miedo en cualquier forma impide que nos entendamos nosotros mismos y nuestras relaciones con las cosas.

Seguir una autoridad es la negación de la inteligencia. Aceptar la autoridad es someternos al dominio, subyugarnos a un individuo, a un grupo o a una ideología, ya sea religiosa o política; y este sometimiento de uno mismo a la autoridad es la negación, no sólo de la inteligencia, sino también de la libertad individual. La sumisión a un credo o a un sistema de ideas es una reacción de protección propia. La aceptación de una autoridad puede ayudarnos temporalmente a disimular nuestras dificultades y problemas; pero el evadir un problema sólo sirve para intensificarlo, y en ese proceso la auto comprensión y la libertad se abandonan.

¿Cómo puede haber transacción entre la libertad y la aceptación de la autoridad? Si hay transacción, entonces los que dicen que buscan su propio conocimiento y libertad no son sinceros en su esfuerzo. Parece que pensamos que la libertad es el fin último, una meta, y que para llegar a ser libres primero debemos someternos a varias formas de supresión e intimidación. Esperamos alcanzar la libertad por medio de la sumisión; pero, ¿no son los medios tan importantes como el fin? ¿no son los medios los que determinan el fin?»

La educación y el significado de la vida (1950)
[Extracto del libro escrito por Jiddu Krishnamurti]

Enlace permanente

PensadorJidduKrishnamurti


miércoles, 17 de febrero de 2010

Encuesta: ¿Qué libro sería quemado hoy con seguridad?

Señala el nombre de un libro que hayas leído y que consideres que sería mandado a quemar con seguridad por una Inquisición moderna (ficción). ¿Por qué lo señalas?

Señalar aquí el libro

Enlace permanente


martes, 16 de febrero de 2010

No deberían otorgar el Premio Nobel de la Paz sobre la base de promesas hechas

Howard ZinnMe apabulló saber que a Barack Obama le dieron el Premio Nobel de la Paz. Es un golpe, realmente, pensar que a un presidente que lleva adelante dos guerras se le otorgará el Premio Nobel. Hasta que recordé que Woodrow Wilson, Theodore Roosevelt y Henry Kissinger recibieron, todos, premios Nobel de la Paz. El comité del Nobel es famoso por sus apreciaciones superficiales, porque les ganan la retórica y los gestos vacíos y por ignorar las flagrantes violaciones a la paz mundial.

Sí, Wilson se llevó el crédito por la Liga de las Naciones –ese ineficaz organismo que nunca hizo nada por evitar la guerra. Pero él bombardeó la costa mexicana, envió tropas a ocupar Haití y República Dominicana y metió a Estados Unidos al matadero que fue Europa en la Primera Guerra Mundial, con toda seguridad una de las más estúpidas y mortíferas guerras de la lista.

Y claro, Theodore Roosevelt gestionó una paz entre Japón y Rusia. Pero fue un amante de la guerra: participó en la conquista estadounidense de Cuba haciendo creer que la liberaba de España mientras le apretaba las cadenas estadounidenses a esa pequeña isla. Y como presidente encabezó la sangrienta guerra para subyugar a los filipinos, al punto de felicitar al general estadunidense que justo acababa de masacrar a 600 pobladores indefensos. El comité no le dio el Premio Nobel a Mark Twain, quien denunció a Roosevelt y criticó la guerra, ni a William James, líder de la liga antimperialista.

Ah, sí. Al comité le pareció bien otorgarle el premio de la paz a Henry Kissinger, porque firmó el acuerdo final que terminó la guerra en Vietnam, de la cual fue él uno de los arquitectos. Kissinger, que obsequioso le siguió la línea a la expansión de la guerra que Richard Nixon promovió, con los bombardeos a las comunidades campesinas de Vietnam, Laos y Camboya. Kissinger, que encarna con mucha precisión la definición de lo que es una guerra criminal, a ése le dan el Premio Nobel de la Paz.

No deberían otorgar el premio de la paz sobre la base de las promesas hechas –como ocurre con Obama, un elocuente fabricante de promesas– sino sobre la base de logros reales encaminados a ponerle fin a una guerra, y Obama continúa con acciones militares letales e inhumanas en Irak, Afganistán y Pakistán.

El comité del Nobel de la Paz debería retirarse tras entregarle sus enorme fondos a alguna organización internacional de la paz que no se apantalle con el estrellato y la retórica, y que tenga algún entendimiento de la historia.

