miércoles, 14 de marzo de 2012

La religión puede provocar un gran daño psicológico

El espejismo de Dios (2006)«Una vez, en el tiempo de preguntas tras una conferencia en Dublín, me preguntaron qué pensaba sobre los tan ampliamente publicitados casos de abuso sexual por parte de los sacerdotes de Irlanda. Respondí que, aunque sin duda era horrible el abuso sexual, el daño era probablemente menor que el daño psicológico a largo plazo infligido por educar en primer lugar al niño en la fe católica. Fue un comentario no premeditado hecho al calor del momento y mi sorpresa fue que ganó una ronda de aplausos entusiásticos de la audiencia irlandesa (lo cierto es que estaba compuesta por intelectuales de Dublín que probablemente no fueran representativos de su país en general). Pero más tarde me acordé del incidente cuando recibí una carta de una mujer americana de unos cuarenta años que había sido educada como católica romana. A la edad de siete años, me dijo, le habían ocurrido dos cosas desagradables. Sufrió abusos sexuales por parte del sacerdote de su parroquia en su coche. Y, sobre la misma fecha, un pequeño amigo suyo de la escuela, que murió trágicamente, fue al infierno porque era protestante. Así había sido enseñada a creer mi remitente por la entonces doctrina oficial de la Iglesia de sus padres. Su visión como adulta madura era que, de esos dos ejemplos de abuso infantil católico romano, uno físico y otro mental, el segundo era, de lejos, el peor. Escribió:

Ser acariciada por el sacerdote simplemente me dejó la impresión (desde la mentalidad de los siete años) de algo "asqueroso", mientras que el recuerdo de mi amigo yendo hacia el el infierno me dejó la impresión de un miedo frío e inconmensurable. Nunca perdí el sueño por el sacerdote, pero pasé muchas noches en blanco aterrorizada al pensar que la gente a la que yo quería pudiera ir al infierno. Me provocaba pesadillas.
Es verdad que el abuso sexual que sufrió en el coche del sacerdote fue relativamente suave comparado con, digamos, el dolor y el asco de un monaguillo sodomizado. Y se dice que, hoy en día, la Iglesia católica no hace tanto infierno como una vez hizo. Pero el ejemplo muestra que, cuando menos, es posible que el abuso psicológico de los niños supere al físico...»

El espejismo de Dios (2006)
[Extracto del libro escrito por Richard Dawkins]

Enlace permanente
PensadorRichardDawkins

······Entradas relacionadas:


4 comentarios:

draycam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
draycam dijo...

Es relativo, todos los niños (o en su defecto cualquier ser humano) no son iguales, unos pueden ser mas sensibles que otros. Pero en lo que si estamos de acuerdo es en que ambos son abusos y muy traumaticos.

Tino dijo...

Hola

Me llamo Thania y tengo que decir que me ha encantado su blog.Dejeme felicitarle, se nota que le gusta y apasiona redactar, se ve reflejado en la calidad de sus posts.

Por otro lado,me gustaría incluirlo en mi pagina web donde desearía mucho contar con su sitio.A cambio,agradecería mucho un pequeño link,o tambien un breve artículo hacia mi web la cual estoy intentando levantar poquito a poco y como usted sabrá es difícil pero se le coge mucho cariño a cada proyecto.¿Qué le parecería?.

Un beso! y Suerte con su Blog!
Thania Borja

Don_Mingo dijo...

Totalmente de acuerdo, no hay nada tan dañino para un niño como su abominable doctrina. Pasé los primeros años de mi educación en colegios religiosos; muchos años después sigo arrastrando miedos e inseguridades que me fueron sembradas a muy temprana edad.
Enhorabuena por tu blog