lunes, 5 de septiembre de 2011

La idea de dios es etérea, no se contrasta

Excelente reflexión del neurocientífico español Francisco Mora que habla acerca de que los seres humanos nunca podrán alcanzar el conocimiento de la idea de dios —porque no es una idea contrastada— y expone qué hace que algunas personas crean que si se puede alcanzar.

La fe es una apuesta en la vida. Verdad o no, es una apuesta y esa apuesta puede estar equivocada.


Francisco Mora: El Dios de cada uno por raulespert
Francisco Mora
[Reflexión extraída de una entrevista realizada en el programa Singulars, del servicio on line TV3alacarta del canal de televisión TV3]

Enlace permanente

PensadorFranciscoMora

······Entradas relacionadas:


5 comentarios:

alschopenhauer dijo...

Creo que no avanza mucho en alguna dirección este pensador:
*)Nadie ha visto un átomo, sentido u olfateado, ..., y !! hemos descubierto/fabricado mas de 100!! (no hablemos de electrones, protones, quarks,...) ¿Nó es una experiencia tampoco contrastable, entonces no es científicamente estudiable?
**)¿Cuál Dios, cual idea de Dios? Sabemos también que hay y ha habido cientos (de Dioses) a lo largo de nuestra historia. ¿Pero, que no basan las religiones su fé, certeza, idea de Dios en precisamente constatar su existencia o sus manifestaciones en los hechos mas simples cotidianos y en los mas grandes fenómenos que podemos contemplar dentro y fuera de nosotros?

Ser Filosofista dijo...

Excelente blog.

Una Buena Solución dijo...

Mi cordial saludos "SER PENSADOR". Felicitaciones por tus contribuciones desde la perspectiva filosófica entre muchos otros items. Vi el video, me pareció no trascendental el tipo que habla. No trascendental desde el pto de vista de la existencia. El filosofo del video, a nuestro modo de ver las cosas, está atrapado en sus ideas, sean de Dios u otro. Creo que Dios existe, al igual que el amor. Para la mente, la palabra dios no la puede controlar... por ende le quita valor, la deja aun lado. existe un miedo. Dios, el termino este está muy manoseado.. está claro eso. En fin, creo que el lenguaje que hay que comunicarse no es desde la mente, sino desde el corazón... es ese lenguaje el que mueve montañas y da las mejores soluciones en tu destino, en tu vida, en tu entorno. Un saludo estimado.

Te esperamos en nuestro blog

Alexander dijo...

Si dice que Dios no existe que me presente Pruevas de que Dios no existe, las palabras se quedan como son: palabras, los hechos son los que hablan por si mismo, que me presetne una prueba de que Dios NO existe, y yo le presentare 10 pruebas mas de que DIos SI existe! ;)

Bernardo D dijo...

Estimado Alexander, veo que tú claramente crees en Dios y, si tienes pruebas contundentes, realmente me gustaría analizarla.

Te aclaro, eso sí, nadie dice, categóricamente, que Dios no existe. Nadie puede probar una inexistencia.

Por ejemplo, si yo te digo que hay un dragón genuino en el patio de mi casa, ¿qué harías? Probablemente pedirías pruebas. Es una afirmación demasiado extraordinaria como para dejarla pasar. No es como decir "comí sushi en el almuerzo hoy".

Entonces yo te llevo a mi patio y no ves el dragón y me dices "no hay nada aquí", pero yo te respondo que es invisible. Lo tratas de tocar y yo te digo que es etéreo. Tratas de ver las llamas, pero yo te digo que son llamas invisibles a temperatura ambiente.

En términos prácticos e intelectuales, no hay ninguna forma de detectar que hay (o no hay) algo frente a ti más que aire. Pero si yo te digo "yo lo veo", puedes pensar que estoy loco. ¿Pero puedes probar que el dragón realmente no está ahí?

Se puede tratar de un fenómeno paranormal y muy extraño. Pero ante una afirmación de este tipo, lo que una persona normal hace es llamar a un siquiatra, ya que la respuesta más probable es que esté loco. Pero aunque las probabilidades le jueguen fuertemente en contra, eso no prueba que el dragón realmente no esté ahí, ¿me captas?

Bajo la misma lógica, podemos ver a Dios. Siempre que se hace una pregunta trascendental acerca de Dios como "¿por qué deja que haya tanta maldad en el mundo?"o "por qué no habla directamente con todos y termina con tanta interpretación de sus palabras?", siempre hay una explicación como libre albedrío o porque Dios quiere que sigamos nuestro propio camino o algo por el estilo. Nunca hay respuestas concretas o satisfactorias ni menos evidencias de cualquier tipo que lo avalen.

Por lo tanto, ante la falta total de evidencias, lo desconsideramos tal como al mencionado dragón hasta que sí hayan evidencias sólidas y concretas. Entréganos ese tipo de evidencias y estamos completamente abiertos a darte la razón. Pero ojo, que no sirve cualquier cosa como "yo estaba enfermo, recé y me sané" o "mi mamá lo vio en un sueño". Tiene que ser bastante más sólido que eso.

Si entregas este tipo de datos, cualquier ateo o escéptico honesto te reconocerá que tienes la razón y lo consideraremos. Sin embargo, hasta ese entonces, para nosotros, Dios sigue en la misma categoría que el mencionado dragón.