Nota del autor del blog¡Y a Gandhi nunca le dieron el Premio Nobel de la Paz! ¿Habrá sido porque se oponía al "orden establecido" que había en su país (impuesto por el Imperio Británico)?

La guerra y los premios Nobel de la Paz
[Columna de Howard Zinn, publicada en el sitio web El mundo no puede esperar]

Enlace permanente
PensadorHowardZinn


lunes, 15 de febrero de 2010

La gente trata de concebir a su dios en su propio concepto

Interesante reflexión del diseñador industrial futurista, Jacque Fresco, que expone graficamente porqué la creencia en un dios no garantiza la moralidad absoluta.

(Hacer click aquí para apreciar mejor los subtítulos del video)



Jacque Fresco
[Reflexión extraída de una entrevista]

Enlace permanente

PensadorJacqueFresco


sábado, 13 de febrero de 2010

La evolución no era un proceso programado para producir al ser humano

Una breve historia de casi todo (2003)«"Una de las ideas que más les cuesta aceptar a los seres humanos -dice Jay Gould- es que no seamos la culminación de algo. No hay nada inevitable en el hecho de que estemos aquí. Es parte de nuestra vanidad como humanos que tendamos a concebir la evolución como un proceso que estaba, en realidad, programado para producirnos. Hasta los antropólogos tendían a pensar así hasta la década de 1970." De hecho, en una fecha tan reciente como 1991, C. Loring Brace se aferraba tozudamente en el texto divulgativo Los estadios de la evolución humana a la concepción lineal, aceptando sólo un callejón sin salida evolutivo, los australopitecinos robustos. Todo lo demás constituía una progresión en línea recta, en la que cada especie de homínido iba portando el testigo de la evolución un trecho y se lo pasaba luego a un corredor más joven y fresco. Ahora, sin embargo, parece seguro que muchas de esas primeras formas siguieron senderos laterales que no llevaban a ningún sitio».

Una breve historia de casi todo (2003)
[Extracto del libro escrito por Bill Bryson]

Enlace permanente

PensadorBillBryson


viernes, 5 de febrero de 2010

La ciencia representa la fuente de información más precisa y confiable que hay

Dios está en el cerebro (2008)«Pero si la ciencia está basada en simples probabilidades (y no en certezas), ¿por qué deberíamos depositar tanta fe en ella? ¿Por qué asumir la ciencia con tanta convicción? El motivo es que aunque el conjunto de las ciencias puede basarse en probabilidades, representa la fuente de información más precisa y confiable que nos haya ofrecido hasta ahora método, sistema, o paradigma alguno. Aunque un meteorólogo puede hacer un pronóstico del tiempo errado en algunas ocasiones, ¿con qué frecuencia recurrimos a un sacerdote, chamán o adivino para saber qué clima hará mañana? Aunque el método científico puede basarse en simples probabilidades y ser por lo tanto imperfecto, ha demostrado ser, una y otra vez, la fuente de información más confiable y precisa que tenemos».

Nota del autor del blogPubliqué especialmente hoy este extracto para presentarles el blog científico DocuCiencia y validar mi participación en su Concurso DocuCiencia 1er Aniversario (uno de los requisitos para participar es hacer una entrada que mencione el blog y el concurso). Los ganadores de este concurso recibirán material audiovisual (documentales y programas) y escrito (revistas y libros) sobre temas tan interesantes como el medio ambiente, la evolución, el escepticismo y la astronomía. DocuCiencia, aparte de haber confeccionado un concurso tan destacable, merece ser visto y difundido, sobre todo porque recopila los mejores documentales científicos que hay... y si la ciencia, que como dice Matthew Alper representa la fuente de información más precisa y confiable que nos haya ofrecido hasta ahora método, sistema, o paradigma alguno, es presentada a través de un medio tan atractivo como el documental, existen altas posibilidades de entenderla, de pasar gratísimos momentos y de obtener información indispensable para desenvolverse mucho mejor en la vida.

Dios está en el cerebro (2008)
[Extracto del libro escrito por Matthew Alper]

Enlace permanente
PensadorMatthewAlper


jueves, 4 de febrero de 2010

Las creencias irracionales puede hacer que las personas cometan atrocidades

Ante el dolor de los demás (2003)«Un ejemplo: el hallazgo de un acervo de fotografías de víctimas negras linchadas en pequeños pueblos en Estados Unidos entre los decenios de 1890 y 1930, las cuales ofrecieron una vivencia demoledora y reveladora a los miles que las vieron en una galería de Nueva York en el 2000. Las fotos de los linchamientos nos hablan de la perversidad humana. De la inhumanidad. Nos obligan a pensar sobre el alcance del mal que desata el racismo en particular. La desvergüenza de fotografiarlo es intrínseca a la perpetración de este mal. Las fotos se hicieron en calidad de recuerdos y algunas fueron convertidas en postales; más de unas cuantas muestran a espectadores sonrientes, probos ciudadanos y cristianos fieles como sin duda era el caso de la mayoría, los cuales posan ante una cámara con el fondo de un cuerpo desnudo, carbonizado y mutilado colgado de un árbol. La exhibición de estas fotos nos convierte en espectadores también.

¿Cuál es el objeto de exponerlas? ¿Concitar la indignación? ¿Hacernos sentir «mal»; es decir, repugnancia y tristeza? ¿Para consolarnos en la aflicción? ¿Ver semejantes fotos es realmente necesario, dado que estos horrores yacen en un pasado lo bastante remoto como para ser inalcanzables al castigo? ¿Somos mejores porque miramos estas imágenes? ¿En realidad nos instruyen en algo? ¿No se trata más bien de que sólo confirman lo que ya sabemos (o queremos saber)?

Todas estas preguntas se plantearon en el periodo de la exposición y después, cuando se publicó Without Sanctuary [Sin santuario], un libro con las fotografías. Algunas personas, se afirmó, pueden poner en duda la necesidad de semejante despliegue fotográfico horripilante, para que no se transija con los apetitos de los voyeurs y se perpetúen las imágenes de la persecución negra; o simplemente para que no se embote la mente. Sin embargo, se argüía, queda la obligación de "examinar" —el más clínico "examinar" sustituye a "mirar"— las fotos. Se argumentó además que someternos a la penosa experiencia debería ayudarnos a entender que aquellas atrocidades no eran las acciones de "bárbaros" sino el reflejo de un conjunto de creencias, el racismo, las cuales, al definir a un pueblo como menos humano que otro, legitiman la tortura y el asesinato. Pero quizá sí fueron bárbaros. Quizás así se nos aparecen los bárbaros. (Se parecen a todos los demás.)»

Nota del autor del blogSi quieren convertirse en "espectadores" de esta atrocidad que pocos estadounidenses quieren reivindicar ingresen al sitio web Without Sanctuary. Cuando digo que pocos estadounidenses quieren reivindicar me estoy basando en lo que dice Susan Sontag, en el mismo libro: «Pero ¿por qué aún no existe, en la capital de la nación, que es una ciudad de abrumadora mayoría afroamericana, un Museo de la Historia de la Esclavitud? En efecto, no hay un Museo de la Historia de la Esclavitud —toda la historia, desde el comercio de esclavos en la propia África— en ningún sitio de Estados Unidos. Al parecer es un recuerdo cuya activación y creación son demasiado peligrosas para la estabilidad social».

Ante el dolor de los demás (2003)
[Extracto del libro escrito por Susan Sontag]

Enlace permanente
PensadorSusanSontag


miércoles, 3 de febrero de 2010

La publicidad manda a comprar lo que no se necesita

Espléndido fragmento de la película Fight Club que incita a reflexionar sobre algunas de las consecuencias de la publicidad que promueve que la oferta determine la demanda: personas permanentemente inconformes con lo que tienen (lo que las hace volver a consumir).


La publicidad nos manda a comprar lo que no necesitamos
Cargado por PensadorBayo. - Más video blogs y vloggers.

Fight Club (1999)
[Fragmento de la película]

Enlace permanente


martes, 2 de febrero de 2010

Las religiones viven de la angustia y del miedo

Michel Onfray«Usted afirma que no fue el orfanato lo que lo convenció de que Dios no existe porque a los diez años ya lo sabía. Sin embargo, suele decir también que los adultos que creen en Dios se equivocan. ¿Qué tenía usted a los diez años que un adulto -incluso analfabeto- no tenga a los cuarenta? ¿No es un poco pretencioso de su parte?

No veo por qué debería ser pretencioso o qué es lo que yo tendría de más. Yo no hablo en esos términos. Son los suyos y es su propio juicio de valor. Para ser claro: creí en Dios mientras creía en el Papá Noel. A partir de cierta edad, todo eso me pareció irracional, sin sentido. Eso no quiere decir que fuera un superhombre o un genio precoz. Probablemente solo se trate de temperamento, de carácter inadaptado a las fábulas.

Usted escribe "los monoteísmos detestan la inteligencia". Pero entonces, ¿qué hacer con todos los genios de Occidente que practicaron alguna de las tres religiones del Libro?

Yo hablo de "monoteísmos" y no de "monoteístas". El monoteísmo es una ideología que, en sus principios, detesta que la gente piense o reflexione y prefiere que obedezca y que se someta a la Ley, a la palabra de Dios y a sus Mandamientos. Que hay monoteístas inteligentes, no esperé su pregunta para saberlo. Y tampoco he dudado de la inteligencia de ciertos monoteístas cuando son inteligentes.
[...]
En todo caso, tengo la impresión de que la desaparición de lo sagrado no es inminente. ¿Cree usted en una humanidad sin religión?

Siempre habrá religiones, porque las religiones viven de la angustia y del miedo de los hombres, y porque estamos lejos de haber terminado con los temores existenciales. El ateo está condenado a militar por una causa perdida. Pero poco importa que esté perdida, si es una causa justa. Lo irracional, lo irrazonable, la ilusión, las ficciones disponen de un futuro grandioso, pues el mundo liberal que se prepara en nuestro planeta odia la cultura, que hace retroceder a los mitos, entre ellos, la religión.

Usted escribe: "La autoridad me resulta insoportable; la dependencia, invivible. Las órdenes, invitaciones, pedidos, propuestas, consejos me paralizan" ¿Cómo hace para organizar su relación con los demás, sobre todo con sus allegados?

Desde los 17 años, (cuando dejé mi familia para vivir sin ayuda alguna) construí mi vida a fin de tener que obedecer -¡y mandar!- lo menos posible. No me pida detalles porque tendríamos que consagrar la entrevista a esta cuestión. Digamos que es necesario evitar el matrimonio y los hijos, los honores, la riqueza y las situaciones de poder. Soy soltero, sin hijos, me importan un bledo las condecoraciones, los puestos honoríficos en instituciones universitarias. Vivo muy bien con o sin dinero, porque el dinero nunca fue una obsesión en mi vida, no soy representante de esto ni de aquello. Trato de no deberle nada a nadie. Vivo de mi pluma, y mis lectores, comprando mis libros, hacen posible esta situación social magnífica, casi una vida de rey.
[...]
¿Está usted satisfecho de su vida? Quizás sea ridículo preguntarle a un filósofo si es feliz, pero...

-¡Pero yo soy absolutamente feliz! De lo contrario dejaría de escribir lo que escribo, de enseñar lo que enseño y de dar las conferencias que doy por el mundo. A menos que fuese un estafador. Y yo sé que en filosofía también existen los estafadores».

Michel Onfray
[Extracto de una entrevista del sitio web de nocicias La Nación (06 de Octubre de 2007)]

Enlace permanente

PensadorMichelOnfray


lunes, 1 de febrero de 2010

La modernidad permite consumir sin remordimiento y sin peligro

El consumo me consume (1998)«La construcción de nuestras sociedades latinoamericanas en código hedonista, como sociedades en que el disciplinamiento va acompañado del gozo, lo realiza constantemente la ideología neoliberal. Eso es lo que hace cuando habla de que somos sociedades modernas.

Para efectos de promoción de una cultura hedonista, el significado de esa representación es doble. Se trata de un discurso que nos dice, primero, que ya hemos realizado los esfuerzos necesarios para poder compensar el ascetismo del trabajo con los placeres del consumo. Segundo, que en esta sociedad moderna, la pobreza no es nuestra responsabilidad sino la de los pobres que no han sabido aprovechar las oportunidades. La modernidad nos permite consumir sin remordimiento y sin peligro, lo que es más importante. Los pobres tienen que entender que sin ricos no se necesitarían jardineros, ni se construirían edificios, ni se darían propinas a la salida de los restaurantes».

El consumo me consume (1998)
[Extracto del libro escrito por Tomás Moulian]

Enlace permanente

PensadorTomasMoulian